Entradas

El Colegio de Periodistas expresa su preocupación por las publicaciones sobre casos de suicidios en Cádiz

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) a través de su Demarcación en Cádiz, ha expresado su preocupación por la difusión de los casos de suicidio que se han producido en la ciudad durante los últimos días. La organización profesional teme que la “falta de ética y conocimiento sobre la praxis periodística” de “quienes difunden este tipo de contenidos e imágenes” provoque el denominado ‘efecto Werther’ (aquel por el que aumentan los casos de suicidio después de la publicación de algún caso en un medio de comunicación).

El CPPA en Cádiz recuerda que en la praxis periodística de cualquier redacción, los casos de suicidios son tratados con especial prudencia, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, profesionales sanitarios y las pautas periodísticas”. Sin embargo, “en los últimos tiempos, observamos como blogs, páginas web, redes sociales y páginas pseudoinformativas que promueven la cultura del click difunden este tipo de acontecimientos de forma morbosa y sensacionalista, sin tener en cuenta las consecuencias de su difusión ni, por supuesto, ninguno de los criterios éticos que el Periodismo defiende para estos casos”, afirma el CPPA.

El colectivo profesional de periodistas recuerda, además, que “el principal perjudicado por la falta de sensibilidad de quien difunde estos contenidos e imágenes es el entorno familiar de la persona fallecida”. Un “dolor añadido y gratuito”, que “no aporta nada al conjunto de la ciudadanía y que los profesionales periodistas procuran evitar a toda costa”, indica el CPPA en Cádiz.

Ante esta circunstancia, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía en Cádiz ha solicitado la intervención de la Comisión de Deontología y Garantías del CPPA. En concreto (y ante la imposibilidad de presentar una reclamación formal puesto que no se trata de publicaciones periodísticas) han requerido a este órgano la elaboración de una guía o decálogo actualizado sobre el tratamiento de deben recibir este tipo de acontecimientos, incluidos los relacionados con menores, personas relevantes públicamente, delitos, así como los intentos frustrados por intervenciones policiales.

El CPPA en Cádiz recuerda las recomendaciones básicas promovidas por la Organización Mundial de la Salud para profesionales de los medios de comunicación:

Qué hacer:

Trabajar estrechamente con autoridades de la salud en la presentación de
los hechos.
• Referirse al suicidio como un hecho logrado, no uno exitoso.
• Presentar sólo datos relevantes en las páginas interiores.
• Resaltar las alternativas al suicidio.
• Proporcionar información sobre líneas de ayuda y recursos comunitarios.
• Publicitar indicadores de riesgo y señales de advertencia.

Qué no hacer:

No publicar fotografías o notas suicidas.
• No informar detalles específicos del método usado.
• No dar razones simplistas.
• No glorificar ni sensacionalizar el suicidio.
• No usar estereotipos religiosos o culturales.
• No aportar culpas».

También pueden resultar de utilidad las conclusiones del taller Suicidios y los medios de comunicación. Rompiendo en tabú’  celebrado en Almería hace dos años. 

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía se constituyó en mayo de 2013, siguiendo los preceptos establecidos en la Ley 1/2012, de 30 de enero, por la que se crea el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía. El ámbito territorial de la organización colegial de los periodistas andaluces es la comunidad autónoma. El CPPA desarrolla sus funciones a través de diez demarcaciones territoriales que ostentan la representación colegial en cada ámbito territorial. La demarcación de Cádiz se constituyó en noviembre de 2013. Sus objetivos son la defensa de los intereses profesionales, la lucha por la libertad de información y expresión, la creación de servicios de carácter común, la defensa de los principios deontológicos y el fomento de la formación permanente de los periodistas andaluces.

La Comisión de Deontología y Garantías del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CD-CPPA) es el órgano encargado de velar por el cumplimiento de las normas deontológicas adoptadas por el CPPA, “a fin de garantizar el derecho a la información de la ciudadanía”, indica su reglamento. La comisión atiende quejas tanto de “personas que tengan un interés directo en prácticas informativas que considere lesiva de sus derechos”, como “profesionales que pudieran ver condicionada su independencia y su compromiso con la ciudadanía a contarle la verdad de manera completa y honesta”.

Más información sobre cómo y dónde presentar una reclamación ante la Comisión Deontológica 

Comunicado sobre las declaraciones del alcalde de Lecrín y la «puja para bailar con mujeres»

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) apela “una vez más” al “respeto hacia los periodistas en el ejercicio de su labor informativa”. En esta ocasión, la reivindicación se produce a colación de unas declaraciones del alcalde de Lecrín, Salvador Ramírez, quien ha arremetido contra los periodistas en un intento de justificar su deseo de recuperar el baile de los inocentes, una tradición “a todas luces desfasada”, manifiesta el CPPA.

Las declaraciones de Ramírez a las que hace referencia el CPPA han sido recogidas por TG7, la radio televisión municipal de Granada. En ellas, el primer edil, además de expresar sus argumentos y justificar su actuación, ha descargado la responsabilidad en los periodistas que cubrieron la información, acusándolos de “analfabetos”, por “no saber discernir lo que es una puja y lo que es una subasta”, insinuando en sus declaraciones que sus palabras se habían tergiversado o malinterpretado.

El CPPA defiende la labor realizada por los equipos informativos de TG7 y el resto de medios que se hicieron eco del festejo, anunciado en rueda de prensa. La difusión del evento provocó la reacción de distintas formaciones políticas, suscitó una gran polémica y tuvo gran repercusión a nivel nacional y, en última instancia, ha supuesto que la Diputación de Granada pidiera su suspensión. “Los periodistas han cumplido con su deber de informar a la ciudadanía y han recogido con rigor los hechos”, manifiesta el CPPA. Sin embargo, “nos encontramos ante un nuevo caso de quienes ante un tratamiento informativo que no es conforme a sus intereses o simplemente no les gusta optan por insultar a los periodistas, en lugar de utilizar cauces más apropiados y civilizados para manifestar su desacuerdo con la labor del profesional”.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía invita a la ciudadanía y a quienes ostentan un cargo público a “abordar estas situaciones de disconformidad con el tratamiento periodístico de los hechos, mediante los cauces habilitados para ello, a través del propio Colegio o de su Comisión de Deontología y Garantías”, pero “evitando el enfrentamiento o cualquier otra fórmula de descrédito hacia el profesional”.

La Comisión de Deontología y Garantías del CPPA es un órgano colegiado que tiene entre sus funciones atender “tanto las quejas de las personas que tengan un interés directo en prácticas informativas que considere lesiva de sus derechos, como las de los profesionales que pudieran ver condicionada su independencia y su compromiso con la ciudadanía a contarle la verdad de manera completa y honesta”, segçun recoge su reglamento.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía es una corporación de derecho público destinada a defender el derecho constitucional a la información de la ciudadanía así como los requisitos profesionales de los periodistas y comunicadores audiovisuales que ejercen su labor. El presidente de la Demarcación Territorial del CPPA en Granada es José Antonio Barrionuevo Ortiz.

El Colegio de Periodistas de Andalucía considera inaceptables los ataques personales a profesionales de la información

El Colegio de Periodistas de Andalucía se pronunció hace un año contra los ataques personales a profesionales de la información dentro de la campaña promovida por el doctor Candel y seguida, en la calle y en las redes sociales por miles de ciudadanos, contra la fusión hospitalaria. En fechas recientes, la campaña ha subido de tono y apunta una vez más a profesionales de la información.

Como órgano defensor de los derechos y deberes de los periodistas, el Colegio Profesional de Periodistas se ve en la necesidad de precisar varios asuntos:

  • El Colegio de Periodistas considera inaceptable llevar la defensa de una causa, por justa que sea, al terreno de las descalificaciones personales, los insultos y amenazas (evidentes o veladas) de profesionales de la información ni de ningún ciudadano. La libertad de expresión, en ningún caso, ampara este tipo de recursos que pueden tener, además, consecuencias penales.
  • Del mismo modo que existe la confidencialidad médico-paciente, a los periodistas les asiste el derecho a no revelar la identidad de sus fuentes de información. Algo que solo un juez puede obligar a hacer y en causas muy concretas y justificadas.
  • Los medios de comunicación no deben hacerse eco de informaciones reveladas por cualquier fuente. Debe existir un proceso previo de confirmación o comprobación o la existencia de documentos que prueben el asunto denunciado.
  • El Colegio de Periodistas entiende que existe una separación clara entre las informaciones y artículos que se publican en un medio de información y aquellas opiniones que libremente cada cual, como ciudadano, vierte por redes sociales.
  • Como ya defendimos hace tiempo, entendemos que cualquier defensa o crítica sobre la labor que realiza un periodista en el ejercicio de su profesión no deben estar nunca basados en las descalificaciones personales ni en la difusión de cualquier ámbito de su vida privada.

El Colegio recuerda que cualquier persona que considere que se ha vulnerado el Código Deontológico de la profesión o que se ha producido mala praxis por parte de algún profesional, puede acudir a la Comisión de Deontología y Garantías del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía que tiene entre sus funciones “resolver expedientes incoados por una reclamación de ciudadanos o ciudadanas sobre prácticas que vulneren el código deontológico y mediar en conflictos deontológicos de los profesionales con su empresa o con otros compañeros, a fin de ofrecer criterios que contribuyan a garantizar la deontología del periodista frente a otros posibles intereses de partes”.

El Colegio apoya la presentación de la Red Antirrumores en Sevilla

El pasado 25 de octubre se celebró en Sevilla (Casa de la Provincia) la Jornada de Presentación de la Red Antirrumores y más concretamente del denominado Grupo Motor de Sevilla, en un acto al que asistieron más de ochenta personas comprometidas e interesadas con el objetivo de la Red. En representación del Colegio de Periodistas de Andalucía, socio desde mediados de este año, acudió el vicedecano Ángel Fernández Millán, quien hizo palpable el compromiso de la Institución con los objetivos de esta iniciativa. En el acto estuvieron también representados el Ayuntamiento de la ciudad, la Diputación Provincial, la entidad Mujeres en Acción y la dirección general de Coordinación de Políticas Migratorias.

Según el balance global realizado por los responsables, hasta el momento puede considerarse positivo y, en cuanto a la participación del Colegio, se ha planteado la incorporación de este, a través de las demarcaciones territoriales, a los grupos motores de la Red en las distintas provincias andaluzas.

Por el momento, la Red ha publicado dos manuales orientados a deconstruir o combatir los rumores infundados y que son de especial utilidad en este tiempo incierto en el que estamos y en el que los populismos lanzan continuamente postverdades (mentiras de siempre) sobre casi todos los temas de interés para la ciudadanía. Ambos manuales pueden consultarse y descargarse a través de la web del Colegio.

Aprobada la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía con referencias a los medios de comunicación social

Los medios de comunicación social deberán «reflejar una imagen respetuosa, plural e inclusiva de las personas con discapacidad». Así lo establece la nueva «Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía» que hoy se publica en BOJA y que entrará en vigor en el plazo de veinte días. La Ley nace con el objetivo, según su propio articulado, de «promover y garantizar los derechos de las personas con discapacidad y de sus familias«; «impulsar el desarrollo de una sociedad inclusiva y accesible; «asegurar el carácter transversal, participativo e intersectorial de las actuaciones públicas de atención a las personas con discapacidad» y «establecer el régimen sancionador autonómico en materia de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad«.

La Ley recoge una expresa referencia al papel de los medios de comunicación audiovisual y la publicidad en el cumplimiento de estos objetivos, estableciendo en sus artículos 67, 68 y 69, las líneas que deben guiar la actuación de los medios audiovisuales que actúan en Andalucía. Una actuación que deberá fomentar «el uso de la lengua de signos y de los medios de apoyo a la comunicación oral para personas con sordera, con discapacidad auditiva o con sordoceguera«, y que prevé para los medios de titularidad pública gestionados por la Junta de Andalucía la obligación de incluir «contenidos destinados a informar sobre la realidad social y necesidades de las personas con discapacidad«.  En lo referente a la supervisión de estas actuaciones y, en especial, de los contenidos publicitarios, la norma confiere a la Consejería competente en materia de servicios sociales «las actuaciones necesarias para que la publicidad y las propagandas comerciales no atenten contra la dignidad de las personas con discapacidad» mientras que asigna al Consejo Audiovisual de Andalucía la tarea de elaborar un informe anual sobre «el tratamiento de la imagen de las personas con discapacidad, así como las condiciones de accesibilidad universal, en los medios de comunicación audiovisual sujetos a su ámbito de actuación«.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, recomendamos a los profesionales de la comunicación la Guía de Buenas Prácticas sobre Personas con Discapacidad para Profesionales de la Comunicación, publicada en 2013 por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, donde el entonces decano del Colegio, Antonio Manfredi, tuvo una activa participación. Recordamos además que el Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) –aprobado en Sevilla en 1993 y actualizado en abril de 2017– recoge referencias expresas en su artículo 7  a la labor de los periodistas en relación a la realidad de las personas con discapacidad y que quienes consideren que dicho Código ha sido vulnerado pueden recurrir a la Comisión de Deontología y Garantías del Colegio de Periodistas de Andalucía.

Enlace al texto íntegro de la Ley.