El Colegio traslada sus alegaciones el IV Plan de Gobierno Abierto y pide que se incluyan acciones formativas para periodistas

En el marco del período de consulta pública para realizar alegaciones al IV Plan de Gobierno Abierto impulsado por el Gobierno de España y en el que quedarán recogidas las actuaciones que se llevarán a cabo entre 2019 y 2021 por parte de la Administración General del Estado, en colaboración con otras administraciones y entidades públicas y la sociedad civil, el Colegio ha trasladado sus alegaciones a dicho Plan, en la línea que lo ha hecho el Colegio de Periodistas e Asturias . Tal y como se especifica en el Portal de Transparencia, con este nuevo Plan se pretende “impulsar, fortalecer y mejorar la calidad de la participación en la gestión pública (…), profundizar en la transparencia, en los datos abiertos y en la rendición de cuentas de las Administraciones Públicas (…), “construir un sistema de integridad pública, fortaleciendo valores éticos y mecanismos para afianzar la integridad de las instituciones públicas y reforzar la confianza de los ciudadanos (…) y sensibilizar a la sociedad y a los empleados públicos sobre los valores del Gobierno Abierto”.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, se ha planteado una propuesta para que se incluyan en el Plan acciones de formación específicamente destinadas a los profesionales del sector de la comunicación mediática, de forma que puedan adquirir las competencias y conocimientos necesarios para transformar el ingente volumen de datos propiciado por las normas de transparencia en relatos comprensibles para la ciudadanía. Y es que el Colegio entiende que los periodistas estamos situados en un lugar clave en la cadena de la transparencia, pues somos quienes convertimos el material bruto proporcionado por las fuentes en mensajes comprensibles para las personas destinatarias, de forma que la transparencia tenga sentido y utilidad y cumpla así con su propósito.
 
Las disposiciones legales en esta materia suponen a la vez una oportunidad y un problema o un reto para el desarrollo de la labor informativa ya que, de un lado, se pone a nuestra disposición una cantidad enorme de información, alterando con ello la relación tradicional con las fuentes al disponer sin obstáculos aparentes de acceso directo a los datos, y al mismo tiempo nos enfrentamos a una gran reto profesional: seleccionar los datos correctos y trabajar con ellos para extraer y elaborar mensajes útiles.

De igual modo, entre nuestras funciones está la de fiscalizar también cómo están funcionando las propias disposiciones que se dictan en materia de transparencia para garantizar que estas se cumplan. Sin embargo, una vez más, el volumen de información generado por estas mismas disposiciones hacen que esta labor resulte compleja sobre todo sin disponer de la cualificación y el conocimiento adecuados. La transparencia ha supuesto un cambio de paradigma en el tratamiento de los datos y en la labor informativa que se produce sin que los planes de estudio de las facultades de comunicación estén dando plena respuesta. Y, además, la que se está ofreciendo en algunos centros, obviamente no alcanza a los egresados de otras promociones que en ningún caso han podido tener acceso a esta formación.

Por todas estas razones, y reconociendo la idoneidad de las medidas recogidas en el III Plan y que se orientaban a la formación de empleados públicos y del sector educativo, desde las dos corporaciones colegiales se han solicitado actuaciones similares ajustadas a las necesidades de los profesionales de la información y la comunicación.

La elaboración de este IV Plan se está llevando a cabo en distintas fases y tras haber superado las primeras con las reuniones de los Grupos de Trabajo y de la Comisión Permanente del Foro de Gobierno Abierto, el próximo 24 de mayo está prevista la reunión del Grupo de Trabajo de Formación y Sensibilización siendo la sesión plenaria del Foro el próximo 18 de junio.