Jornadas de formación en perspectiva de género para la industria audiovisual

portada
El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha participado en las jornadas ‘La transversalidad de género en el audiovisual andaluz’, organizadas por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), en colaboración con la Universidad Internacional de Andalucía (Unia), las universidades de Sevilla y Málaga y la Asociación de Mujeres Andaluzas de Medios Audiovisuales (AAMMA) con el objetivo de ofrecer a la ciudadanía, y en especial al ámbito universitario y a profesionales de la industria audiovisual, una formación específica en género que contribuya a proyectar en sus producciones audiovisuales unos valores y roles igualitarios.

Las jornadas, que han contado con la participación de directoras de cine como Mabel Lozano y Oliva Acosta, entre otras, pretenden dar un impulso al sector y fomentar la participación de las mujeres profesionales, con el fin de reducir la brecha de género, impulsar las producciones audiovisuales realizadas por mujeres y promover la perspectiva de género en todo producto audiovisual andaluz.

La directora del IAM, Silvia Oñate, ha subrayado la importancia de iniciativas como ésta para fomentar el “potencial transformador” de la industria audiovisual, que representa “uno de los principales agentes de socialización”. En este sentido, ha recordado que la sociedad, y en especial la infancia y la juventud, consume animaciones, series, películas y otros productos audiovisuales con los que interioriza modas y modelos de comportamiento, por lo que ha destacado la “importancia” de que éstos transmitan roles igualitarios y sin violencia. Por ello, Oñate ha apostado por unos medios audiovisuales que sean “verdaderos vehículos transmisores de igualdad”, y ha insistido en la formación de las personas profesionales del sector como primer paso hacia dicho objetivo.

“Es necesario que el cine, la televisión y toda la industria del ocio deje a un lado la reproducción de estereotipos machistas y adopte un papel pedagógico y responsable con la sociedad del siglo XXI”, ha señalado Oñate, quien ha puesto como ejemplo de “buenas prácticas” las producciones audiovisuales de “muchas mujeres profesionales del sector”. Algunas de estas obras han sido proyectadas hoy en las jornadas, en las que se ha analizado, entre otros aspectos, el texto base para el anteproyecto de la Ley del Sector Audiovisual Andaluz y el Plan de Ordenación e Impulso al Sector Audiovisual (POISA), cuya elaboración ha contado con las aportaciones de AAMMA y el Instituto Andaluz de la Mujer.

Junto a ello, la directora del IAM ha recordado que el Instituto colabora con el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) en el impulso de iniciativas como ésta para promover la formación de las futuras personas profesionales de los medios de comunicación en materia de igualdad y prevención de la violencia de género. Asimismo, ambas instituciones trabajan de manera conjunta en velar por una publicidad igualitaria, a través de un convenio de colaboración que permite que el Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista informe de todas las quejas recibidas por publicidad sexista al CAA, que tiene capacidad sancionadora.

Oñate ha defendido también la importancia y la influencia de la publicidad y los medios de comunicación en la construcción de una imagen igualitaria de la mujer y en la creación de “una conciencia intolerante con el machismo, con los roles sexista y con la desigualdad de género”, y ha mostrado su satisfacción por la “creciente concienciación social” al respecto. Así, ha recordado que el Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista registra desde su creación, en 2003, un constante incremento del número de quejas ciudadanas por anuncios sexistas, hasta alcanzar el pasado año el mayor número de quejas, con un total de 627 denuncias, reflejo del “creciente nivel de sensibilización de la ciudadanía en valores igualitarios y en la no tolerancia hacia una imagen discriminatoria de la mujer”.

Según ha recordado Oñate, el Observatorio Andaluz de la Publicidad no Sexista es el instrumento del IAM para “generar una actitud crítica ante el sexismo en la publicidad y la comunicación”, así como para fomentar “un nuevo discurso publicitario basado en valores igualitarios, acordes con una sociedad cada vez más concienciada y comprometida con la igualdad”.

En este sentido, la directora ha señalado que la parte “más importante” del trabajo que realiza el observatorio, “más allá incluso de la vigilancia en sí”, es buscar el compromiso de las propias empresas, “el compromiso de corregir esas actuaciones que se han llevado a cabo y que no se vuelvan a producir”. Como consecuencia de las quejas interpuestas, el observatorio remite a todas las empresas responsables de los anuncios un requerimiento para eliminar el tratamiento sexista en próximas campañas publicitarias, solicitud que tiene como respuesta, en la mayor parte de los casos, un compromiso empresarial con la realización de próximas campañas libres de sexismo.

Propuestas del Colegio de Periodistas de Andalucía

La secretaria del CPPA, María José Gómez-Biedma, fue la representante del Colegio en estas jornadas, en las que subrayó que el fomento de la igualdad en los medios de comunicación es “un asunto capital” para la entidad colegial. “No podemos olvidar la especial significación y la trascendencia del sector como vehículo de información y de creación de opinión”, indicó Gómez-Biedma, que añadió que “somos garantes del artículo 20 de la Constitución Española, que recoge el derecho de todo ciudadanos a informar y recibir información. Y esa información tiene que incluir una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de mujeres y hombres”.

El Colegio de Periodistas de Andalucía entiende que la desigualdad continúa presente aún en la propia estructura de los medios, en sus puestos directivos, y considera importante que la igualdad se aprecie desde el interior, “si no, es complicado ponerlo luego en práctica a la hora de tratar el tema como profesionales en los medios”, puntualizó Gómez-Biedma.

La apuesta del CPPA se concreta en:

a) La incorporación de medidas colectivas de promoción de la igualdad en los convenios colectivos y distintas unidades de negociación de las empresas.

b) Que estos planes de igualdad se incluyan en aquellas empresas que estén obligadas legalmente, incorporándolos en la medida de lo posible a la negociación colectiva. Estos planes debe incidir especialmente en las discriminaciones funcionales y de ascensos dentro de las empresas, así como en las diferencias retributivas y de contratación. Estas recomendaciones y acuerdos específicos deben trascender el ámbito de las relaciones laborales.

c) También se pueden conseguir avances por la vía de la Responsabilidad Social Corporativa.

d) Crear comisiones u observatorios de género en el seno de los medios.

e) Implementar códigos de buenas prácticas en el tratamiento de la información desde la perspectiva de género con actividades formativas entre los profesionales de la comunicación para potenciarlos.

f) Es necesario crear un censo de expertas andaluzas que permita a los medios acudir a ellas cuando se demande una opinión, pero debe ser un censo ágil y operativo, ya que los periodistas van siempre contrarreloj.

g) La información deportiva se refiere casi en su totalidad a hombres y fútbol, porque su desarrollo, no lo olvidemos, está determinado por las altísimas inversiones publicitarias. Por ello, es necesario demandar a los medios que reserven espacios para el deporte alternativo y, dentro de él, al femenino, donde España compite al mayor nivel. Un ejemplo es el caso de nuestra campeona del mundo de bádminton.

h) En cuanto al refuerzo de estereotipos, creemos que el problema está también en las redacciones, sobre las que hay que intervenir en formación y exigencia de un trabajo profesional y adecuado a las necesidades de los ciudadanos. En este sentido, el Colegio puede implicarse generando documentos de trabajo y procesos de formación, en colaboración con el Instituto Andaluz de la Mujer y otras entidades que llevan años trabajando en este ámbito.

i) Es preciso que los llamamientos para acabar con la desigualdad se hagan extensibles a entidades públicas y privadas para que faciliten el ascenso de más mujeres a puestos de responsabilidad, y se conviertan, por tanto, en protagonistas y portavoces en sus distintos sectores de actividad.

j) También hay que fomentar el apoyo económico y técnico de medidas que permitan conciliar la vida laboral y familiar. Vemos necesario una campaña de divulgación y fomento del articulado tipo en esta materia para que sean incluidos en los procesos de negociación colectiva.

La secretaria del Colegio concluyó afirmando que “está claro que para sacar adelante estas propuestas es fundamental, por un lado, implicar a los directores/as de las empresas informativas y, por otro, apostar por la formación en perspectiva de género”, aspectos que consideró “cruciales y si no apostamos por ellos no conseguiremos nada, porque aunque las legislaciones avancen, después no se traduce en la realidad”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *