Entradas

Comunicar e informar sobre igualdad, desde la igualdad

Apoyo del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía al Manifiesto 8M y a los paros que decidan secundar las profesionales del periodismo y la comunicación en toda Andalucía.

 Los techos de cristal, la brecha salarial, la precariedad laboral, el acoso laboral y sexual, las miradas expertas masculinizadas, la permanente demanda de conciliación, son retos comunes a las mujeres en todos los sectores de actividad, también en el Periodismo y en la Comunicación Audiovisual. Por eso el #8M el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA), que ha interiorizado la igualdad desde su propia conformación, llama a todos los profesionales a manifestar el 8 de marzo su apoyo y su compromiso con el objetivo de la igualdad real: comunicando e informando sobre la igualdad desde la igualdad.

Desde el CPPA –donde el organigrama refleja perfectamente la realidad social, con cuatro demarcaciones y su Junta de Gobierno presididas por mujeres y siendo requisito para las candidaturas la paridad de género- respetamos y animamos a todas las compañeras a que se sumen a la movilización en la medida de sus posibilidades y circunstancias.

El periodismo y la comunicación, en general, en cumplimiento de la función social que se le reconoce y exige, juega un papel fundamental como canalizador y generador de un estado de opinión que luche contra estas situaciones y favorezca el fin de cualquier tipo de discriminación, incluida la de género.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su informe ‘Las relaciones de trabajo en las industrias de los medios de comunicación y la cultura’ analiza esta realidad desde la perspectiva de género. Entre sus conclusiones, pone de manifiesto que “el papel de los medios de comunicación en la erradicación de cualquier forma de discriminación por razón de género es una realidad innegable. Como conformadores de la opinión pública, tanto quienes elaboran los contenidos como quienes los seleccionan y presentan a la ciudadanía, (…) tienen una responsabilidad en la consecución de una sociedad igualitaria”.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, consideramos que el compromiso de quienes ejercemos esta profesión, al menos de la mayoría, ha quedado patente en numerosas ocasiones; sólo hay que echar un vistazo a las guías, manuales, principios éticos y deontológicos que rigen el ejercicio del periodismo y la comunicación audiovisual. La apuesta por la igualdad de nuestro Colegio Profesional viene recogida en nuestros Estatutos, aprobados por Orden de la Consejería de Justicia e Interior. Entre otras menciones expresas, aparecen como infracciones graves las “actuaciones profesionales que vulneren los principios constitucionales e internacionales de igualdad y de no discriminación”. Motivo por el que apoyamos tanto el manifiesto del 8M como sus movilizaciones. Pero no sólo el 8 de marzo, sino todos los días del año.

Urge acelerar la igualdad en los medios de comunicación

A comienzos de este siglo, nuestra comunidad autónoma fue  escenario de movimientos asociativos de mujeres periodistas a favor de la igualdad. Profesionales de Granada, Cádiz, Sevilla, Almería… tomaron las riendas para hacer comprender la intrínseca relación entre el periodismo y la consecución de sociedades igualitarias. La brecha salarial, el techo de cristal, mayores índices de desempleo, la falta de conciliación laboral y familiar , la temporalidad, la ocupación de categorías inferiores, no son ajenos al trabajo periodístico. Pero como suele ocurrir en nuestra profesión, hemos antepuesto la visibilización de las reivindicaciones de las demás a la exigencia de nuestros propios derechos. En el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía creemos que urge fomentar relaciones laborales igualitarias en los sectores de la información y la comunicación audiovisual. De la mano de nuestra corporación profesional, animamos a administraciones, empresas periodísticas, sindicatos y asociaciones profesionales a unir esfuerzos para lograr que la igualdad de género en nuestro ámbito de trabajo sea una realidad cuanto antes.

En el citado informe de la OIT, se destaca que  “las mujeres desempeñan un papel importante en el sector de los medios de comunicación y la cultura, pese a que todavía se ven confrontadas con problemas de discriminación y reciben una remuneración inferior”. Por eso, el compromiso no sólo ha de venir por parte de los profesionales sino de los responsables de los medios de comunicación y las administraciones, que han de garantizar la igualdad en el empleo, en las condiciones de trabajo y en la definición de los criterios que han de primar en la selección de la información y el enfoque sobre temas de género, desde todas las perspectivas.

No es sólo es cuestión del tratamiento adecuado de las imágenes o de la utilización correcta del lenguaje inclusivo, elementos a los que con demasiada frecuencia se circunscribe el debate en torno a la igualdad. Entendemos que para que el discurso sea creíble, no sólo hay que informar sobre la igualdad, sino que es necesario hacerlo en igualdad y desde la igualdad.

Dar efectividad a los avances normativos

El artículo 14 de la Constitución Española (1978) consagra que todos los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres (2007) reconoce en su preámbulo que “El pleno reconocimiento de la igualdad formal ante la ley, aun habiendo comportado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. La violencia de género, la discriminación salarial, la discriminación en las pensiones de viudedad, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar muestran cómo la igualdad plena, efectiva, entre mujeres y hombres, aquella «perfecta igualdad que no admitiera poder ni privilegio para unos ni incapacidad para otros», en palabras escritas por John Stuart Mill hace casi 140 años, es todavía hoy una tarea pendiente que precisa de nuevos instrumentos jurídicos”.

La Ley 12/2007, de 26 de noviembre, para la promoción de la igualdad de género en Andalucía (2007) establece entre sus principios generales el de “La adopción de medidas que aseguren la igualdad entre hombres y mujeres en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación, promoción profesional, igualdad salarial y a las condiciones de trabajo.

El vigente Estatuto de los Trabajadores (2015), en su artículo 17 sobre no discriminación en las relaciones laborales dice que “Se entenderán nulos y sin efecto los preceptos reglamentarios, las cláusulas de los convenios colectivos, los pactos individuales y las decisiones unilaterales del empresario que den lugar en el empleo, así como en materia de retribuciones, jornada y demás condiciones de trabajo, a situaciones de discriminación directa o indirecta desfavorables por razón de edad o discapacidad o a situaciones de discriminación directa o indirecta por razón de sexo …”.

Todas estas referencias legales, vigentes y de plena aplicación en nuestro ordenamiento jurídico, reflejan sin duda un interés al menos de los legisladores por erradicar cualquier tipo de discriminación, en cualquier ámbito de las relaciones humanas, por razón de género. Desde comienzos del siglo pasado, la comunidad interncional ha avanzado a través de sus diferentes expresiones legales y normativas para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres.

Pero la realidad es otra muy distinta. Y tanto en el plano laboral como en las relaciones personales continuamos encontrando desigualdades que ninguna sociedad democrática debiera permitir. Por eso este 8 de marzo hemos de dar impulso a las reinvindicaciones de las mujeres, en beneficio del conjunto de toda la sociedad. Apoyando las manfiestaciones y expresiones que desde los diferentes espacios se lleven a cabo, especialmente en el campo del periodismo y la comunicación, y recordando día a día que la igualdad es cosa de todas y de todos.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El 25 de noviembre es desde hace años el día escogido por la comunidad internacional para hacer un llamamiento a toda la sociedad y a su responsabilidad en la lucha contra la violencia hacia la mujer o la violencia de género. La Organización de Naciones Unidas ha planteado una campaña que comienza hoy y finaliza el próximo 10 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial de los Derechos Humanos.

La ONU define esta violencia como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. Por su parte, nuestro ordenamiento la define como aquella que “como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”.

Las últimas cifras del Portal Estadístico de Violencia de Género muestran que en lo que va de año han sido ya 40 las mujeres que han perdido la vida víctimas de la violencia de género y 25 los menores que han quedado huérfanos como consecuencia de ello. Esta información y los hechos concretos que rodean las cifras es trasladada a diario a través de los medios de comunicación, en general, y los periodistas, en particular. Todos juegan un papel central en su tratamiento y en la difusión de la información que sobre esta realidad se transmite a la sociedad y de ahí que como Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía nos sumemos a las iniciativas que desde distintas organizaciones públicas y privadas, se ponen marcha en este día y a lo largo del año para combatir esta lacra social.

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha lanzado una campaña que pone el énfasis en la realidad de las mujeres periodistas y la constatación del incremento de los casos de abuso, acoso sexual u otro tipo de violencia por su condición de mujer. Según el comunicado de la FIP, “estudios recientes demuestran que al menos un 65% de las mujeres que trabajan en medios de comunicación han experimentado intimidación, amenazas o abusos en relación a su trabajo y aproximadamente un cuarto han sufrido actos de violencia física”.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, en este 2016 hemos participado en la elaboración de la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género pero, tal y como se puso de manifiesto en nuestra última Asamblea, esta medida no es suficiente. Es necesario que los responsables de los medios se impliquen e inviertan en la formación continua de los profesionales y tomen conciencia del problema de fondo, fomentando el principio de no discriminación,  desarrollando planes de igualdad en las empresas y protocolos específicos de actuación para los casos de violencia y acoso.

El Colegio de Periodistas busca soluciones dialogadas en el conflicto entre ADM y la periodista Carolina Cambrils que considera nulo su despido por estar embarazada

La periodista Carolina Cambrils, que hasta hace unos meses trabajaba en el programa Andalucía Directo que emite Canal Sur, ha presentado una denuncia por despido nulo contra la productora ADM (Andalucía Digital Multimedia) –participada por la Agencia RTVA –, al entender que han vulnerado sus derechos como trabajadora y que la finalización de su contrato está motivada por su situación personal y no por otras causas. Y es que Carolina está embarazada e iba a solicitar la baja por riesgo por embarazo a partir de las 22 semanas de gestación antes de que finalizara su contrato. La periodista ha venido concatenando desde hace varios años una sucesión de contratos temporales ligados a su vez a los contratos que la productora renueva periódicamente con Canal Sur, para la producción de este popular programa de televisión que emite desde 1998.

Al conocer la situación, desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía nos hemos puesto en contacto con todas las partes afectadas para tratar en primer lugar de contrastar todos los datos y escuchar las versiones de los implicados y, en segundo lugar, plantear una posible salida dialogada al conflicto que evite la vía judicial rechanzando de plano cualquier posible discriminación que se haya producido.

La dirección de comunicación de Canal Sur no ha querido pronunciarse al respecto, al entender que Carolina no es trabajadora de esta empresa y por tanto no son los responsables de la situación. Por su parte, la productora ADM alega que ofreció a Carolina un contrato con las mismas condiciones laborales,  si bien para un programa diferente: ADFiesta, que también emite Canal Sur Televisión aunque sólo en la temporada primavera-verano.

La trabajadora ha trasladado al Colegio que rechazó la oferta de ADM por entender que este otro programa finaliza su emisión en diciembre de este año y, por tanto, en ese momento y como el resto de compañeros se quedaría sin empleo, mientras que de haber renovado su contrato, aunque fuera en un puesto diferente, para Andalucía Directo –un programa que continúa en antena y para cuya realización ADM no ha prescindido de ningún otro trabajador–, tendría mayores garantías de estabilidad laboral después de su embarazo.

Como representantes del colectivo de periodistas en Andalucía, el Colegio se preocupa necesariamente de cualquier despido o pérdida de empleo que se produzca en un sector especialmente castigado por la crisis y más aún cuando las circunstancias puedan siquiera presentar un atisbo de posible discriminación por razón de género.

De ahí que el Colegio abogue por que se alcance un acuerdo y una solución dialogada que satisfaga a todas las partes, –toda vez que ambas han mostrado su predisposición a ello– que pase por un trato igualitario y nunca discriminatorio para la trabajadora por su condición.

I Premio de periodismo Concha Espina sobre el papel de las mujeres en la sociedad

El Gobierno de Cantabria y la Asociación de la Prensa de Cantabria convocan el I Premio ‘Concha Espina’, con el fin de reconocer la labor profesional de quienes se ocupen de los temas relativos al papel de las mujeres en la sociedad, y que quede reflejado en los medios de comunicación.

Trabajos publicados en: Prensa, Radio, Televisión e Internet

• Premio: 1.000 €

• Fecha máxima de entrega: 15-04-2015

• Enviar la documentación a: apc@apcantabria.es.

1. Los trabajos que se presenten deberán ser originales, no premiados en anteriores certámenes antes de darse a conocer el fallo, en lengua castellana, publicados en prensa o internet, emitidos en radio o en televisión. Versarán sobre el papel de las mujeres en la sociedad, que fomenten principios y valores de igualdad, reflejando aspectos profesionales, culturales, científicos e intelectuales. Los trabajos deberán haber sido publicados o difundidos por periodistas entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014.

2. Los trabajos podrán presentarse hasta las 13:00 horas del 15 de abril de 2015, en la sede de la Asociación de la Prensa de Cantabria, calle Cádiz 9-2o izda., Santander 39002, o, preferentemente, vía telemática al correo electrónico  apc@apcantabria.es. Solo concursarán los recibidos antes de esa fecha y hora.

Deberán cumplir, además, los siguientes requisitos:

Prensa.- Se presentará original y/o copia de la publicación (en formato digital PDF), donde aparezca el trabajo, junto con los datos del autor o autores, fecha, páginas y medio en el que se publicó.

Radio.- Se presentará en un archivo digital, CD o DVD, acompañado de un certificado del director del medio que incluya fecha, lugar y el programa de emisión, así como la identidad del periodista autor que opta al premio.

Televisión.- Se presentará en un archivo digital, CD o DVD, con certificados del director del medio que acredite la fecha y el programa de emisión, así como la identidad del periodista autor que participe en el certamen.

Internet.- Se presentará en archivo PDF, formato CD o DVD, visible con los programas de navegación habituales y acompañados de una breve descripción del sitio, con indicación del enlace, si es posible. La APC se reserva el derecho de solicitar un certificado de alojamiento en la red.

De las presentaciones de los trabajos que no se realicen de forma telemática, vía correo electrónico, se aportarán seis copias. Siempre que sea posible, se deberá remitir toda la documentación y el trabajo al siguiente correo electrónico  apc@apcantabria.es, utilizando soportes digitales que permitan el envío de textos, audios o vídeos.

3. Podrán presentarse informaciones, reportajes, crónicas, entrevistas, documentales y artículos de opinión realizados exclusivamente por periodistas. Serán los propios autores quienes envíen sus trabajos a concurso. En caso de trabajos colectivos, deberán remitirse acompañados de un escrito firmado por todos los coautores, donde se exponga explícitamente esa circunstancia, y haciendo constar nombre y apellidos y documento de identidad.

4. Todos los participantes habrán de acompañar un breve currículo personal, indicando su domicilio habitual, teléfonos y correo-e de contacto. Cada autor podrá presentar un máximo de dos trabajos.

5. No podrán concurrir a este premio los miembros de la actual Junta Directiva de la APC.

6. El premio, único y común a todas las modalidades, tiene una dotación de MIL EUROS, sujeto a retenciones fiscales. El premio podrá ser declarado desierto.

7. El jurado estará constituido por un/a representante de la APC, un/a representante de la Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria y aquellas personas del sector de la comunicación y de las letras que designe la APC. Intervendrá como secretario el de la Asociación organizadora, con voz, pero sin voto. El fallo se producirá antes del 1 de mayo de 2015 y será inapelable. La entrega del premio se realizará preferentemente en la primavera de 2015, en lugar a determinar por los organizadores y patrocinadores.

Una vez designado el jurado, establecerá un sistema de votaciones y fases para fallar el premio.

8. La APC se reserva el derecho de publicar y reproducir el trabajo premiado.

Tampoco se mantendrá correspondencia alguna sobre los originales, a excepción del premiado, ni los devolverá.

9. La participación en este Premio implica la aceptación total de sus bases. Al acto de entrega del premio será imprescindible la presencia del autor o/y autores.

Bases del premio (PDF)

Más de un centenar de periodistas de 18 países aspiran al IV Premio de Periodismo “Colombine”

El IV Premio de Periodismo “Colombine”, que patrocina la Fundación Unicaja, a juzgar por la participación, corrobora su prestigio internacional entre los certámenes de su género. Los datos son elocuentes: 132 trabajos periodísticos presentados, correspondientes a 104 periodistas, procedentes de 18 países y 26 provincias españolas. Cifras que igualan prácticamente a las de 2014 y reafirman el interés de los profesionales de la comunicación por esta convocatoria. En unos días se realizará la primera selección para que el jurado pueda evaluar y ofrecer su fallo en el mes de abril.

Carmen de Burgos.

Carmen de Burgos.

El certamen, en honor a la ilustre periodista almeriense Carmen de Burgos Seguí, está organizado por la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), con el patrocinio de la Fundación Unicaja. Esta cuarta edición cuenta con la colaboración de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), de la que fue miembro muy activa Carmen de Burgos; de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), del Colegio de Periodistas de Andalucía (CPPA) y de la Fundación “Carmen de Burgos”.

Un 25 % de participación extranjera

De las 132 candidaturas presentadas (33 procedentes del extranjero, lo que representa un 25 %), 41 son de la modalidad de prensa (31 %), 68 de internet (51,50 %), 10 de radio (7,50 %), 5 de televisión (4 %) y 8, a la vez, de prensa e internet (6 %). De entre los 18 países representados, Cuba es la que aporta más obras (7); mientras de las 26 provincias españolas con presencia en el certamen, es Madrid la que se lleva la palma con 45 trabajos (un 34 % del total).

Las obras pertenecen a 104 periodistas -38 hombres, un 36,50 %, y 66 mujeres, 63,50 %-, de Argentina, Bélgica, Tailandia, Israel, Cuba, Colombia, China, México, Italia, Estados Unidos, Guatemala, Panamá, Portugal, Inglaterra, Egipto, Perú, Ecuador y España. Están representadas las provincias españolas de Madrid, Cádiz, Huelva, Alicante, Vizcaya, Málaga, Tenerife, Melilla, Sevilla, Burgos, Murcia, Zaragoza, Ávila, Granada, Valencia, Navarra, Cantabria, Cáceres, Barcelona, Ceuta, A Coruña, Salamanca, Jaén, Badajoz, Ciudad Real y Almería.

Hay siete trabajos colectivos y 31 de los participantes han aportado dos candidaturas, máximo que permiten las bases. De entre los periodistas hay profesionales de renombre, muchos con premios y galardones periodísticos internacionales, iberoamericanos y nacionales de sus países de procedencia. Han servido para difundir los trabajos, entre otros, medios del prestigio de El País, El Mundo, Yo Dona, TVE, RNE, Canal Sur, Canal Extremadura, El Confidencial, Píkara Magazine, Diario.es, Diario 16 de Perú, El Espectador de Colombia, o El Comercio de Ecuador.

Jurado integrado por periodistas

La comisión organizadora trabaja en estos días en la preselección que, de acuerdo con las bases, se someterá a la consideración del jurado, integrado por los periodistas Elsa González, presidenta de la FAPE; David Corral, presidente de la Comisión de Publicaciones de la APM y tesorero de la FAPE; Sonia R. Blanco, vicedecana primera del Colegio de Periodistas de Andalucía y profesora de la Universidad de Málaga; y Jesús Pozo, de la AP-APAL y del CPPAA y presidente de la Fundación Inquietarte. De secretaria, sin voto, actuará la de la AP-APAL, Marina López Fernández.

En abril, habrá ganador

El premio se entregará en un acto cultural que se celebrará en Almería, con una conferencia dedicada a la insigne almeriense y periodista Carmen de Burgos. El galardón tiene una dotación económica y única de 3.000 euros y un trofeo, reproducción en mármol de Macael del monumento a la Libertad de Expresión que se alza en la Plaza de los Periodistas de la capital almeriense.

Resultaron ganadoras de las ediciones anteriores: en 2012, Yolanda Sobero Martínez y Susana Jiménez Pons, con el reportaje “Feminicidio S.A”, emitido en “La 2” y Canal 24 horas, a través del programa “En portada” de los Servicios Informativos de Televisión Española; en 2013, June Fernández Casete, con su reportaje “Yo quería sexo pero no así” publicado en los digitales “Pikara Magazine” y “eldiario.es”; y, en 2014, Marta Gómez Casas, por su reportaje radiofónico “Mujeres que transforman el mundo” emitido en el programa “Tolerancia cero” de Radio 5, del que es directora.

Ganadoras de las tres primeras ediciones del Colombine. Desde la izqda, Yolanda Sobero y Susana Jiménez; June Fernández, y Marta Gómez. (Fotos J. J. Mullor)

Ganadoras de las tres primeras ediciones del Colombine. Desde la izqda, Yolanda Sobero y Susana Jiménez; June Fernández, y Marta Gómez. (Fotos J. J. Mullor)