El Colegio de Periodistas de Andalucía apela a la responsabilidad en el tratamiento informativo de la actualidad del ‘coronavirus’

El periodismo debe ser informativo, divulgativo, pedagógico y tener como principal objetivo facilitar a la ciudadanía datos contrastados y comprensibles sobre la realidad que acontece. Para ello es fundamental contextualizar la información y dar voz a la ciencia y a personas expertas autorizadas; evitar las opiniones vacías y la dramatización de las piezas informativas; huir de la especulación y favorecer la canalización de la información que facilitan las fuentes oficiales complementadas con un trabajo serio de investigación.

Por el contrario, el conteo de muertes y contagios, hablar de desabastecimiento de supermercados y farmacias, utilizar testimonios casuales no expertos y un lenguaje alarmista con términos como “pánico global” o “crisis mundial” «estampida» o titulares dramáticos y sensacionalistas, no contribuyen a los objetivos y fines del periodismo y favorecen la generación de bulos e informaciones falsas que no encuentran contrapeso en una información sólida y sin fisuras como la que debe ofrecer el Periodismo.

Desde el Colegio de Periodistas de Andalucía recordamos la responsabilidad de los medios y quienes informan ante situaciones de alerta por crisis sanitarias y la existencia de guías específicas sobre el tema que pueden servir de orientación a la hora de abordar casos como el del «coronavirus» que ocupa durante estos días la agenda informativa y de actualidad. Especialmente, la Guía editada por el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía en colaboración con la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla que puedes consultar íntegramente en nuestra web.

Estos son los elementos clave a tener en cuenta:

  • Precisión y rigor en la información difundida a través de las redes sociales, buscando siempre las fuentes oficiales en materia de salud.
  • Administrar correctamente los tiempos existentes entre la canalización de una información y la distribución de nuevos datos relativos a la misma.
  • Transparencia y concisión. Evaluar los instrumentos de gestión de la crisis con la mayor objetividad posible para dejar a un lado los posibles conflictos de intereses.
  • Claridad a la hora de informar en tiempo real con los datos concisos que precise la población para estar informada.
  • Huir de todo tipo de sensacionalismos.
  • No contribuir a magnificar el caso con la difusión de informaciones que puedan ser objeto de sobredimensionamiento por parte de la opinión pública. Evitar dramatismo en el uso del lenguaje y huir de los riesgos informativos.
  • Dar a conocer a la población la existencia real de sistemas de información acerca de la vigilancia de la salud creados por las diferentes administraciones públicas competentes en materia de salud: cáncer, gripe, VIH, atlas de mortalidad…
  • Necesidad de incidir en las exigencias de los medios de comunicación y de las empresas informativas a las administraciones para que exista una comunicación fluida con los responsables de la salud pública.
  • Responsabilidad de los comunicadores y comunicadoras a través de la búsqueda de testimonios de expertos que enriquezcan las informaciones del caso difundidas por los propios gabinetes de prensa de las administraciones de salud.
  • Distinguir a priori el impacto de la difusión del hecho noticioso por su relevancia a nivel local (un determinado brote en un municipio), nacional (difusión por agencias de una epidemia con posible afección en la totalidad del país) o internacional (pandemias).
  • Enriquecer la información por múltiples canales informativos.

 

 

El Colegio de Periodistas en Almería solicita «reunión urgente» con subdelegación del gobierno para tratar la gestión de las relaciones con los medios de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional

En esta línea, el Colegio respalda la gestión realizada por AP-APAL, tras su protesta por el deterioro de la comunicación externa de la Comisaría Provincial y expresa su más enérgico rechazo a este proceso de involución en la política informativa dentro del cuerpo policial. 

Los profesionales somos respetuosos con el marco legal establecido y trabajamos de acuerdo a la legislación y a nuestros códigos éticos y deontológicos, que pasan por la defensa del derecho de la ciudadanía a recibir informaciones veraces, en aras del interés público. Y para realizar esa labor, es fundamental la transparencia y la voluntad de colaborar con los profesionales en su tarea de verificar cualquier información con la necesaria pluralidad de fuentes y el rigor exigido en el tratamiento periodístico. 

El Colegio, representante legal de la profesión en la provincia de Almería, está recabando información para conocer de primera mano los “graves, intolerables e inadmisibles” hechos denunciados por la AP-APAL en su comunicado. Además, ha informado a la Delegación del Gobierno de Andalucía del asunto, al tiempo que ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno en la provincia y al comisario provincial una reunión “urgente” para tratar la cuestión, de modo que se adopten las medidas oportunas y así restablecer la normalidad en la siempre fluida convivencia entre los periodistas, las administraciones públicas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Por otra parte, el Colegio ofrece su disposición ante los compañeros y compañeras afectados por esta situación, en especial. 

La organización colegial considera que este tipo de situaciones podrían evitarse con la profesionalización de los gabinetes de comunicación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, exigiendo la titulación en Periodismo y Comunicación Audiovisual; petición que viene realizando el Colegio en las reuniones que mantiene con las personas responsables de cada institución en cada provincia. 

El CPPA reclama al gobierno autonómico que garantice la calidad y el empleo en la RTVA e invierta en fortalecer los medios públicos

Tras los recientes cambios en la estructura y programación de la RTVA, especialmente notables en Canal Sur Televisión por los relevos en los puestos de toma de decisiones y en los nuevos rostros que se han incorporado a la pantalla, el Colegio de Periodistas de Andalucía vuelve a exigir al Gobierno de la Junta de Andalucía que invierta en lo que consideramos elementos claves para la sostenibilidad y crecimiento del servicio público de radio y televisión andaluzas:

  • Apuesta por los recursos humanos propios, especialmente en el caso de los servicios informativos, incluida su dirección.
  • Renovación de la plantilla con convocatorias públicas que permitan la incorporación de nuevos profesionales y personas jóvenes cualificadas, teniendo como fuentes importantes de las que nutrirse tanto las Facultades de Comunicación como los centros de formación profesional existentes en la Comunidad Autónoma, ayudando con ello además al refuerzo del sector y la generación de oportunidades de empleo.
  • Despolitización de la radio y la televisión públicas andaluzas, dando cabida a los profesionales y las organizaciones que los representan, para garantizar la independencia y la pluralidad informativa, así como los principios que se recogen en el Estatuto de Autonomía de Andalucía y en la propia Constitución.
  • Inversión en infraestructuras y en la actualización de las tecnologías para dar respuesta a las exigencias de los nuevos entornos digitales y a las necesidades de cobertura de una comunidad tan amplia, diversa, heterogénea y rica como es Andalucía.
  • Desarrollo pleno de las obligaciones de accesibilidad, en atención a lo previsto en la Ley 10/2018, Audiovisual de Andalucía mediante la disposición de los recursos humanos y materiales necesarios para ello.

Son fines esenciales del Colegio “velar porque la actividad profesional se adecue a las necesidades e intereses de la sociedad, con un adecuado nivel de calidad”, así como “garantizar la independencia y la libertad informativas en beneficio de una sociedad libre y democrática”. Nada de esto es posible sin una verdadera apuesta por un servicio público de radio y televisión que respete estos principios y reciba el respaldo de las administraciones y los gobiernos.

El Colegio ha solicitado una reunión con la dirección de la RTVA para trasladar de primera mano estas demandas y conocer los planes que se están preparando por parte de los nuevos responsables sobre el futuro de la corporación a medio y largo plazo.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas respetamos, como no podía ser de otro modo, las decisiones adoptadas por los organizaciones sindicales en el ejercicio de sus obligaciones y derechos de defensa de los intereses de los trabajadores y trabajadoras y del servicio público, intereses y fines que compartimos.

Jornadas 5G: un reto para las comunicaciones.

Desde el pasado mes de junio Vodafone ha desplegado los primeros servicios 5G comerciales en 15 ciudades de España, entre ellas Sevilla y Málaga, con beneficios destacados en velocidad de descarga, latencia y conectividad de dispositivos, que facilitarán la transformación de múltiples sectores económicos. En noviembre del pasado año, a través del proyecto Red.es, del Ministerio de Economía y Empresa, presentó el proyecto «Piloto 5G Andalucía» que está siendo desarrollado por Vodafone y Huawei.  Para facilitar un mayor conocimiento de los conceptos, la tecnología y su regulación así como las posibilidades de uso, organizamos una jornada específica de formación sobre 5G destinada a periodistas y profesionales de la comunicación, que tendrá lugar el 3 de febrero en el Vodafone 5G Smart Center ubicado en Sevilla, en horario de 18:00 a 20:00 horas, con una visita incluida a las instalaciones.
 
Las personas interesadas puede realizar consular el programa y realizar su inscripción completando el formulario. La asistencia es gratuita y la sesión podrá seguirse en streamming.