Entradas

CPPA y UOC organizan mesa redonda sobre los desafíos éticos del Periodismo en el entorno digital

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) organizan una mesa redonda en torno a los desafíos éticos que se plantean para el periodismo en el entorno digital, que se celebrará el próximo 27 de abril a las 18 horas en la sede de la UOC.

En dicha mesa participarán Javier Gallego Crudo, Director del programa Carne Cruda, Antonio Manfredi, Defensor de la Audiencia de RTVA y Presidente de la Asociación de Profesionales de la Información Digital de Andalucía y Ana Isabel Bernal, Profesora de los Estudios de Ciencias de la Información y la Comunicación de la UOC. Moderará la mesa Juan Manuel Ávila, Presidente de la demarcación de Sevilla del CPPA.

Quien quiera asistir a dicho evento solamente debe inscribirse en el evento a través de la web de la UOC.

Esta iniciativa se engloba dentro del convenio firmado entre ambas instituciones que permite también que los colegiados pueden beneficiarse de grandes ventajas para seguir formándose profesionalmente:

  • 10% de dto. en programas de másteres propios, posgrados, especializaciones, seminarios y cursos de idiomas, ampliable hasta un 30% en matrícula avanzada.
  • 5% de dto. en primeras matrículas de grados y másteres universitarios, ampliable hasta a un 15% en matrícula avanzada.

No hay democracia que se precie sin un periodismo digno y libre de presiones

La periodista Esperanza Torres fue la responsable el pasado viernes de dar lectura al manifiesto Reflexiones en defensa del periodismo, elaborado por los miembros de la Comisión de Deontología y Garantías del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, presentada en el marco del IV Congreso Internacional de Ética y Comunicación que se celebró en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, los días 23 y 24 de marzo.

La lectura del manifiesto puso el broche a la presentación oficial de la Comisión, presidida por el profesor Juan Carlos Suárez y formada por los periodistas Francisco Lobatón y Esperanza Torres, y los profesores universitarios Javier Calvo (derecho del trabajo), María Holgado (derecho constitucional) y Trinidad Núñez (psicología social), actuando como secretaria la también periodista María José Gómez-Biedma.

En el texto, se recoge el espíritu de este órgano de garantías para el ejercicio de la profesión y el respeto al derecho a la información y la libertad de expresión de la ciudadanía.

Reflexiones en defensa del periodismo (texto íntegro)

Esperanza Torres lee el manifiesto durante la presentación de Comisión de Deontología y Garantías del CPPA.

Esperanza Torres lee el manifiesto durante la presentación de Comisión de Deontología y Garantías del CPPA.

No hay democracia que se precie sin un periodismo digno y libre de presiones. El periodismo es la profesión de la libertad, dedicada a dar voz a quienes sufren injusticias sociales, denunciando cualquier práctica que viole los derechos de las personas, sobre todo, si estas son causadas por el mal funcionamiento de los poderes públicos. Sin periodistas no hay periodismo. Y sin periodismo no hay democracia es el potente lema que representa el interés de las y los profesionales por ejercer su trabajo de manera digna, con rigor, honestidad y competencia, y con el fin último de ayudar a sostener una sociedad mejor, más equitativa.

Sin embargo, la realidad es que la práctica de esta profesión viene siendo lastrada en los últimos años por elementos que cada vez adquieren más fuerza.

La crisis económica ha castigado al sector en España de manera alarmante. El cierre de periódicos, emisoras de radio y de televisión ha llevado al paro a miles de profesionales, ha reducido salarios y precarizado aún más el trabajo del periodista. Sin salarios dignos es difícil ejercer una profesión en la que el intrusismo sigue siendo un verdadero y serio problema ante la falta de regulación demandada desde hace tantos años. Pero además, el momento político es especialmente delicado. La posición de la prensa como contrapoder se hace cada vez más endeble. Tanto es así que algunas voces expertas hablan de “secuestro del periodismo” por parte de poderes políticos o económico-empresariales. Hace falta una postura firme y unívoca de los y las periodistas para defender una información veraz, objetivable y honesta, y un desarrollo de la profesión en el marco de las libertades civiles consagradas por la Constitución Española como derechos fundamentales.

Paralelamente, las nuevas tecnologías han permitido el desarrollo de numerosas iniciativas profesionales que fomentan una actividad más próxima a los ciudadanos. La interactividad también es una oportunidad para favorecer un ecosistema informativo en el que la ciudadanía pueda participar de la propia actualidad dejando constancia de sus aportaciones. De este modo, el periodismo se ha convertido en un ecosistema comunicativo que requiere un mayor grado de honestidad y compromiso por parte de sus profesionales, para así diferenciarse de aquellas otras expresiones interactivas que, aun cuando mantengan ciertas dosis de información, no pueden garantizar una información veraz, honesta y responsable.

Todo ello ha hecho del periodismo una profesión cada vez más compleja. Los principios éticos son los mismos y así deben ser asumidos por quienes aceptan formar parte de ella. La libertad de expresión y el respeto a la verdad deben estar por encima de cualquier otro interés y han de ser los pilares en los que se sustente la actividad periodística. No existe periodismo si la verdad de los acontecimientos queda camuflada o maquillada bajo apariencias que tergiversan su esencia. Faltar a la verdad constituye una falta de respeto a la libertad y a la igualdad de todos los ciudadanos para conocer los hechos y decidir su postura ante ellos con conocimiento de causa.

Esta Comisión de Deontología y Garantías afirma la vocación ética de sus colegiados y el compromiso social con la ciudadanía. Por esta razón, los deberes profesionales que le son exigibles serán analizados desde las condiciones reales en las que deben ejercer la labor profesional, entendiendo que con frecuencia la mala praxis se deriva más de las condiciones de trabajo o presiones externas que por mala voluntad profesional. En este sentido, el periodista ha de hacer un esfuerzo por denunciar dichas prácticas y no adaptarse a ellas como “modus operandi”, circunstancia de la que debe estar pendiente también este Colegio Profesional para evitar que los derechos de los profesionales sean conculcados en las empresas periodísticas. La libertad de expresión ha de comenzar por la libertad en los propios medios o en cualquier forma del ejercicio periodístico que debe rechazar cualquier presión o contraprestación que pueda condicionar su independencia.

Esta Comisión es, por tanto, un órgano de autorregulación del sector que sirve también de puente con la ciudadanía si esta viera lesionados algunos de sus derechos por el ejercicio de la profesión.

Sus funciones son:

  • Primera. La Comisión fomentará el periodismo basado en principios éticos desde la autorregulación independiente y actuará en todo caso como mediador, nunca como órgano sancionador. Sus resoluciones lo serán a modo de recomendación. Su autoridad moral viene conferida por los periodistas que conforman el CPPA.
  • Segunda. La Comisión velará por el cumplimiento de los códigos éticos y deontológicos que rigen la profesión, en especial los códigos del Consejo de Europa y la FAPE, poniendo en valor la importancia de conocer y cumplir sus normas.
  • Tercera. La Comisión resolverá reclamaciones de los ciudadanos sobre prácticas que vulneren el Código Deontológico.
  • Cuarta. Servirá de mediador entre los profesionales y su empresa o con otros profesionales para garantizar un trabajo basado en los principios deontológicos del periodismo.
  • Quinta. La Comisión podrá solicitar la realización de informes y recomendaciones sobre el tratamiento periodístico en algunas informaciones cuya naturaleza sea especialmente sensible por referirse a la infancia, a mujeres víctimas de violencia machista, inmigrantes, personas con discapacidad o a sectores especialmente vulnerables.
  • Sexta. La Comisión podrá emitir algún dictamen genérico cuando considere que debe pronunciarse sobre alguna cuestión que haya puesto en riesgo el ejercicio del periodismo en libertad, se hayan realizado prácticas no acordes a los principios deontológicos y éticos de la profesión o ante cualquier otra situación que estime procedente dentro de sus competencias.”

IV Congreso Internacional de Ética de la Comunicación

Los días 23 y 24 de marzo, la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla acoge la celebración del IV Congreso Internacional de Ética de la Comunicación, en el que se darán cita numerosos expertos y profesionales de distintos países para abordar desde diferentes perspectivas la deontología del periodismo y la responsabilidad social de los medios. Esta edición está organizada, además de por la Universidad hispalense, por la Universidad Autónoma del Estado de México y la Universidad Pompeu Fabra y en ella ha colaborado y participará activamente el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía.

Los temas que se abordarán por quienes presentan comunicaciones durante el Congreso girarán en torno a diferentes ejes temáticos como autorregulación y deontología; ciudadanía activa y medios de comunicación; la protección de colectivos vulnerables; igualdad y género en la comunicación; ética en las creaciones artísticas y en la comunicación: publicidad y relaciones públicas; medios de comunicación y responsabilidad social hacia los ciudadanos; corrientes de pensamiento y estudios sobre la radio y la televisión. Un amplísimo elenco de perspectivas todas ellas de gran interés para un periodismo y unos profesionales cuya credibilidad está siendo cuestionada de forma permanente desde hace unos años.

Comisión de Deontología y Garantías del Colegio de Periodistas de Andalucía

En el marco de este Congreso, el Colegio presentará oficialmente su Comisión de Deontología y Garantías y dará a conocer a sus componentes, en un acto que comenzará a las cinco y media de la tarde y que contará con la presencia de la decana del Colegio, Eva Navarrete, y los demás miembros de la comisión: Juan Carlos Suárez, presidente; los vocales, Esperanza Torres, Paco Lobatón, Trinidad Núñez, María Holgado y Javier Calvo; y la secretaria María José Gómez-Biedma. Durante la presentación se leerá el documento elaborado por la Comisión “Reflexión en defensa del periodismo”.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El 25 de noviembre es desde hace años el día escogido por la comunidad internacional para hacer un llamamiento a toda la sociedad y a su responsabilidad en la lucha contra la violencia hacia la mujer o la violencia de género. La Organización de Naciones Unidas ha planteado una campaña que comienza hoy y finaliza el próximo 10 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial de los Derechos Humanos.

La ONU define esta violencia como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. Por su parte, nuestro ordenamiento la define como aquella que “como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”.

Las últimas cifras del Portal Estadístico de Violencia de Género muestran que en lo que va de año han sido ya 40 las mujeres que han perdido la vida víctimas de la violencia de género y 25 los menores que han quedado huérfanos como consecuencia de ello. Esta información y los hechos concretos que rodean las cifras es trasladada a diario a través de los medios de comunicación, en general, y los periodistas, en particular. Todos juegan un papel central en su tratamiento y en la difusión de la información que sobre esta realidad se transmite a la sociedad y de ahí que como Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía nos sumemos a las iniciativas que desde distintas organizaciones públicas y privadas, se ponen marcha en este día y a lo largo del año para combatir esta lacra social.

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha lanzado una campaña que pone el énfasis en la realidad de las mujeres periodistas y la constatación del incremento de los casos de abuso, acoso sexual u otro tipo de violencia por su condición de mujer. Según el comunicado de la FIP, “estudios recientes demuestran que al menos un 65% de las mujeres que trabajan en medios de comunicación han experimentado intimidación, amenazas o abusos en relación a su trabajo y aproximadamente un cuarto han sufrido actos de violencia física”.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, en este 2016 hemos participado en la elaboración de la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género pero, tal y como se puso de manifiesto en nuestra última Asamblea, esta medida no es suficiente. Es necesario que los responsables de los medios se impliquen e inviertan en la formación continua de los profesionales y tomen conciencia del problema de fondo, fomentando el principio de no discriminación,  desarrollando planes de igualdad en las empresas y protocolos específicos de actuación para los casos de violencia y acoso.

Eventos

Presentación de la Red Antirrumores en Sevilla