El CPPA exige a Educación que se reconozca a los titulados en Periodismo y Comunicación Audiovisual como facultados para ejercer la docencia en Lengua Castellana y Literatura

La junta de gobierno del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía ha remitido escrito a la Dirección General del Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, solicitando que se reconozca a las personas licenciadas y/o graduadas en Periodismo (Licenciatura en Ciencias de la Información, Especialidad en Periodismo; Licenciatura en Ciencias de la Información, Especialidad en Comunicación Audiovisual; Grado en Periodismo o Grado en Comunicación Audiovisual o titulación equivalente) que cuenten además con el Máster o CAP correspondiente y las necesarias acreditaciones en idioma extranjero, como facultadas para ejercer la labor docente en las asignaturas de Lengua castellana y Literatura, y Técnicas y Procedimientos de Imagen y Sonido.

A la espera de respuesta, y teniendo en cuenta que el plazo termina el viernes, desde el Colegio ofrecemos a las personas interesadas o afectadas algunas recomendaciones de cara a la convocatoria: 

  • Presentar la solicitud y adjuntar, además de los títulos académicos correspondientes, acreditación de las asignaturas cursadas durante la carrera (para demostrar la relación de esta titulación con la lengua y literatura, en su caso).
  • Para dar a conocer de manera contundente nuestra posición, proponemos a todos los afectados que presenten un escrito en el mismo sentido que el del Colegio, de forma individual (ver modelo)

Estas iniciativas se adoptan ante la necesidad de obtener una respuesta adecuada a las demandas del colectivo al que representamos y porque, como el Colegio ya ha expresado con anterioridad y ha trasladado tanto a la Consejería de Educación como a la Alta Inspección Educativa y al propio Ministerio de Educación, consideramos que no sólo pueden vulnerarse los derechos de estos profesionales yendo contra la Directiva Europea sino que entendemos también que “la administración educativa debe ser coherente con aquello que defiende y, en el caso de la Consejería de Educación, respetar el compromiso de respaldo a la propuesta que el Colegio ha elevado al Ministerio no actuando contra el crierio acordado”. Además, “con los periodistas en las aulas se alcanzan también los objetivos de los itinerarios formativos y se enriquecen aquellos para los que el aprendizaje de la lengua es más relevante: la comunicación”.

Este miércoles por la tarde, la decana tiene prevista una reunión en nuestra sede con un grupo de colegiados/as afectados por esta situación. La hora está por determinar. Al termino de la reunión, informaremos sobre las conclusiones del encuentro. 

EL programa ´Imagen y Salud’ de la Consejería de Salud celebra sus segundas jornadas autonómicas

El CPPA se adhirió a este proyecto en 2015 con el objetivo de colaborar en las actuaciones orientadas a la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria y a la promoción de mensajes positivos para la ciudadanía sobre los patrones de belleza física y la alimentación saludable.

El proyecto ‘Imagen y Salud’ de la Consejería de Salud celebrará, el próximo 1o de noviembre, sus segundas jornadas autonómicas que tendrán lugar en el salón de actos del SACUS de la Universidad de Sevilla, sito en el pabellón de Uruguay.

En las jornadas participarán entre otros ponentes el inspector jefe del grupo de delitos tecnológicos, José Felix Romero, que hablará sobre las actuaciones realizadas por la Policía en conductas de riesgo a relación con la imagen desde las redes 2.0 o el catedrático y vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, Antonio Bautista que versará su intervención en el canon de belleza en la Historia del Arte.

El coordinador del proyecto ‘Imagen y Salud’, Manuel Flores, también aprovechará el encuentro para hacer balance sobre las actuaciones realizadas en 2017 y se hará entrega del premio al I Concurso de Relatos cortos Imagen y Salud.

Para participar en estas jornadas, hay que remitir un email al siguiente correo imagenysalud.csalud@juntadeandalucia.es indicando en el asunto II Jornadas autonómicas ‘Imagen y Salud’ y aportando tu nombre, apellidos, dni, número de teléfono y actividad profesional. La inscripción es gratuita hasta completar aforo.

 

 

 

 

Nuevo intento de expulsar a los periodistas de la docencia en bachillerato y secundaria, en Andalucía

Después de sortear con mucho esfuerzo las trabas que desde la administración se han puesto para que las personas licenciadas en Periodismo ejerzan como docentes de lengua y literatura en los centros concertados y privados andaluces, y tras el compromiso de la Junta de Andalucía de validar a aquellos profesores y profesoras que han venido impartiendo clases desde antes de 2015, estos profesionales vuelven a encontrar más obstáculos donde antes no existían. Y es que tras el reciente anuncio de la Consejería de Educación de la inminente convocatoria de bolsas extraordinarias de profesores para cubrir las vacantes y las sustituciones de aquellas especialidades en las que se han agotado las bolsa, el colectivo de periodistas vuelve a encontrarse las puertas cerradas esta vez en el sector público. A pesar de llevar, en algunos casos, años preparando las oposiciones para la especialidad de Lengua castellana y Literatura, a los opositores titulados en Periodismo se les imposibilita la opción de poder presentarse a dichas bolsas, esta vez amparándose en la Orden de 8 de junio de 2011 (BOJA de 16 de junio).

Con esto, la Junta pone en evidencia su compromiso adquirido a principios de año con estos profesionales en su demanda de modificación de la normativa estatal básica por la que se impedía la docencia en centros concertados y privados, pues es ahora la propia administración autonómica quien veta el acceso de estos licenciados y licenciadas a la docencia en centros públicos.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, seguimos las negociaciones con el Ministerio, –que se ha comprometido a tomar en cuenta nuestras consideraciones– para que modifique la normativa estatal, pero exigimos igualmente a la Junta de Andalucía que no vaya en contra de sus propios actos y reconozca la titulación para impartir clases de lengua y literatura, en consonancia con los principios que sus programaciones y propuestas formativas recogen. Y es que el Acuerdo de 24 de enero de 2017, del Consejo de Gobierno, por el que se aprueba el Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas en Andalucía Horizonte 2020, se realizan referencias expresas a la relación entre la prensa (el periodismo) y la escuela (“Las tecnologías de la información han tenido un claro impacto en la distribución de contenidos culturales e informativos. Respecto a estos últimos, la relación prensa y escuela se ha estrechado con la distribución digital. Las grandes corporaciones de medios informativos: CNN, Reuters, The New York Times, BBC han desarrollado plataformas para uso educativos que enlazan sus contenidos adaptados a los contenidos curriculares oficiales.”); incluso se recogen entre las “Líneas de actuación que atienden a la metodología aplicada por el profesorado y su formación” medidas como la realización de actividades formativas vinculadas a los distintos programas del ámbito lingüístico como, por ejemplo, el programa “ComunicAcción”, un programa del ámbito lingüístico que tiene como objetivo final la creación de un medio de comunicación social (radio, televisión, periódico, agencia de publicidad) y que promueve el uso de múltiples herramientas digitales; o la promoción de la creación de periódicos y revistas digitales realizadas por alumnado de Educación Secundaria y EEOOII.

Los objetivos de la enseñanza de la Lengua y la Literatura se pueden resumir en enseñar a hablar y escuchar, a escribir y leer. ¿Qué se lee?; ¿de qué se habla?; ¿cómo se escribe? Todas estas son acciones que coinciden básicamente con las Competencias Lingüísticas que señala el Marco común de Referencia europeo para la enseñanza de las lenguas: Comprensión oral, Expresión oral, Comprensión escrita, Expresión escrita y esta formación, en gran medida, es que la que los estudiantes de Periodismo reciben en sus años universitarios.

Pero más aún, el Colegio entiende que en aplicación de la Directiva 2005/36/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, los licenciados en Periodismo están facultados esta labor y deben por tanto ser reconocidos para la docencia de estas asignaturas.

El Colegio ha solicitado reunión inmediata con la Comisión de Educación del Parlamento para abordar esta preocupante situación, pues considera que además de perjudicar la formación de los escolares y estudiantes de Bachilleratos, se pueden vulnerar derechos de los propios profesionales y generando falsas expectativas a los estudiantes de Periodismo al ofrecerles un Máster que luego no les servirá para nada de cambiar la situación. Ya son muchos los afectados que tanto en Andalucía como en otras comunidades han contacto con el Colegio para sumar fuerzas y volver a la situación que se reconocía antes de 2010, siguiendo además las recomendaciones del Consejo Estatal Escolar, la opinión de todos los Colegios de Periodistas de España, la FAPE y las Facultades de Comunicación de las Universidades de Sevilla y Málaga.

 

Amplía esta información.

El Colegio de Periodistas de Andalucía reclama a la Junta que actúe ante los despidos en las cabeceras de Joly

El órgano colegial trasladará la situación a la Comisión de Seguimiento para la incorporación de cláusulas sociales y medioambientales en la contratación de la Junta de Andalucía para que revise los contratos de publicidad en relación a los medios que han despedido profesionales desde la aprobación del acuerdo de Consejo de Gobierno.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía expresa su más rotundo rechazo a los despidos planteados esta semana por el Grupo Joly y que afectarán a una veintena de personas en diversos puntos de la comunidad autónoma. Según la información que ha podido recabar la organización colegial, los últimos despidos afectan a empleados y empleadas de las provincias de Cádiz (Campo de Gibraltar) y Córdoba; en su mayoría periodistas pero también personal de las áreas comerciales, de administración y otras categorías profesionales. Este verano, la misma empresa ya anunció el despido de la plantilla de su rotativa en la provincia de Cádiz (más de una treintena de empleos directos). Los últimos que hemos conocido, no hacen sino sumar a los diversos despidos y reestructuraciones que viene aplicando el grupo en los últimos años.

Para el Colegio de Periodistas de Andalucía, está claro que esta empresa está “desmantelando sus cabeceras comarcales, sin atender a más criterios que engordar sus beneficios económicos”, aunque el caso que hoy nos ocupa no es el único. El goteo de despidos y de pérdida de derechos laborales en los medios de comunicación es incesante desde que comenzó la crisis económica. “Informamos sobre manifestaciones laborales a diario, mientras las nuestras no ocupan ni una línea en ningún periódico”. Por ese motivo, la organización profesional cree que ha llegado el momento de que las administraciones comiencen una “campaña de vigilancia” para “evitar que continúe la sangría de empleos en los medios de comunicación andaluces”.

“Existen cláusulas sociales que las empresas deben cumplir para mantener sus contratos con las administraciones públicas -continúa el CPPA-; hablamos de empresas que reciben ayudas y subvenciones, además de grandes cantidades económicas procedentes de ingresos publicitarios”. En 2017, la Consejería de Presidencia de la Junta Andalucía ha adjudicado dos contratos para “Planificación y compra de espacios publicitarios en prensa, radio y televisión, así como ejecución de los planes de medios para las acciones de comunicación” de esta Consejería, por valor de más de tres millones de euros (3.305.785,12 €) de los cuales, es probable, que parte se invierta en empresas del Grupo Joly u otras que durante este ejercicio hayan llevado a cabo despidos o reestructuraciones de plantilla. Por ello, reclama el Colegio, “las administraciones no pueden seguir indiferentes ante el despido de miles de personas” y recuerda el acuerdo del Consejo de Gobierno, de octubre de 2016, y que se resume en la “Guía para la inclusión de cláusulas sociales y medioambientales en la contratación de la Junta de Andalucía“.

En esta Guía, se hace referencia expresa a criterios destinados a garantizar la estabilidad laboral en los contrataciones de las empresas adjudicatarias de ayudas, subvenciones o contratos por parte de la Junta de Andalucía, al respeto a los derechos de los trabajadores o a que las empresas con plantilla superior a los 250 empleados cuenten con plan de igualdad. En marzo de este año, se ha constituido la Comisión de Seguimiento para la incorporación de cláusulas sociales y medioambientales en la contratación de la Junta de Andalucía y sus entes instrumentales.

El CPPA pondrá el asunto en conocimiento de esta Comisión para que “estén vigilantes con  estas situaciones de manera que se tomen las medidas más adecuadas y destinadas a garantizar una mayor estabilidad en el sector”  explica el Colegio de Periodistas. Al mismo tiempo, expresa su apoyo y solidaridad a todas las personas afectadas por estos despidos y expresa su disposición a los colegiados y colegiadas para apoyarles en cuanto precisen.

La Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar también se ha pronunciado en apoyo de los trabajadores afectados en el territorio, a  través de un comunicado.

La encrucijada del periodismo y el relato ilusionante del periodista Jon Sistiaga protagonizan la apertura del curso en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla

Ilusionante, dramática y conmovedora. Así ha sido la intervención del periodista Jon Sistiaga hoy en la apertura del nuevo curso académico de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. El periodista ha narrado a los estudiantes y al profesorado sus experiencias como reportero a través de una muy ilustrativa y gráfica presentación de su trayectoria profesional, donde el miedo y la empatía han sido palabras clave de un discurso motivador en el que no han faltado alusiones a los conflictos más destacados de la historia reciente, incluyendo el de Cataluña.

El acto de inauguración ha estado presidido por la vicerrectora de los Servicios Sociales y Comunitarios de la Universidad de Sevilla, Ana López, que ha estado acompañada por Manuel Garrido, secretario de la Facultad de Comunicación, Mar Ramírez, decana de la Facultad, y el profesor catedrático del mismo centro, Francisco Sierra, que ha sido el responsable de presentar al ponente. En sus intervenciones, los representantes universitarios han hecho referencia, un año más, a la difícil situación del Periodismo y a sus ya conocidos males, –precariedad, límites de la libertad de expresión, mercantilización de la información, Internet–, a la vez que se han referido a los recortes que afectan al desarrollo profesional de los investigadores y profesores universitarios y que acaban revirtiendo en la calidad de la docencia.

Por su parte, Sistiaga, licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco, ha centrado su discurso en la descripción de su propio trabajo que ha definido como más cercano al “periodismo romántico” que al reporterismo de guerra por el que es conocido. En su intervención, ha facilitado al auditorio las que considera herramientadas básicas para un periodista que trabaje en zonas de conflicto, como son la honestidad y la neutralidad junto a la ética o la propia supervivencia del profesional para poder contar la realidad de los más débiles o los testimonios de los personajes más controvertidos. También se ha referido a la curiosidad que ha de mover a los aspirantes que inician el curso o la habilidad que han de desarrollar, a través de la formación que van a adquirir en la Universidad. El miedo y la empatía se han convertido en el centro de una conferencia inaugural muy motivadora que seguro habrá despertado la vocación de los presentes.