La Demarcación de Almería del CPPA condena la expulsión de una periodista del pleno del Ayuntamiento de Albox ordenada por su alcalde

La Demarcación de Almería del Colegio de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha condenado la actuación del alcalde de Albox (Almería), Francisco Torrecillas, que en el pleno de la corporación celebrado el pasado lunes, ordenó la expulsión de la periodista, Francisca Martínez, del salón de sesiones municipal siendo escoltada por la Policía Local hasta fuera del recinto.

Los hechos se sucedieron en el desarrollo de un pleno extraordinario, donde el alcalde, cuando se estaba refiriendo al tema del parque de bomberos de la comarca, se dedicó a criticar duramente la labor del medio para el que trabaja Francisca Martínez. Concluido este punto, la periodista retiró su grabadora de la mesa presidencial diciéndole al alcalde: “Quiero que sepa que es usted un mal educado”. El primer edil respondió a este mensaje, ordenando la expulsión de la sala de la periodista que salió escoltada por la policía municipal, quien tomó y anotó los datos personales de la periodista para abrir denuncia.

Desde la Demarcación de Almería del CPPA junto con la Asociación de la Prensa de Almería rechazamos firmemente la actitud del alcalde con esta periodista, que estaba en el ejercicio de su profesión, mientras que el alcalde criticaba duramente al medio donde trabaja la periodista.

De igual manera nos solidarizamos con Francisca Martínez, una periodista íntegra y rigurosa, que desarrolla su labor en el Grupo La Comarca y como corresponsal del Diario de Almería. En este sentido, animamos a la periodista a plantear una queja formal ante el CPPA con el objeto de abrir expediente y analizar la situación vivida.

Por otra parte, hay que recordarle al primer edil que cuando un político o cualquier persona no estén de acuerdo con la información de un profesional o medio, en lugar de usar tribunas públicas, tienen otras herramientas a su alcance como puede ser la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE, o, incluso, los tribunales de justicia.

De igual manera, condenamos ciertos comentarios del alcalde Torrecillas en redes sociales. Con frases como: “Dejen de dar lecciones de funcionamiento democrático y preocúpense de los problemas de los vecinos. Tienen ustedes y la periodista la ‘piel muy fina’, me reitero, ese medio es un folletín”. O, esta otra: “Lo que le tiene que preocupar a Paqui es el informe de la Policía por si se le puede aplicar la ley y le puede caer una buena desde la Subdelegación del Gobierno”.

Con total firmeza también condenamos las declaraciones de otros políticos poniendo en tela de juicio informaciones veraces de periodistas, como ha ocurrido recientemente en la zona del Levante almeriense. Los políticos de forma especial están obligados a respetar y facilitar la labor profesional de los informadores.

Esperamos y deseamos que el alcalde albojense rectifique, se atenga a razones y no protagonice más actos, desde el punto de vista de esta Demarcación, «deplorables» como el sucedido en el último plenario.

‘La misión de España en el Líbano’ cierra el ciclo de conferencias sobre ‘Comunicación y Defensa’

La ‘misión de España en el Líbano” cerró el ciclo de formación para periodistas «Comunicación y Defensa» con cuatro conferencias sobre la participación de la Brigada de la Legión (BRILEG) y otras unidades de las FAS españolas en los “cascos azules”. El XI seminario ha tratado también sobre la integración de los legionarios en la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN, contando con una lección magistral del general – jefe de la BRILEG, Juan Jesús Martín Cabrero.

Vigilar el cese de hostilidades para que no se reproduzcan los combates del verano de 2006, conseguir que el gobierno de Líbano y sus Fuerzas Armadas puedan valerse por sí mismas para hacerse cargo de la seguridad, y el apoyo a la población civil para que puedan superar los efectos de los repetidos conflictos armados que han sufrido, resumen los cometidos prioritarios de los cascos azules, desplegados, en una línea de 118 kilómetros de separación al sur del río Litani que estableciera la ONU, para vigilar a las fuerzas israelíes y a las milicias de ‘Hezbolá’, en esta zona fronteriza entre Líbano e Israel. Así puede compendiarse las cuatro conferencias ofrecidas el pasado sábado referidas al XI seminario ‘Líbano y VJTF: dos retos diferentes, un mismo objetivo’, en su segunda y última jornada, que tuvo lugar en la sala de conferencias del edificio de Ciencias de la Salud de la Universidad de Almería.image002

De rigurosas se pueden considerar las exposiciones de los comandantes Fernando Ávila Muñoz (‘Introducción al Líbano’), Ramón Gómez Delgado (‘Líbano, la llave para entender Oriente Medio’) y Fernando Sánchez Pérez (‘La BRILEG en L/H XXIV’), además de la magistral intervención del general Jefe de la Brigada de la Legión, Juan Jesús Martín Cabrero con ‘2006-2016. 10 años de presencia en el Líbano’.

El general Martín Cabrero, dos veces con la Brigada de la Legión en Líbano, presentó una amena disertación, repleta de experiencias profesionales y muy bien ilustrada fotográficamente, ofreciendo una perspectiva sobre la evolución que ha experimentado la misión de las tropas españolas en el País de los Cedros. Desde que desplegó el primer contingente de la Brigada de la Legión (BRILEG) en 2006, siendo su entonces jefe del Estado Mayor, hasta el último despliegue en 2016, ahora siendo general jefe de la Gran Unidad.

Los diez años de participación española arrojan estas cifras más significativas: 23.769, militares desplegados, 15 fallecidos, 1.425 misiones de desactivación, 645 proyectos de impacto rápido, 35.000 personas en atención sanitaria, 1.400  colaboraciones veterinarias y 5.540 alumnos de español con el programa ‘Cervantes’.

El XI curso ‘Líbano y VJTF: dos retos diferentes, un mismo objetivo’ ha consistido de dos jornadas. La del pasado día 19 de noviembre sobre la participación de unidades de la Legión en la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF) y la del pasado sábado 26 de noviembre. Ha estado organizado por la Brigada de la Legión dentro del convenio marco de formación para periodistas de la Universidad de Almería (UAL) y la Asociación de Periodistas-Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), en colaboración con La Demarcación de Almería del Colegio de Periodistas de Andalucía (CPPA). Durante el acto de clausura el vicerrector Coordinador de la UAL, Antonio Fernández Martínez destacó la organización de este tipo de cursos y expresó la necesidad de mantenerlos y llegar a otras actividades en el marco de la Legión, Universidad y Asociación de la Prensa.

La comunicación, la asignatura pendiente del mundo rural

La crisis económica que ha llevado al Periodismo al cierre de medios de comunicación tradicionales, expulsión de trabajadores de las redacciones de periódicos, televisiones y radios y a una mayor precariedad laboral, también ha afectado de lleno al periodista rural.

Los que trabajamos en esta profesión acogimos con agrado la iniciativa de muchos Grupos de Desarrollo Rural cuando incorporaron, hace unos años, en sus plantillas a profesionales del periodismo y la comunicación. Se tejió una magnífica red de corresponsales rurales que abrieron tímidamente un hueco en los grandes medios a las noticias del mundo rural. Informaciones rigurosas que hablaban de innovación, emprendimiento y autenticidad alejadas de los manidos clichés y estereotipos que siempre acompañan a lo rural.

Sin embargo, el recorte de fondos europeos y el consiguiente ajuste en los presupuestos del que dispone cada Grupo ha llevado a muchos compañeros de profesión a engrosar las listas del paro. Así que los primeros en caer han sido los técnicos de comunicación y periodistas que venían difundiendo en sus vastos territorios, no sin pocas dificultades, la realidad de sus comarcas y, sobre todo, nutriendo las redacciones de historias humanas, de gente corriente.

Aparte del componente social, el gran valor del periodista rural es, sin duda, su apego al territorio y su cercanía con la gente que hace que sus informaciones sean auténticas.

El mundo rural tiene una asignatura pendiente con la comunicación pues lejos de cubrir estos puestos, muchos Grupos de Desarrollo Rural han optado por asumir con personal propio la difusión y comunicación de la entidad. A pesar de la enorme voluntad y diligencia, les falta tiempo, medios y la formación necesaria para ejercer dichas funciones.

Sin embargo no todo son malas noticias para quienes desempeñan su labor en el medio rural, sobre todo gracias a la red de redes, que se ha convertido en una herramienta imprescindible para informar, intercambiar y compartir experiencias. El periodista rural no se ha quedado al margen y las redes sociales le han abierto un nuevo escenario de posibilidades llegando a igualarlo con el periodista que trabaja en la redacción y rompiendo la desigualdad mediática que siempre ha existido en el binomio ciudad-campo.

Las bondades de estos nuevos canales online van más allá y han democratizado el acceso de la ciudadanía a la información siempre y cuando contemos con una buena conexión a internet, algo que solemos dar por asumido pero de la que carecen aún muchos núcleos de población.

Aunque ahora con las nuevas herramientas on line cualquier empresa u organismo puede convertirse en un medio de comunicación con el que es posible interactuar, son necesarios profesionales del periodismo encargados de contrastar, canalizar, ordenar y ofrecer esa información con rigurosidad y contextualizada. Una información atractiva que compita por captar la atención del lector y en esas andamos.

Bien es cierto que las redes sociales amplifican la comunicación y son un excelente recurso para aquellos territorios e instituciones que no disponen de fondos para realizar inversiones publicitarias. Su uso y su capacidad por interactuar son también importantes para acercar el mundo rural a la sociedad y a los medios de comunicación ya que el espacio que ocupan las informaciones rurales no se corresponde con la imparable actividad que desarrollan sus ciudadanos.

Los Grupos de Desarrollo Rural han comenzado a tomar conciencia de las muchas ventajas de la comunicación online. Además de la rapidez, agilidad y feed-back, las redes sociales e internet no requieren de un excesivo desembolso económico, pero sí tiempo y dedicación, cualidad ésta última que sin duda alguna posee el periodista rural.

Yolanda Aguilera Delgado

Colegiada de la Demarcación de Granada del CPPA

Calderón, Pandelet y el recuerdo a Rioja, en el coloquio sobre humor gráfico en Sevilla

La Caja Rural del Sur acogió el pasado jueves la charla coloquio «Humor gráfico en la prensa sevillana», actividad auspiciada por la Demarcación de Sevilla del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía y que se encuadra dentro del IV Encuentro Iberoamericano de Prensa.coloquio1

El acto contó con la participación de los acreditados dibujantes e ilustradores Rafael Calderón y Jaime Pandelet, y del periodista Francisco Correal, quien glosó la figura del humorista gráfico Emilio Rioja, fallecido hace un año. Presentó y moderó el coloquio Juan Manuel Ávila, presidente de la Demarcación de Sevilla del CPPA y también estuvieron presentes, Jaime de Vicente, director del Otoño Cultural Iberoamericano, y Rafael Terán, presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva y organizador de los Encuentros Iberoamericanos de Prensa.

Tanto Francisco Correal como Juan Manuel Ávila destacaron las peculiaridades del humor de Emilio Rioja, quien fuera distinguido con los prestigiosos premios Paleta de Agromán (1986) y Mingote (1991) por su labor como viñetista. El desaparecido humorista gráfico publicó entre otros medios en el Correo de Andalucía, Diario 16 (periódicos en los que coincidió con Correal), La Codorniz, el Papus y el Jueves.coloquio4

Por su parte Rafael Calderón, del que se mostró una selección de su variada producción como ilustrador y caricaturista, habló de sus inicios como dibujante en Barcelona y, sobre todo, de sus más de tres décadas en ABC de Sevilla y de cómo era el trabajo diario en la redacción, de la que durante mucho tiempo formó parte como uno mas. Una vez jubilado del oficio del que vivió, Calderón ahora dedica su tiempo a su verdadera pasión, la pintura.

El que sigue en activo como caricaturista de renombre e ilustrador es Jaime Pandelet, quien trajo al coloquio una amplísima muestra de su obra, tanto en prensa diaria -pasó, entre otros, por ABC, Diario 16, Correo de Andalucía, Marca- como en revistas, entre las que destaca Interviú, con la que colaboró durante diez años. Este artista madrileño afincado en Sevilla desde niño resaltó la labor creativa y la vez crítica que acompaña a su oficio, antes bien considerado y pagado por las empresas y que ahora, como todos, se ve infravalorado por la crisis. Pandelet trata de adaptarse a las circunstancias y ya ha conseguido exportar su trabajo a medios de comunicación de México y Dubai, donde parece que sí lo aprecian en lo que vale.coloquio3

Los Encuentros Iberoamericanos de Prensa forman parte de la programación del Otoño Cultural Iberoamericano, una iniciativa de la Fundación Caja Rural del Sur organizada por la Asociación de la Prensa de Huelva y el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía.

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El 25 de noviembre es desde hace años el día escogido por la comunidad internacional para hacer un llamamiento a toda la sociedad y a su responsabilidad en la lucha contra la violencia hacia la mujer o la violencia de género. La Organización de Naciones Unidas ha planteado una campaña que comienza hoy y finaliza el próximo 10 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial de los Derechos Humanos.

La ONU define esta violencia como «todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada». Por su parte, nuestro ordenamiento la define como aquella que «como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia».

Las últimas cifras del Portal Estadístico de Violencia de Género muestran que en lo que va de año han sido ya 40 las mujeres que han perdido la vida víctimas de la violencia de género y 25 los menores que han quedado huérfanos como consecuencia de ello. Esta información y los hechos concretos que rodean las cifras es trasladada a diario a través de los medios de comunicación, en general, y los periodistas, en particular. Todos juegan un papel central en su tratamiento y en la difusión de la información que sobre esta realidad se transmite a la sociedad y de ahí que como Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía nos sumemos a las iniciativas que desde distintas organizaciones públicas y privadas, se ponen marcha en este día y a lo largo del año para combatir esta lacra social.

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha lanzado una campaña que pone el énfasis en la realidad de las mujeres periodistas y la constatación del incremento de los casos de abuso, acoso sexual u otro tipo de violencia por su condición de mujer. Según el comunicado de la FIP, «estudios recientes demuestran que al menos un 65% de las mujeres que trabajan en medios de comunicación han experimentado intimidación, amenazas o abusos en relación a su trabajo y aproximadamente un cuarto han sufrido actos de violencia física».

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, en este 2016 hemos participado en la elaboración de la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género pero, tal y como se puso de manifiesto en nuestra última Asamblea, esta medida no es suficiente. Es necesario que los responsables de los medios se impliquen e inviertan en la formación continua de los profesionales y tomen conciencia del problema de fondo, fomentando el principio de no discriminación,  desarrollando planes de igualdad en las empresas y protocolos específicos de actuación para los casos de violencia y acoso.