Menú de Categorías

Escrito el el 16/Ene/2017

Editorial: Recuperar la credibilidad

Gumersindo Lafuente en el Cuaderno de Comunicación Evoca, titulado “El futuro del periodismo” señala que, hoy en día, los medios han perdido el centro y no son los únicos emisores de información; y los grandes buscadores, las redes sociales y los blogs han ocupado parte de su espacio (2012), sin que, durante un tiempo, los medios tradicionales reaccionaran. Durante la época de bonanza económica todos querían seguir viviendo del cuento y después, con la crisis, la única opción ha sido recurrir al despido de muchos redactores.

La actual crisis de los medios y de la profesión, como señala Farias en el Informe Anual de la Profesión Periodística de 2011,“no comienza solo con la recesión (…), sino que ésta actúa como acelerador de algo que llevaba tiempo gestándose: la degradación del sistema informativo”, probablemente demasiado vinculado a los intereses políticos y empresariales de manera excesiva, cuyo efecto, es la dependencia de la información de intereses de las fuentes de financiación, públicas o privadas, sobre todo en un momento en el que la caída de los ingresos en publicidad ha mermado las cuentas de los medios.

Este panorama no es nuevo, Sánchez Tabernero (2008:25) ya explicó en el Informe Anual de la Profesión Periodística 2008 que “las empresas de comunicación siempre han vivido entre la euforia y la angustia”, alternando épocas de excelentes resultados económicos con periodos de recesión, tras los cuales suelen aparecer momentos de esperanza. La diferencia ahora es que la audiencia puede, y cuenta con mas herramientas para vigilar a la prensa. Y esto requiere que los medios y los profesionales se adapten también a la nueva situación para recuperar su espacio, que ya no es exactamente igual que el anterior, y puede ser más grande o más pequeño, según nos lo propongamos.

Los periodistas deben reivindicar su labor día a día. Las asociaciones de la prensa y colegios profesionales debemos denunciar más, y con voz más alta, las malas prácticas, las noticias falsas y velar por el cumplimiento de la ética profesional, algo que debe trabajarse mas también en las facultades de Comunicación, en un momento complicado, pero en el que los periodistas somos más necesarios que nunca, porque el periodismo desempeña un papel clave en cualquier democracia.

Francisco J. Paniagua Rojano

Vocal de innovación, formación y emprendimiento de la Demarcación Territorial  de Málaga del CPPA

 

Enviar Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *