Covadonga Porrúa encabeza la única candidatura a la directiva de la Demarcación de Almería

Covadonga Porrúa.

Covadonga Porrúa.

La Comisión Gestora de la Demarcación Territorial de Almería del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha proclamado la única candidatura presentada para las elecciones a la primera junta directiva colegial almeriense. Está encabezada por Covadonga Porrúa Rosa, presidenta de la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) y actual vocal de la junta directiva del CPPA. Los colegiados están convocados a las urnas el martes, 10 de junio de 2014, de 17 a 19 horas.

Los miembros de la gestora, José Juan Mullor, Sergio Bueno y Marisol Castillo, proclamaron la única candidatura presentada al proceso electoral y que integran:

Covadonga Porrúa Rosa, presidenta; José Manuel Román García y Blanca Aneas Pretel, vicepresidentes; Fernando Cuadrado Aznar, secretario general; María José López Díaz, tesorera; y María Jesús García Aguilar, Joaquín Tapia Escoz, Alfredo Casas López, Miguel Clement Martín, Marina López Fernández y Consuelo Rodríguez Martínez, como vocales.

La votación se realizará el martes, 10 de junio, de 17 a 19 horas, en la sede de la Demarcación del Colegio y de la AP-APAL. Podrán emitir su sufragio los 64 colegiados de Almería que forman parte del CPPA hasta el 5 de mayo, fecha en que se publicó el censo electoral.

 

Gervasio Sánchez y ‘La Voz de Almería’, Premios Libertad de Expresión

Galardonados en Almería por el Día de la Libertad de Prensa.

Galardonados en Almería por el Día de la Libertad de Prensa.

“Honestos con la verdad, aunque podamos equivocarnos. Leales con los ciudadanos que nos leen, nos oyen o nos ven, y a los que nos debemos. Valientes para ser capaces de trepar por muros, cada vez más altos. Y comprometidos, claro, con los ciudadanos. Sin ese compromiso, nuestro trabajo no tiene valor. No sirve de nada”. Con este llamamiento, la presidenta de la Asociación de Periodistas de Almería (AP-APAL), Covadonga Porrúa, rubricaba el acto del LXXXIII aniversario de la fundación de la Asociación de la Prensa almeriense y el Día de la Libertad de Prensa, que tuvo como colofón la entrega de los Premios Libertad de Expresión al periodista Gervasio Sánchez Fernández y a ‘La Voz de Almería’, por sus 75 años de vida.

Un acto “emotivo y sencillo”, como señaló Gervasio Sánchez, celebrado el  9 de mayo en el Centro de Cultura Cajamar con asistencia de más de un centenar de personas. Porrúa definió el panorama periodístico como desalentador -11.000 periodistas españoles que han perdido su trabajo, cierre de medios públicos y privados, ruedas de prensa con más convocantes que informadores y sin posibilidades de preguntar, casi nadie para contar las cosas de la calle, noticias uniformadas, más oficialistas que nunca y sillas vacías en las redacciones- para llegar a la autocrítica: “…cuando permitimos que nos atenace el miedo a perder el trabajo…que una noticia de portada no salga en ella o algo que es noticia se publique, porque lo pagan… Solo tenemos un camino posible para recuperar el puesto que nos corresponde en la sociedad, siendo honestos, leales, valientes y comprometidos”.

Recuerdo a la eritrea Fisseha, periodista encarcelada

Resaltando acciones comprometidas de Gervasio Sánchez, Porrúa, que arrancó los aplausos de los asistentes, destacó: “Y además, nos ha sacudido las consciencias, contándonos y recordándonos, por ejemplo, que el nuestro es un país que se manifiesta en contra de la guerra de Irak, pero que no es capaz de salir a la calle para decirle a Felipe González, a Aznar, a Zapatero o a Rajoy, que no queremos vender armas a los países en conflicto”.

En su intervención, Porrúa Rosa tuvo palabras de reconocimiento y recuerdo para Yirgalem Fisseha, periodista eritrea que sufre encarcelamiento desde 2009 y que es apadrinada de la Asociación de la Prensa de Almería. Destacó el papel de los homenajeados y galardonados y a todos pidió un compromiso con las buenas prácticas y la ética.

Galardonados

Los periodistas Sonia Arráez y Juan Gabriel García Cantón condujeron el acto de forma magistral. Fueron homenajeados los asociados María Asunción Quirós, Antonio Ramírez, Ana Almansa y Pedro Manuel de la Cruz, por sus veinte años de permanencia en la AP-APAL, recibiendo cada uno la reproducción del monumento a la Libertad de Expresión que se alza en la plaza de los Periodistas de Almería.

Una placa especial reconocía a Pedro Manuel de la Cruz Alonso sus 26 años al frente de la dirección de ‘La Voz de Almería’, el decano de los periodistas españoles que rigen los destinos de un periódico. Visiblemente emocionado agradeció el galardón que le producía una gran “satisfacción”, más al tener lugar en su tierra y promovido “por los colegas”. Subrayó la importancia de la incorporación de las mujeres periodistas a las redacciones, que hoy en ‘La Voz de Almería’ representan casi la mitad y destacó que aportan al periodismo lo mejor que tienen: “Alma, corazón y vida”. De ahí que, como reconocimiento, el trofeo al diario lo iba a recibir, poco después, la subdirectora, Antonia Sánchez Villanueva. Agradeció a todos y a cada uno de los compañeros que le han acompañado en su intensa trayectoria, simbolizando su gratitud de manera especial en “sus hermanos” de profesión Antonio Torres y Paco Pérez, ya fallecido, así como en Ángel Itúrbide y Antonio Lao, que ahora dirigen los otros dos medios impresos de la provincia, ‘Ideal Almería’ y ‘Diario de Almería’.

A continuación, se impuso el escudo de oro de la Asociación a los nuevos socios vitalicios José Martínez Socías, Rafael García Villegas y al fotoperiodista José Juan Mullor Mullor, quien tuvo un emotivo recuerdo para su padre, Pepe Mullor Escamilla, del que aprendió el oficio y “fue auténtico maestro” para él.

‘La Voz de Almería’, 75 años de historia

Antonia Sánchez Villanueva, en nombre de ‘La Voz de Almería’, recibió el premio Libertad de Expresión concedido al diario por su trayectoria y como reconocimiento a los casi quinientos trabajadores que han pasado por sus instalaciones. La subdirectora del diario destacó el “orgullo compartido” de todo el equipo humano del periódico que asume cada día con renovada ilusión el reto de poner en valor la intensa historia que les precede. Subrayó la capacidad de adaptación de los profesionales para afrontar los profundos cambios que experimenta el periodismo y terminó alabando la presencia cada vez más efectiva de las mujeres en las redacciones: “Hemos llegado a la profesión para quedarnos”, apuntó.

Gervasio Sánchez, premio Libertad de Expresión

Covadonga Porrúa y Gervasio Sánchez.

Covadonga Porrúa y Gervasio Sánchez.

El periodista independiente especializado en conflictos armados, Gervasio Sánchez, tras recibir el premio Libertad de Expresión, tuvo palabras de agradecimiento a la AP-APAL y de cariño a Almería, una tierra a la que le trajo hace veinte años el desaparecido Manuel Falces, con la exposición fotográfica dedicada a Sarajevo y a la que considera su cuarta ciudad favorita, después de Córdoba, Zaragoza y Tarragona.

Sánchez, desde su experiencia profesional de tres décadas, no se resistió a la autocrítica “en un acto de defensa de la libertad de expresión”: “Ser periodista es muy complicado en los tiempos que corren. Es un oficio muy duro porque resulta difícil compaginar la vida profesional y familiar”, dijo. El galardonado, que considera al periodismo en un país democrático tan importante como la educación y la sanidad, destacó que “en España se hace un mal periodismo”, porque, entre otras cosas, no lo permiten los más de 10.000 puestos de trabajo desaparecidos, la saturación desorbitada de facultades de periodismo –“salen miles de jóvenes sin ningún futuro”, destacó-, la crisis económica y social…Todo ese conglomerado “hace que el sector sea el más castigado”.

Gervasio Sánchez incidió en la necesidad de “vigilar al poder político y económico”, reflejando en sus palabras que el periodismo más difícil de ejercer no es precisamente el de conflictos, sino el local, el cercano. “El no ejercer el periodismo con rigor”, como está ocurriendo, “produce un duro impacto en la sociedad”, manifestó. Finalmente, tras destacar que los medios nacionales “están tocados, en manos de los bancos”, abogó por “recuperar los momentos históricos de la prensa tras la muerte del dictador”, una apuesta seria por el auténtico periodismo democrático.

Las noticias de índole racista merecen un trato relevante

Con un gesto contra el racismo –se comieron un plátano emulando a Dani Alves- los presentadores, Sonia Arráez y Juan Gabriel García, dieron paso al conferenciante Salvador Rodríguez Moya, doctor en Humanidades, redactor de Canal Sur y miembro de la AP-APAL, que habló de ‘Racismo en el fútbol. El papel de los medios de comunicación’.

Rodríguez Moya hizo especial énfasis en que “las noticias de índole racista merecen un trato relevante y, sobre todo, un seguimiento. Si no se detiene al autor hay que seguir investigando”. Y puntualizó: “Hay que desenmascarar al culpable y recoger la opinión de futbolistas de raza blanca para que se impliquen, no en vano el agresor es un blanco a un negro. No centremos la atención en los sufridores, pongamos incómodos a los culpables. Y si hay que mostrar su imagen para que se avergüence hay que hacerlo ¿por qué ocultar su identidad?”

“El racismo es un atentado contra uno de los derechos humanos, a no ser discriminado. Solamente por eso, no se pueden poner paños calientes cuando se produce un gesto o episodio racista y en el fútbol tampoco. Y nosotros tenemos que contarlo”, concluyó el periodista.

Manifiesto del Día Mundial de la Libertad de Prensa

El acto institucional, que contó con la colaboración de Cajamar, finalizó con la lectura que hizo la periodista Chelo Rodríguez del Manifiesto de la FAPE del Día de la Libertad de Prensa: “Sin periodistas no hay periodismo; sin periodismo no hay democracia”.

Entre los asistentes, amplias representaciones del Ayuntamiento de Almería, Diputación Provincial, Junta de Andalucía, administración central y diferentes entidades y organismos públicos y privados, oenegés -Amnistía Internacional-, así como el presidente de la Fundación Cajamar, Antonio Pérez Lao, escudo de oro del colectivo de los periodistas.

Manifiesto 3 de mayo Día Mundial de la #LibertadDePrensa

Sin periodistas no hay periodismo. Por la libertad de prensa. 3 de mayo

Con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) apoya la difusión del manifiesto presentado por la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), con una campaña en redes sociales. Animamos a todos los periodistas andaluces a formar parte activa de ella, ayudando a visibilizar la importancia de una prensa libre para la salud democrática de un país.

Desde el 30 de abril hasta el 4 de mayo las fotos del perfil  del Colegio de Periodistas de Andalucía en Twitter y Facebook estarán en blanco, como la hoja de un periódico sin periodistas. El ‘hashtag’ que utilizaremos tanto en Facebook como en Twitter será #LibertadDePrensa.

Para participar en la campaña, los perfiles deberán ponerse en blanco y en los tuits y estados de Facebook incluir el ‘hashtag’ #LibertadDePrensa. Para concienciar a la sociedad y conseguir un impacto mayor, toda la sociedad está invitada a participar en esta iniciativa.

[box] MANIFIESTO POR LA LIBERTAD DE PRENSA[/box] 

SIN PERIODISTAS, NO HAY PERIODISMO
SIN PERIODISMO, NO HAY DEMOCRACIA

Las Naciones Unidas acordaron, en 1993, proclamar la jornada del 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa, con el reconocimiento de que una prensa libre, pluralista e independiente es un componente esencial de toda sociedad democrática.

La Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE) asume estos principios y reclama a los poderes e instituciones, y a la sociedad en general, que defiendan y promuevan la libertad de prensa como garantía imprescindible del régimen democrático.

En la celebración de hoy no podemos ignorar la grave crisis que atraviesa el sector periodístico, que se ha traducido en los últimos seis años en la pérdida de alrededor de 11.000 empleos de profesionales, el cierre de decenas de medios, el aumento del intrusismo, la precariedad laboral generalizada y el acoso de todo tipo de poderes a nuestro trabajo.

Ante esta situación, la FAPE, en representación de sus 48 asociaciones de periodistas y de las 15 organizaciones vinculadas, hace la siguiente declaración bajo el lema SIN PERIODISTAS, NO HAY PERIODISMO Y SIN PERIODISMO, NO HAY DEMOCRACIA.

MANIFESTAMOS:
Nuestro más firme compromiso con la defensa de la libertad de prensa, a la que consideramos un pilar fundamental de la democracia y elemento imprescindible de la convivencia, el diálogo y el debate cívico.

La libertad de prensa es un valor supremo de las democracias que ha de conjugarse con otros derechos individuales.
La mejor manera de fortalecer la libertad de prensa es el ejercicio responsable del periodismo por los periodistas y los editores, basado en el estricto cumplimiento de las normas éticas y deontológicas.

La libertad de expresión se debilita cuando el periodismo se convierte en una fuente de manipulación, de sensacionalismo, de promoción de odios y prejuicios y de defensa de intereses espurios.

Tenemos la ineludible exigencia de promover los más altos estándares éticos en el ejercicio diario de nuestra tarea, sea en el soporte que sea, en el entendimiento de que el periodismo debe ante todo lealtad a los ciudadanos y a su derecho a la información.

La libertad de prensa continúa sufriendo un alarmante incremento de las restricciones, como son las ruedas de prensa sin preguntas, los contenidos enlatados elaborados por los partidos, los bloques electorales y las iniciativas de distintas instituciones de limitar el derecho de información, además de la presión que resisten cada día periodistas por parte de determinados editores o de medios de carácter público.

No cabe duda que las siguientes restricciones hieren de gravedad a la profesión periodística:

La reducción de periodistas en las redacciones, las rebajas salariales y la sustitución de periodistas experimentados por becarios y contratados a los que se paga salarios indignos y que difícilmente podrán resistir las presiones de los poderes por su inseguridad laboral.

El vaciado de las redacciones como consecuencia de la crisis no sólo ha provocado que se registre con demasiada frecuencia una considerable bajada en la calidad de los contenidos en los medios de comunicación, ahora ausentes de personas experimentadas con memoria de lo ocurrido en sus entornos, sino que ha modificado los sistemas de trabajo y ha obligado a reinventarse a cientos de periodistas despedidos de sus empleos, convertidos ahora en emprendedores y en responsables de sus propias empresas periodísticas.

De esta forma han surgido nuevos medios que nacen con la virtud de estar hechos por profesionales del periodismo. Sin duda es un paso importante y una buena noticia para los ciudadanos, por lo que supone de aumento de la información y de la pluralidad, aunque hay que reconocer también que el camino es aún difícil en sus inicios y que los proyectos deben contar con los suficientes estudios previos y financiación, para garantizar su viabilidad, evitando así un fracaso no deseado.

– La aplicación de normas penales desproporcionadas contra quienes, en el ejercicio legítimo de su derecho a la libertad de opinión y expresión, informan sobre actividades supuestamente ilícitas de determinadas autoridades públicas.

– La existencia de contratos de trabajo leoninos, en los que se exige la cesión total de los derechos de autor, y las ofertas de empleo indignas, algunas de ellas procedentes de medios dirigidos por periodistas.

– La negativa de los gobernantes a asumir públicamente explicaciones ante los ciudadanos, practicada reiteradamente con la convocatoria de ruedas de prensa sin derecho a preguntas.

– La posible utilización de las concesiones de publicidad institucional o las licencias de radio y televisión para castigar o premiar a medios y periodistas en relación con su línea editorial o la cobertura de una determinada información.

– Los juicios paralelos, la compra de testimonios y la anulación de la presunción de inocencia, que es uno de los pilares de nuestro sistema de justicia además de una garantía contra los abusos del poder.

La libertad de prensa, en definitiva, pierde su fuerza cuando periodistas y medios abandonan las normas éticas y deontológicas y rompen su compromiso con la sociedad de ejercer el control del funcionamiento estatal, de la gestión pública y de la corrupción, esencial en todo sistema democrático.

SIN PERIODISTAS, NO HAY PERIODISMO
SIN PERIODISMO, NO HAY DEMOCRACIA

 

 

El CPPA exige que las direcciones de los medios sean ocupadas por periodistas

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA), como órgano encargado de garantizar la defensa de los intereses de los profesionales, su representación y el correcto ejercicio de la profesión, tiene entre sus fines velar por que esta actividad profesional se ajuste a las necesidades e intereses de la sociedad, con un adecuado nivel de calidad y, por ello, apuesta porque sean profesionales del periodismo con titulación universitaria y expertos en la gestión de medios de comunicación quienes asuman los puestos de responsabilidad, más aún ante la grave crisis que afecta al sector periodístico y las escasas alternativas que se están dando para tratar de encontrar salidas a esta situación.

El reciente nombramiento de un nuevo director de El Correo de Andalucía viene a entrar en contradicción con la defensa del periodismo hecho y dirigido por periodistas como garantes del derecho constitucional a la información. Pone de manifiesto que los intereses que mueven a determinados propietarios de los medios, o a los nuevos empresarios que traen capital y nuevas ideas de negocio al sector, se basan más en el control ideológico del medio y la orientación de sus contenidos que en criterios profesionales.

Aún asumiendo que dichos propietarios tienen libertad para poner al frente de los mismos a quienes consideren oportuno, no deja de ser llamativo el que, en momentos en los que la credibilidad de la información que ofrecen los medios está seriamente cuestionada por los ciudadanos, los colegios de Periodistas en España exigimos la correspondiente titulación universitaria, y los periodistas andaluces vivimos la crisis más grave que se recuerda en esta profesión, que se pone de manifiesto en todos los frentes, se encomiende la dirección de empresas periodísticas a profesionales sin ninguna vinculación con el sector, generalmente personas de confianza de los editores, sin experiencia contrastada en una actividad que demanda cada vez mayor especialización para dar respuesta a los muchos retos que se plantean para el presente y el futuro más inmediato.

La revolución tecnológica y estructural provocada por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación obliga a caminar juntos en la construcción de una nueva realidad en los medios que esté absolutamente vinculada a las nuevas tecnologías y a internet y que obliga a que los medios de comunicación y los propios profesionales del periodismo se involucren en una revolución democrática y, no solo tecnológica, que dé lugar a una nueva forma de afrontar la relación entre el periodismo y los ciudadanos, en base a la exigencia de cumplir con su papel de servicio público y mediadores para la construcción de una sociedad libre y democrática.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía apuesta porque se encuentren fórmulas que garanticen la estabilidad de las empresas informativas y el mantenimiento de los puestos de trabajo, con gestores con capacidad y experiencia que tengan muy presente que entre sus objetivos ha de estar también evitar la precariedad laboral, las bajas retribuciones, las largas jornadas de trabajo y el intrusismo profesional.

 

La Asociación de la Prensa de Granada y el Colegio de Periodistas inician conversaciones

El decano del Colegio de Periodistas de Andalucía, Antonio Manfredi, con representantes de la Asociación de la Prensa de Granada.

El decano del Colegio de Periodistas de Andalucía, Antonio Manfredi, con representantes de la Asociación de la Prensa de Granada.

El decano del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA), Antonio Manfredi, se ha reunido con la directiva de la Asociación de la Prensa de Granada, recientemente constituida, en una visita de trabajo que comenzó en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Granada, donde ambas instituciones fueron invitadas a una mesa redonda sobre ‘El Futuro de la Información Digital’.

El decano del CPPA informó a los periodistas granadinos de las ventajas de constituir la Demarcación Territorial a partir de un convenio de colaboración entre ambas instituciones, como se está haciendo en todo el territorio andaluz. Tras un largo intercambio de información sobre el CPPA y los proyectos de la nueva junta directiva en Granada de la Asociación de la Prensa, se acordó iniciar el camino hacia ese futuro conjunto Colegio/Asociación, por lo que habrá una interlocución constante, en la que el CPPA se ha ofrecido a colaborar en todo lo que los compañeros de Granada puedan necesitar.