La decana se reúne con Gómez de Celis y acuerdan establecer un protocolo sobre el tratamiento informativo de la inmigración

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha recibido hoy a la decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, Eva Navarrete, con el objetivo de dignificar el tratamiento informativo de la llegada de inmigrantes a las costas andaluzas y combinar el derecho a la intimidad y al honor con el derecho a la información de la ciudadanía.

Esta reunión se produce en el contexto generado a lo largo de estos meses de verano, durante los cuales los periodistas responsables de la cobertura informativa de la llegada de migrantes a las costas andaluzas habían trasladado al Colegio, a través de las demarcaciones territoriales, las dificultades con que se habían encontrado en determinadas zonas de arribo de embarcaciones. Esto motivó la solicitud de la reunión que se ha celebrado hoy y que tenía como objetivo principal trasladar esta situación y plantear la posibilidad de definir de manera conjunta un protocolo que permitiera conjugar los derechos de las personas migrantes con el derecho a la información y las necesarias labores periodísticas.

Durante el encuentro, Gómez de Celis le ha trasladado a la decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía que es “responsabilidad de la Delegación del Gobierno en Andalucía y de la Policía Nacional y de todas las entidades que se hacen cargo de la recepción y atención de los inmigrantes garantizar su dignidad e intimidad”, por lo que ha apostado por un tratamiento informativo digno y humano de estas personas que se juegan la vida buscando un futuro mejor.

En esta línea, el delegado ha especificado que el derecho a la intimidad y a la dignidad “muchas veces es solicitado” por los propios inmigrantes, “en caso de niños o mujeres que han sido violadas o están en redes de tratas de personas, que no quieren que su imagen se difunda”.

Por su parte, la decana ha expresado que “desde el Colegio se promueve un tratamiento informativo conforme a los códigos éticos y la deontología periodística”, tal y como se puso de manifiesto en las jornadas sobre “Inmigración y Medios de Comunicación” celebradas este mes de julio en Cádiz, ya ha puesto como ejemplos otros contextos como pueden ser la violencia de género o el tratamiento de los menores. 

Por todo ello, han acordado establecer un protocolo general de funcionamiento con la implicación de Autoridades Portuarias, Policía Nacional, Guardia Civil y Cruz Roja, para determinar, entre otras cuestiones, puntos de grabación en los puertos de llegada y entrevistas con las personas inmigrantes que deseen atender a los medios, con el objetivo de que se facilite contar la realidad humana y no sólo cuantitativa de la llegada de personas a las nuestras costas”.

Gómez de Celis ha pedido a los medios de comunicación que los inmigrantes tengan un tratamiento específico  de imágenes pixeladas como ocurre en el caso de los menores o víctimas de violencia de género, así como “comprensión y respeto por el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

En este sentido, y a modo de ejemplo, ha explicado que “no se puede permitir que, de forma generalizada, los periodistas accedan a los CATEs donde se han instalado comisarías de la Policía Nacional, ya que se trata de espacios privados y con dependencias policiales donde se tiene que garantizar la privacidad y la tutela policial efectiva”. No obstante, en aras de la máxima transparencia, los periodistas pueden acceder de forma general a todos los puntos de la zona de llegada y atención de inmigrantes salvando espacios como los CATEs  o lugares de residencia, donde se puede acceder “sin tomar imágenes y con el único objetivo de poder documentar la situación”. La decana por su parte ha insistido en la necesidad de que existan enlaces con la prensa, profesionales con titulación, que conozcan el trabajo de los periodistas y que sean también sensibles a la labor que desarrollan y  sus condiciones, con redacciones mermadas durante la época estival a las que se suelen incorporarse personal en prácticas; de ahí la necesidad de consensuar unas pautas en este protocolo que sean conocidas por todas las partes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *