Entradas

La Red de Colegios de Periodistas respalda los comunicados hechos públicos por los Colegios de Periodistas de Andalucía y Castilla y León sobre la renovación del Consejo de Administración de la RTVA y el trato a los periodistas durante la presentación del pacto de gobernabilidad en Castilla y León

La Red de Colegios Profesionales de Periodistas comparte el malestar mostrado por el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía tras conocer las propuestas de cada grupo parlamentario para renovar el consejo de administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual, sobre las que han aparecido multitud de informaciones en los diversos medios de comunicación.

A este respecto, la Red de Colegios Profesionales de Periodistas y el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía reiteran su demanda a los grupos parlamentarios para que en todas las propuestas aparezcan profesionales del Periodismo y la Comunicación Audiovisual y que de ese modo “no pierdan la oportunidad de dignificar ante la ciudadanía la composición del consejo de administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual de Andalucía”.

Asimismo, la Red de Colegios Profesionales de Periodistas también se adhiere al comunicado emitido por el Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León en el que muestra su rechazo al trato dispensado a los periodistas que acudieron al acto de presentación del pacto de gobernabilidad en dicha comunidad autónoma. Desde el Colegio de Periodistas de Castilla y León y la Red de Colegios Profesionales de Periodistas se ve inadmisible que dicho acto no contara con una ronda formal de preguntas y que los periodistas no tuvieran un espacio reservado para desempeñar su labor profesional de la mejor manera posible.

El Colegio de Periodistas pide a los grupos parlamentarios que “no pierdan la oportunidad de dignificar el Consejo de Administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual”

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha expresado su “profundo malestar” tras conocer las propuestas de cada grupo parlamentario para renovar el Consejo de Administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual, sobre las que han aparecido multitud de informaciones en los diversos medios de comunicación. 

Sin más información que la difundida por los medios, “a pesar de ser nuestra organización la representante de la profesión en la comunidad autónoma y a pesar de haber solicitado que  como tal nuestra opinión sea tenida en cuenta”, desde el Colegio de Periodistas de Andalucía muestran su “indignación” por el “uso partidista, propagandístico, político y casi esperpéntico que desde el Parlamento andaluz se sigue dando a la radiotelevisión autonómica y al Consejo Audiovisual de Andalucía”. 

El Colegio de Periodistas reitera su demanda a los grupos parlamentarios para que en todas las propuestas aparezcan profesionales del Periodismo y la Comunicación Audiovisual y que de ese modo “no pierdan la oportunidad de dignificar ante la ciudadanía la composición del consejos de administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual”.

El Colegio de Periodistas recuerda que la historia del periodismo español hunde sus raíces en nuestra comunidad autónoma y que “hay cientos de profesionales en Andalucía con una extensa formación y cualificación profesional para ejercer la enorme responsabilidad que supone velar por el pluralismo informativo. Si quieren encontrarlos, están trabajando en los medios, los gabinetes, son miembros de nuestro Colegio y de las asociaciones profesionales de cada provincia. Seguro que responden a los criterios establecidos tanto en la Ley de la RTVA (Ley 18/2007, de 17 de diciembre,) como en la Ley de creación del Consejo Audiovisual de Andalucía (Ley 1/2004 de 17 de diciembre).”

“Nos preguntamos qué tipo de credibilidad pretenden tener nuestros responsables políticos ante la ciudadanía que les ha votado, si su mayor preocupación del día es colocar los intereses de partido frente a los de la sociedad andaluza”.

El Colegio critica igualmente el incumplimiento de la obligación de la presencia equilibrada entre mujeres y hombres y el olvido de los principios que tanto predican los diferentes grupos de igualdad, mérito y capacidad para los empleados públicos, “teniendo en cuenta que estas personas también lo son desde el punto que mantendrán salarios por el desempeño de las funciones que asumen”. 

Tal y como trasladó hace una semana mediante registro al gobierno andaluz y los grupos parlamentarios, desde el CPPA solicitan que tengan en cuenta estas peticiones y reconsideren sus propuestas. Nuevamente ofrece su disposición para “aportar y ayudar en todo lo que sea sea necesario para dignificar nuestra profesión y estos dos organismos tan denostados en los últimos años por culpa de las injerencias políticas”.

Desde el CPPA creen que “con profesionales en los medios de comunicación públicos seleccionados mediante concurso público, como se hace con cualquier otro servicio público, ni siquiera es necesario un consejo de administración que cueste a la ciudadanía cientos de miles de euros al año. Lo que realmente hace falta es confiar en el buen hacer de los trabajadores de la RTVA, renovar la plantilla y dotar en definitiva a la radio televisión pública de recursos humanos y técnicos suficientes, invertir y apostar de una vez por todas por el derecho a la información de la ciudadanía andaluza”.

Recuerda además los principios y objetivos básicos de los servicios públicos de radiodifusión, recogidos en distintos recomendaciones y textos comunitarios, en los que se declara que “el sistema de radiodifusión pública de los Estados miembros está directamente relacionado con las necesidades democráticas, sociales y culturales de cada sociedad y con la necesidad de preservar el pluralismo de los medios de comunicación” (Tratado o Protocolo de Amsterdam). De ahí, la necesidad de garantizar su independencia y su profesionalidad más allá de los gobiernos de turno.

Algo parecido ocurre con los nombramientos de las personas integrantes del Consejo Audiovisual de Andalucía; la autoridad independiente que, en opinión del Colegio de Periodistas, ha asistido durante 14 años al deterioro progresivo de la función del servicio público. Una institución a la que, desde el Gobierno y el Parlamento, se le ha negado una verdadera independencia que garantice un control eficaz del efectivo cumplimiento de las obligaciones de servicio público y del control de financiación; controles que, tal y como señala la Comunicación de la Comisión sobre radiodifusión, solo resultarían eficaces si los efectuara un organismo realmente independiente de la dirección de la RTVA, (a lo que desde el Colegio añadimos) del Gobierno y del Parlamento; un organismo que debería contar con la capacidad y los recursos necesarios para llevar a cabo el control con rigor y regularidad y que dé lugar a la imposición de las medidas correctoras apropiadas que sean necesarias para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de servicio público en los ámbitos autonómico y local.

Podríamos tildar de despropósito la propuesta que ha acabado con el bloqueo de la dirección de la Agencia y de la Institución audiovisuales; pero aún lo sería más si se quedan exclusivamente en este “chalaneo”.

Han transcurrido casi nueve meses desde que se publicara la Ley Audiovisual de Andalucía, y aún están pendientes de desarrollo reglamentario, entre otras disposiciones, el derecho de acceso; los estándares de calidad mínimos de los servicios de accesibilidad; la organización y funcionamiento del registro de personas prestadoras del servicio de comunicación audiovisual; el procedimiento de elaboración, contenido y posibles prórrogas del Plan Estratégico Audiovisual de Andalucía; un Plan bienal de ordenación e impulso del sector audiovisual andaluz, en el marco del Plan Estratégico; la propuesta del sistema de medición y seguimiento de audiencias; la Estrategia andaluza para el impulso de la industria cinematográfica y de la producción audiovisual; la creación del Consejo de Participación Audiovisual de Andalucía; y el Estatuto de la Información.

Quizá en el Gobierno y en el Parlamento “no tengan bulla”, pero la ciudadanía no puede seguir pendiente de acuerdos en los que no priman sus intereses, sino los de los partidos y sus reparto de asientos.

El Colegio de Periodistas al Gobierno andaluz: “La pluralidad informativa la garantiza el ejercicio profesional del Periodismo, no el reparto de asientos de forma arbitraria en Canal Sur”

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía ha anunciado el registro de una solicitud dirigida a la Consejería de Presidencia y la Dirección General de Comunicación Social de la Junta de Andalucía relativas a varios de los puntos tratados en el último Consejo de Gobierno, celebrado este lunes.

Así, tras conocer su contenido y los acuerdos alcanzados, la Junta de Gobierno del Colegio de Periodistas ha expresado su preocupación porque “parece que todo sigue igual” respecto a los nombramientos en la RTVA y el Consejo Audiovisual de Andalucía, en el sentido de que “en la Junta siguen sin tenerse en cuenta criterios tan lógicos en cualquier otro sector como contar con la institución que representa a la profesión, es decir, al Colegio, o procedimientos de selección transparentes”, al margen de la idoneidad o no de las personas propuestas.

“Hemos esperado un tiempo prudencial, pero visto que el Consejo de Gobierno de la Junta avanza sin ni tan siquiera preguntar nuestra opinión, hemos registrado una solicitud en la que solicitamos nuestra participación en la toma de decisiones e información clara sobre los criterios y los procesos”, afirma la Junta de Gobierno del CPPA.

“Los equipos de gobiernos de cualquier administración, sea autonómica, local o estatal, deben tener claro que cuando se habla de pluralidad informativa, derecho a la información y medios de comunicación de cualquier soporte -sean públicos o privados- están hablando de Periodismo. Y como el ejercicio del periodismo y la comunicación audiovisual es cosa de profesionales, no parece acertado excluir a la organización a la que la ley encomienda su representación y defensa”, continúa la Junta de Gobierno del CPPA.

Para el Colegio de Periodistas, “en la renovación de la RTVA y el Consejo Audiovisual no se trata de alcanzar más o menos acuerdos entre los representantes del arco parlamentario. Se trata de garantizar que la ciudadanía andaluza va a tener acceso a recibir información veraz y plural a través de las radio televisión pública”. Llegados a este punto, desde la Junta de Gobierno del CPPA enfatizan que “la veracidad y la pluralidad informativa la garantizan el ejercicio profesional del Periodismo, no el reparto de asientos de forma arbitraria en Canal Sur”.

Concesiones administrativas de emisoras municipales

Relacionado con esto, en su petición el Colegio de Periodistas solicita también información sobre las 19 propuestas de acuerdo por las que se concede la renovación de la concesión administrativa para la explotación de emisoras de radio de carácter municipal en varios municipios andaluces: Algarinejo, Huétor Tájar, Loja (Granada), Bollullos Par del Condado, Escacena del Campo, Punta Umbría (Huelva); Chipiona, Conil, Jimena (Cádiz); Espejo, La Carlota, Montilla, Villa del Río, Villaviciosa de Córdoba (Córdoba); La Rinconada (Sevilla), Istán, Manilva, Moclinejo (Málaga) y Torredonjimeno (Jaén).

El Colegio de Periodistas quiere conocer el contenido de la memoria explicativa de cada una de las solicitudes remitidas a la Dirección General de Comunicación Social por cada uno de los ayuntamientos y, en concreto, objetivos de la emisora, proyecto de programación, cualificación profesional del personal que prestará el servicio, procedimiento para la selección del personal en los servicios informativos, reglamento interno del servicio, convenio colectivo vigente, proyecto de viabilidad económica y demás información relativa a la prestación del servicio. 

A través de sus demarcaciones, el Colegio de Periodistas remitirá esa misma instancia a cada uno de los ayuntamientos solicitantes.

Editorial: Del crimen pasional a la creación de conciencia

Soy de la opinión de que las palabras son la herramienta de revolución más importante que existe. Las palabras tienen un poder ilimitado, y por ello considero que todos deberíamos ser conscientes de la responsabilidad que tenemos en nuestras manos al utilizarlas.

En nuestro caso, en el ámbito del periodismo, los profesionales de la comunicación tenemos la grandísima oportunidad de influir para crear una sociedad más humana, más educada, rica en valores, y en la que la justicia y los derechos humanos sean considerados en la  medida que se merecen, es decir, como las bases principales de crecimiento y desarrollo de cualquier sociedad.

Mi reflexión surge hoy de la lectura de la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género que ha editado el Consejo Audiovisual de Andalucía, con la participación de grandes profesionales de diferentes ámbitos de actuación, entre ellos nuestra decana, Eva Navarrete. Se trata de un documento muy claro, de rápida lectura, conciso, y esclarecedor, que nos detalla cómo podemos los periodistas trabajar por erradicar la violencia de género incidiendo en la concienciación social. IMG-20160608-WA0001

Con un tratamiento del tema adecuado, los periodistas podemos contribuir a prevenirla, ayudando a la ciudadanía a detectar la violencia machista desde todas sus formas. Podemos evitar la propagación de falsos mitos, que pretenden desvirtuar esta violencia, pero para ello necesitamos estar alerta para acudir siempre a las fuentes expertas en la materia. Y por supuesto, tenemos la oportunidad de dar voz a las víctimas que han sido capaces de salir de esa violencia de género, que han optado por recurrir a los recursos de emergencia que tenemos a nuestro alrededor.

Como profesionales de la comunicación, tenemos el reto, pero también la obligación, de evitar la insensibilización de la sociedad ante un tema tan importante, contextualizándolo, huyendo del sensacionalismo, respetando la privacidad de las víctimas y de su imagen, realizando un seguimiento judicial que deje claro la contundencia de las penas.

Seamos conscientes de que podemos aportar mucho para que la condena a la violencia de género sea absoluta, para que las víctimas, tanto las mujeres como sus hijos, se sientan dignificadas desde el respeto y el apoyo de la sociedad en general, y de los medios de comunicación en particular. Creemos una conciencia colectiva en la que cobren protagonismo los recursos públicos y servicios especializados para atender a las víctimas, que genere la confianza necesaria para denunciar y pedir ayuda, para marcar el 016 y afrontar una vida nueva.

Quizás hoy estoy abusando del tiempo de todos mis compañeros, porque mi deseo, con esta columna, es que leáis con detenimiento esta magnífica Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género, que la hagáis vuestra, y que se convierta en nuestro manual de cabecera a la hora de tratar situaciones tan dramáticas que afectan a millones de mujeres en los cinco continentes.

Porque está en nuestra mano, porque es nuestra responsabilidad, y porque todos queremos que nuestra profesión sea una herramienta de crecimiento y de evolución social. Porque las cifras son aterradoras, porque la edad de las víctimas se está reduciendo vertiginosamente, porque las redes sociales están ofreciendo una nueva dimensión al problema, porque todos podemos contribuir para ponerle freno desde el primer insulto, desde la primera amenaza.

Porque tenemos las herramientas, y porque si buscamos la palabra justa, y citando al Poeta Halley, encontraremos la esperanza.

Sonia Herrera

Demarcación Territorial de Jerez del CPPA

Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género

IMG-20160608-WA0001

Eva Navarrete, Emelina Fernández y Ángeles Sepúlveda.

Hoy se ha presentado en rueda de prensa en Sevilla la “Guía para el tratamiento informativo de la violencia de género” elaborada por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) con la colaboración, entre otros, del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía. El acto ha estado presidido por Emelina Fernández, presidenta del CAA quien ha estado acompañada por Eva B. Navarrete, decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía y María de los Ángeles Sepúlveda, directora general de Violencia de Género de la Junta de Andalucía, que han colaborado en la elaboración de la Guía, entre otras profesionales del ámbito de la comunicación, instituciones públicas, asociaciones, sindicatos y grupos políticos.

La Guía presenta por un lado la descripción de la realidad de la violencia de género como problema, su marco jurídico y recomendaciones para el acercamiento al tema y por otro, las conductas a evitar y buenas prácticas en la cobertura de los hechos y en la elaboración de las noticias. El documento es el resultado del estudio y análisis previo realizado por el Audiovisual así como de las aportaciones de cada uno de los miembros del grupo de trabajo que se constituyó en el mes de febrero para definir propuestas e iniciativas que contribuyan a la eliminación de la violencia de género.

Tal y como la presidenta del Audiovisual ha resaltado durante la presentación, “los medios de comunicación juegan un papel fundamental en la transmisión de valores y conductas, sobre todo por la imagen que transmiten a la población más joven”. Por su parte, la decana ha resaltado durante su intervención cómo “recursos como esta Guía pueden ayudar a los profesionales a dar el enfoque más adecuado a los hechos desde un punto de vista ético y deontológico”, algo que en ocasiones se complica cuando “la precariedad de las condiciones en que los periodistas ejercen su labor junto con las exigencias de inmediatez dificultan por ejemplo la localización de fuentes o el seguimiento de los casos tras el hecho noticiable en sí”. Respecto a esto último, Navarrete señaló también “la necesidad de que, por ejemplo, sean los tribunales los que una vez juzgados los casos, comuniquen igualmente a los periodistas las sentencias dictadas y colaboren así con los profesionales ya que, la erradicación de la violencia del género no está sólo en manos de los medios sino que es una labor del conjunto de la sociedad”.

La Guía se va a presentar en todas las provincias andaluzas y será distribuida entre colegiados y medios de comunicación.

Descarga la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género.