Entradas

Jornadas sobre Libertad de Información, Pluralismo y Debates Electorales

La celebración de las  elecciones autonómicas en Cataluña el próximo 21 de diciembre y los acontecimientos políticos que han estado en el origen de esta convocatoria electoral han colocado en el centro del debate social la cuestión de la imparcialidad de los medios públicos de comunicación. Al mismo tiempo, en el Parlamento de Andalucía continúan los trabajos de la comisión encargada de la reforma de la ley electoral de Andalucía, en la que han participado diversas organizaciones  profesionales  de periodistas, entre ellas el Colegio, que han coincidido en la necesidad de actualizar la regulación de la información política que transmiten los medios públicos de comunicación durante los períodos electorales.

Todos elementos han sido argumentos suficientes para que el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía junto con el Grupo de Investigación sobre Información Electoral de la Universidad de Sevilla y el Centro de Estudios Andaluces organicen una Jornada sobre “Libertad de Información, Pluralismo y Debates Electorales“, que tendrá lugar el próximo lunes, 11 de diciembre, en el salón de Grados de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.

Y es que uno de los principales retos a afrontar en esta materia y al que se enfrentan periodistas, responsables de medios y legisladores es el de aunar la independencia e imparcialidad de los medios públicos de comunicación durante los procesos electorales con las necesidades informativas de la sociedad.

En la actualidad, la normativa que rige la cobertura informativa durante los periodos electorales impone un sistema de bloques informativos predeterminados, establecidos en relación a los resultados obtenidos por cada fuerza política en la legislatura anterior; pero este criterio se puso en duda cuando en las últimas elecciones confluyeron nuevas candidaturas que no contaban aún con representación parlamentaria. Los profesionales exigen que la ley otorgue mayor peso a los criterios informativos y periodísticos, en aras de garantizar el derecho de la ciudadanía a estar informada; y ello, aún siendo evidente que son necesarios mecanismos de revisión y control que aseguren la imparcialidad en la aplicación de estos criterios. Al mismo tiempo, la ausencia de regulación específica sobre cuestiones como los debates electorales, su obligatoriedad o no y su formato, provocan una conflictividad a todas luces excesiva que debería evitarse desarrollando el mandato expreso del Estatuto de Autonomía para Andalucía.

Estas jornadas se plantean como un espacio en el que intercambiar opiniones sobre la materia por parte de los distintos actores implicados; de una parte, los distintos grupos políticos que tendrán ocasión de exponer sus posturas respecto a la cuestión y de otra, académicos, juristas, periodistas y jueces que podrán manifestar sus argumentos respectos a las diferentes circunstancias que serán objeto de debate. El objetivo es unificar criterios que ayuden a armonizar una cuestión en la que deben hacerse valer muchos intereses, pero por encima de todo el derecho de la ciudadanía a recibir información veraz, también durante los períodos electorales.

Igualmente, en esta jornada no se ha querido olvidar una realidad que escapa a la actual regulación y normalización como es la de la influencia consolidada de internet en la opinión pública y sus diferentes accesos a la información electoral (actos y mítines, y debates), así como el seguimiento de contenidos aparentemente informativos. ¿Qué hay de cierto en un fenómeno inquietante: сочетание (la “combinación”), o el conjunto de instrumentos de la guerra de la información que aúna ciberguerra, ciberinteligencia, desinformación, y propaganda?. ¿Ha existido en los últimos meses en Cataluña? ¿Con qué actores y objetivos?

Para abordar todos estos temas se ha diseñado un intenso programa, de una mañana de duración, cuyo acceso es gratuito y sin plazas limitadas.

Programa de las Jornadas

  • 9:30 horas Inauguración.
    • María del Mar Ramírez, Decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla.
    • Eva B. Navarrete, Decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA)
    • Joaquín Urías, director del Grupo de investigación sobre información electoral de la Universidad de Sevilla
    • Centro de Estudios Andaluces (CENTRA)
  • 9:45 Mesa redonda “La regulación de la información y los debates electorales”
    • Ángeles Ferriz, representante del Grupo Parlamentario Socialista.
    • Guillermo García de Longoria, representante del Grupo Parlamentario Popular.
    • Juan Ignacio Moreno de Acevedo Yagüe, representante del Grupo parlamentario Podemos.
    • Julio José Díaz Robledo, representante del grupo parlamentario Ciudadanos.
    • Inmaculada Nieto, representante del grupo parlamentario Izquierda Unida.
  • 11:15 Pausa
  • 11:30 Mesa redonda “Posibilidades de desarrollo de la libertad de información y los debates electorales”
    • Salvador Contreras, Letrado del Servicio Jurídico de la RTVA .
    • Joaquín Urías, profesor de Derecho de la Información de la Universidad de Sevilla
    • M. Ángel Puche, periodista.
    • Francisco Collado, profesor de Ciencias Políticas.
  • 13:00 Conferencia de clausura “Elecciones, internet y ciberseguridad: información verus desinformación”. A cargo de Jorge Coronado, CEO de QuantiKa14 y vocal de APTAN.

 

La participación de los periodistas en la construcción de la autonomía andaluza, a debate en Sevilla en el V Encuentro Iberoamericano de Prensa

Este viernes 1 de diciembre, a las 12:00 horas, en la Sala Circular del Pabellón de Andalucía (RTVA), el Colegio de Periodistas de Andalucía, en el marco del Otoño Cultural Iberoamericano que se desarrolla principalmente en Huelva, organiza una mesa redonda que contará con la participación de cuatro periodistas que vivieron intensamente el 4 de diciembre de 1977., con el objetivo de poner sobre la mesa “La participación de los periodistas y la prensa en la construcción de la autonomía andaluza”.

El debate lo protagonizarán los periodistas Mercedes de Pablos, actual directora del Centro de Estudios Andaluces, periodista de la Cadenas Ser durante todo el proceso autonómico andaluz; Inmaculada Navarrete, actual consejera del Consejo Audiovisual de Andalucía y redactora del Diario ABC de Sevilla durante el proceso; Rafael Guerrero, actual director del programa La Memoria, en Canal Sur Radio y redactor de ideal de Granada el 4 de diciembre; y Enrique García, entonces en la Cadena Ser y posteriormente primer Portavoz del Gobierno Andaluz. Moderará la mesa Antonio Manfredi, actual Defensor de la Audiencia de RTVA.

El Encuentro Iberoamericano de Prensa, que un año más se incluye en la programación del Otoño Cultural Iberoamericano, se dedica a ello en las sesiones que desde el martes 21 de noviembre se vienen celebrando, primero en Huelva y ahora en Sevilla. Periodistas, historiadores, profesores universitarios y responsables de entidades y medios de comunicación, especialmente dedicados a dar a conocer la historia, participarán en las distintas actividades programas coincidiendo con a conmemoración, en este 2017 de efemérides como el 525 aniversario del Encuentro entre Dos Mundos, el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas en España y la manifestación del 4 de diciembre por la Autonomía de Andalucía.

En la organización de estas actividades participan la Asociación de la Prensa de Huelva, la Fundación Caja Rural del Sur y el Colegio de Periodistas de Andalucía, actuando en esta ocasión como colaborador la RTVA que ha cedido sus instalaciones. La entrada al acto este viernes es libre hasta completar el aforo.

El ayuntamiento de Granada se compromete con la estabilidad laboral de los periodistas

A petición del colectivo de trabajadores de los medios de comunicación de Granada y del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, el Ayuntamiento de Granada ha aprobado por unanimidad una declaración institucional relativa al cumplimiento de cláusulas sociales que garanticen la estabilidad laboral en los medios de comunicación.

En el pleno ordinario celebrado esta mañana, el consistorio de la capital se compromete a exigir a los responsables de las empresas de medios de comunicación el cumplimiento de cláusulas sociales que protejan los derechos de los trabajadores y garanticen una mejora de su estabilidad laboral en aquellas relaciones económicas que éste establezca.

Así mismo, como recoge la declaración institucional, el Ayuntamiento comprende y acoge la preocupación y reivindicación del colectivo de trabajadores de los medios y del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, e insta seriamente a los responsables de estas empresas de comunicación para que protejan los derechos de esos trabajadores.

Este es el texto completo de la declaración institucional aprobada por el Ayuntamiento de Granada esta mañana:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El periodismo es la forma en la que llega a nuestro entorno todo tipo de información, con el análisis de las noticias y crónicas que forman parte del día a día; con el relato de sucesos que ocurren tanto en nuestro ámbito más cercano como en cualquier parte del mundo. De media en España, cada ciudadano y ciudadana dedican 223 minutos al día a contemplar programas de televisión; entre ellos, los espacios informativos de la jornada se sitúan entre los 5 primeros de los más vistos.

La prensa reúne a cerca de diez millones y medio de personas a diario, según datos recabados por la Encuesta General de Medios (EGM). Certifica además que el 60% de la población sintoniza, en algún momento del día, una emisora de radio.

A pesar de los avances de las redes sociales en este campo, Facebook tiene menos cuentas en España que oyentes la radio. Las ediciones digitales de diarios superan al conjunto de entradas y visualizaciones en Twitter en nuestro país. La sociedad consume con avidez medios de comunicación porque le aportan un valor fundamental a cualquier democracia que se precie: la información. Y detrás de este contenido, existe el trabajo muy denodado de miles de trabajadores.

Para los periodistas, en los últimos años, la situación profesional se ha tornado más difícil. La creciente ‘autonomización’; la dificultad de acceso a un primer empleo para los más jóvenes; el aumento de becarios mal pagados, la caída de 17% del salario base medio de los periodistas o la desaparición de algunos medios, -según el informe de la federación de asociaciones de la Prensa-, son los principales factores de esta lamentable situación.

Es por ello, que desde el Ayuntamiento de Granada queremos hacernos eco de esta problemática para un colectivo de personas que es esencial en la búsqueda de una mejor calidad democrática para un país.

En los últimos años, se ha tomado conciencia, -y este Ayuntamiento es ahora ejemplo de ello-, que los contratos públicos no sólo constituyen exclusivamente un medio de abastecerse en condiciones más ventajosas sino que, en la actualidad, a través de la contratación pública, los poderes públicos pueden realizar una intervención en la vida económica, social y política del país. Los criterios sociales, laborales y medioambientales vienen admitidos y fomentados por muchas instituciones, entendiendo que lejos de restringir o limitar la libre competencia, suponen una excelente regulación de la misma.

Por todo lo anteriormente expuesto, se propone al Pleno del Ayuntamiento de Granada que adopte los siguientes ACUERDOS:

Primero.- El Ayuntamiento de Granada se compromete a exigir a los responsables de las empresas de medios de comunicación el cumplimiento de cláusulas sociales que protejan los derechos de los trabajadores y garanticen una mejora de su estabilidad laboral en aquellas relaciones económicas que éste establezca.

Segundo.- El Ayuntamiento comprende y acoge la preocupación y reivindicación del colectivo de trabajadores de los medios e insta seriamente a los responsables de estas empresas de comunicación para que protejan los derechos de esos trabajadores. Sin periodistas no hay periodismo.

Aprobada la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía con referencias a los medios de comunicación social

Los medios de comunicación social deberán “reflejar una imagen respetuosa, plural e inclusiva de las personas con discapacidad”. Así lo establece la nueva “Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía” que hoy se publica en BOJA y que entrará en vigor en el plazo de veinte días. La Ley nace con el objetivo, según su propio articulado, de “promover y garantizar los derechos de las personas con discapacidad y de sus familias“; “impulsar el desarrollo de una sociedad inclusiva y accesible; “asegurar el carácter transversal, participativo e intersectorial de las actuaciones públicas de atención a las personas con discapacidad” y “establecer el régimen sancionador autonómico en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad“.

La Ley recoge una expresa referencia al papel de los medios de comunicación audiovisual y la publicidad en el cumplimiento de estos objetivos, estableciendo en sus artículos 67, 68 y 69, las líneas que deben guiar la actuación de los medios audiovisuales que actúan en Andalucía. Una actuación que deberá fomentar “el uso de la lengua de signos y de los medios de apoyo a la comunicación oral para personas con sordera, con discapacidad auditiva o con sordoceguera“, y que prevé para los medios de titularidad pública gestionados por la Junta de Andalucía la obligación de incluir “contenidos destinados a informar sobre la realidad social y necesidades de las personas con discapacidad“.  En lo referente a la supervisión de estas actuaciones y, en especial, de los contenidos publicitarios, la norma confiere a la Consejería competente en materia de servicios sociales “las actuaciones necesarias para que la publicidad y las propagandas comerciales no atenten contra la dignidad de las personas con discapacidad” mientras que asigna al Consejo Audiovisual de Andalucía la tarea de elaborar un informe anual sobre “el tratamiento de la imagen de las personas con discapacidad, así como las condiciones de accesibilidad universal, en los medios de comunicación audiovisual sujetos a su ámbito de actuación“.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, recomendamos a los profesionales de la comunicación la Guía de Buenas Prácticas sobre Personas con Discapacidad para Profesionales de la Comunicación, publicada en 2013 por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, donde el entonces decano del Colegio, Antonio Manfredi, tuvo una activa participación. Recordamos además que el Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) –aprobado en Sevilla en 1993 y actualizado en abril de 2017– recoge referencias expresas en su artículo 7  a la labor de los periodistas en relación a la realidad de las personas con discapacidad y que quienes consideren que dicho Código ha sido vulnerado pueden recurrir a la Comisión de Deontología y Garantías del Colegio de Periodistas de Andalucía.

Enlace al texto íntegro de la Ley.

 

COMUNICADO DEL COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

Ante los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía quiere hacer públicas una serie de consideraciones:

 

– El CPPA expresa la solidaridad del colectivo de profesionales periodistas andaluces/as hacia las víctimas, sus familias y todas las personas que, de una forma u otra, están sufriendo en primera persona las consecuencias de estos terribles atentados.

– El CPPA reconoce y apoya la labor desarrollada por los centenares de compañeros/as que están trabajando en la cobertura informativa de estos atentados. Considera que, en líneas generales, están cumpliendo su tarea de forma responsable, a pesar de las dificultades propias de este tipo de coberturas. Además, el CPPA pone sus recursos a disposición de los colegiados/as para ayudar en lo posible al desarrollo de su labor. También para superar posibles situaciones de estrés postraumático, frecuentes entre los periodistas tras el ejercicio de su profesión en situaciones tan dramáticas.

– El CPPA hace hincapié en que, en situaciones como esta, solo un trabajo periodístico riguroso, veraz, comprometido y responsable es capaz de aportar Información a la ciudadanía. Es esa capacidad de poner orden en el caos la que distingue al Periodismo de la rumorología, la que justifica el Derecho a la Información de la ciudadanía, así como la necesidad de medios de comunicación informativos y redacciones fuertes. Es la capacidad de ofrecer información en medio de la desinformación la que sitúa a los periodistas y comunicadores audiovisuales como los garantes legales de ese derecho fundamental, reconocido en nuestro marco constitucional.

– El CPPA recuerda a los profesionales que están cubriendo la noticia la utilidad de las varias guías para el tratamiento informativo de este tipo de acontecimientos. En cualquier caso, recomienda contrastar las fuentes antes de lanzar la noticia, preservar siempre el derecho a la intimidad y la imagen de las personas afectadas, respetar su dolor y evitar entorpecer el trabajo del personal sanitario y los cuerpos policiales.

– El CPPA anima a los profesionales periodistas a ejercer su Derecho de Objeción de Conciencia ante las exigencias de las empresas para las que trabajan, cuando estas no se corresponden con la ética y deontología periodística.

– El CPPA recuerda a las empresas de medios de comunicación de masas su responsabilidad de distinguir de forma clara sus espacios informativos de los que no lo son, así como de facilitar a la ciudadanía/lectores/oyentes/espectadores/seguidores Información Veraz. Al mismo tiempo, hace hincapié en la responsabilidad de los medios de establecer mecanismos para no contribuir a la difusión de mensajes de odio, que nada ayudan a la sostenibilidad de la democracia.

– El CPPA quiere terminar lanzando un mensaje de unidad y apoyo al colectivo periodista andaluz ante la barbarie terrorista. La información, la pluralidad y la libertad de expresión son pilares básicos de cualquier sistema democrático. Sucumbir ante los intentos de hacer tambalear estos pilares es ceder ante el terror. Sigamos haciendo nuestro trabajo. Es nuestra mejor forma de demostrar que no tenemos miedo.