Entradas

140 periodistas con 166 trabajos aspiran al VIII Premio Internacional de Periodismo ‘Colombine’

La VIII edición del Premio Internacional de Periodismo “Colombine”, que patrocina Fundación Unicaja y organiza la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), ha pulverizado las anteriores cifras de participación (140 periodistas, de ellos 99 mujeres, 70,7 %) y de candidaturas (166 trabajos periodísticos). El certamen entra en su fase de selección y veredicto del jurado, lo que se producirá a finales de mayo.

Se han presentado un total de 166 trabajos, de ellos 47 procedentes del extranjero (28,3 %, el mayor porcentaje de la historia del premio), siendo 118 de mujeres periodistas, 41 de hombres y 7 colectivos, repartidos en las modalidades de internet (94, 56,6 %), prensa (36, 21,6 %), prensa e internet a la vez (22, 13,3 %), radio (8, 4,9 %) y televisión (6, 3,6 %).

La procedencia de los aspirantes es de doce países: Colombia, El Salvador, China, Argentina, Italia, Sudáfrica, Egipto, Estados Unidos, México, Cuba, Líbano y España. Si nos ceñimos a España están representadas 26 provincias procedentes prácticamente de todas las comunidades autónomas: Sevilla, Madrid (30 participantes, la que más), Ávila, Lugo, Valencia, Cádiz, Guadalajara, Málaga, Ourense, Granada, Pontevedra, Barcelona, Navarra, A Coruña, Cantabria, León, Jaén, Cáceres, Burgos, Álava, Mallorca, Vizcaya, Murcia, Melilla, Alicante y Almería (4 periodistas),

En unos días concluirá la primera selección para que el jurado pueda evaluar y ofrecer el fallo a finales de mayo.

Los miembros del jurado de la presente edición (Rosalía Rodríguez, Magis Iglesias, David Corral y Jesús Pozo, de arriba abajo y de izqda. A drcha.).

  La convocatoria, en honor a la ilustre periodista almeriense Carmen de Burgos Seguí ‘Colombine’, está organizada por la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL), con el patrocinio de la Fundación Unicaja. Esta edición cuenta con la colaboración de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), de la que fue miembro muy activa Colombine; de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) y de la Fundación “Carmen de Burgos”.

Dos nuevas incorporaciones al jurado

La comisión organizadora trabaja, estos días en la preselección que, de acuerdo con las bases, se someterá a la consideración del jurado, integrado por los periodistas David Corral, presidente de la Comisión de Publicaciones de la APM y tesorero de la FAPE y, Jesús Pozo, de la AP-APAL y del CPPAA y presidente de la Fundación Inquietarte, que estaban desde los inicios del certamen y a los que se han unido, Magis Iglesias, periodista, primera mujer que fue presidenta de la FAPE y que acaba de presentar su libro “Fuimos nosotras. Las primeras parlamentarias de la democracia”; y, Rosalía Rodríguez López, catedrática de Derecho Romano de la Universidad de Almería.  De secretaria, sin voto, actuará la de la AP-APAL, Yandira Villegas.

El premio, se entregará en un acto cultural a celebrar en Almería, con una conferencia dedicada a la insigne almeriense y periodista Carmen de Burgos. El galardón tiene una dotación económica y única de 3.000 euros y un trofeo, reproducción en mármol de Macael del monumento a la Libertad de Expresión, que se alza en la Plaza de los Periodistas, de la capital almeriense.

Imagen del Premio Internacional de Periodismo ‘Colombine’

Resultaron ganadoras de las ediciones anteriores: en 2012, Yolanda Sobero Martínez y Susana Jiménez Pons, con el reportaje “Feminicidio S.A”, emitido en “La 2” y Canal 24 horas, a través del programa “En portada” de los Servicios Informativos de Televisión Española; en 2013, June Fernández Casete, con su reportaje “Yo quería sexo pero no así” publicado en los digitales “Pikara Magazine” y “eldiario.es;  en 2014, Marta Gómez Casas, por su reportaje radiofónico “Mujeres que transforman el mundo” emitido en el programa “Tolerancia cero” de Radio 5, del que es directora;  en 2015, el mexicano Lucano Romero, con “Que calle el silencio: mujeres periodistas en riesgo”, emitido en Radio XHFJ de Teziutlán, en Puebla; en 2016, la periodista catalana Marisol Soto Romero, de TVE, con el reportaje “El machismo que no se ve“, emitido en “Documentos TV” de “La 2”; en 2017, el granadino  Francisco Carrión, corresponsal en Egipto de “El Mundo” por su trabajo “La venganza de las kurdas contra el Califato”, publicado en el dominical “Papel” del diario; y, en 2018, la almeriense Mar Abad, con “Flâneuse: las mujeres aún tienen que conquistar las ciudades”, publicado en la revista “Yorokobu”, de la que es fundadora.

 

El Colegio de Periodistas de Andalucía se suma a la defensa de unas prácticas dignas para estudiantes de Periodismo

Con el objetivo de promover la modificación del Real decreto 592/2014, de 11 de julio regulador de las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios, las entidades que defienden a la profesión periodística y a quienes la ejercen o quieren ejercerla, –FAPE, Colegios de Periodistas y otras entidades– han creado una Plataforma para exigir unas prácticas dignas para quienes cursan estudios de Periodismo y Comunicación Audiovisual en nuestro país. Las claves del documento aprobado el pasado 1 de diciembre se centran en que no se puedan ofertar prácticas sin ayuda económica, que los estudiantes no ocupen puestos estructurales en las empresas,  –lo que supone no realizar el trabajo que lleva a cabo  un profesional contratado–, que se garantice el cumplimiento correcto de las tutorías y que se asuma por las entidades que acogen alumnos en prácticas la Recomendación del Consejo de la Unión Europea sobre un marco de calidad para los periodos de prácticas.

foto-1

Los miembros de la plataforma realizarán gestiones ante el Gobierno y los grupos parlamentarios, con el fin de que promuevan las iniciativas necesarias encaminadas a la reforma de la actual legislación, en base al documento elaborado para justificar esta iniciativa y en el que se recogen los principales aspectos de la realidad que les ha llevado a adoptar esta medida, quienes son sus impulsores, –incluido el colectivo de estudiantes representado por Eduardo Robaina, de la Universidad Complutense de Madrid, promotor de la campaña en Internet contra las prácticas gratuitas— y los criterios a tener en cuenta en las posibles modificaciones de la normativa:  las prácticas no podrán exceder de cuatro horas diarias durante cuatro meses, excluyendo las noches, días festivos y fines de semana, salvo excepciones justificadas; los estudiantes en prácticas no superarán el 10% de la plantilla de cada sección o departamento -las empresas de menos de 10 trabajadores solo podrán tener a una persona en prácticas- y rotarán al menos por dos secciones o departamentos; el cumplimiento correcto de las tutorías; la regulación mediante convenio colectivo de las prácticas y prohibir que las universidades, empresas, instituciones o entidades oferten prácticas sin ninguna ayuda económica así como el encadenamiento de períodos de prácticas en una misma empresa.

La perspectiva europea

Como afirma el Consejo en la citada Recomendación, la crisis ha afectado especialmente a la población juvenil y de ahí que el recurso a las prácticas externas como vía para acceder al mercado de trabajo haya sido recurrente en muchos sectores de actividad. En el ámbito del periodismo y la comunicación audiovisual además, se ha convertido en fórmula habitual para cubrir puestos de estructura, obviando los criterios básicos que deben regular estas formas de aprendizaje complementarias a los estudios universitarios. Igualmente, el proyecto estrella de la Comisión Europea para paliar el desempleo entre la población más joven, la Garantía Juvenil, prevé como vía adecuada el ofrecer un período de prácticas, de cuatro meses de duración, para estudiantes que hayan finalizado sus estudios y se encuentren en desempleo.

En su pronunciamiento, el Consejo destaca además que “estudios y encuestas han revelado que un porcentaje importante de los períodos de prácticas presenta problemas de calidad, especialmente si no existe una institución de enseñanza o formación que se responsabilice directamente del contenido didáctico y de las condiciones laborales que ofrece” y proponen como premisa básica la necesidad de celebrar un convenio de prácticas por escrito, que incluya objetivos didácticos, condiciones laborales adecuadas, derechos y obligaciones y duración razonable de las prácticas.

Desde el CPPA hemos entendido que esta Recomendación es clave, –de ahí que haya propuesto su inclusión en el documento– y debe ser asumida por todas las partes implicadas en el diseño de los modelos de prácticas pues resume los principios básicos que han de regir estas fórmulas de aprendizaje e inmersión en el mundo laboral. Más aún cuando, según se recoge en la página de la Comisión Europea sobre el cumplimiento pro parte de los distintos países de las reglas sobre los programas de prácticas y aprendizaje, España debe aún mejorar su legislación para adaptarse a las recomendaciones del Consejo.

Documento elaborado por la plataforma.

Recomendación de Consejo de la Unión Europea sobre un marco de calidad para los períodos de prácticas.

Informe de la Comisión sobre la implementación en España de la Recomendación del Consejo sobre prácticas y aprendizaje (en inglés).

Documento del Consejo de la Juventud de España sobre el Marco Europeo de Calidad para los Períodos de Prácticas.

Actualizar el código ético sí, pero con los mismos principios. LXXV Asamblea General de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España

(Nota de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España)

Existe cierto desconcierto en el mundo periodístico a consecuencia de la falta de un código ético aplicable a internet, por lo que es preciso adaptar el actual a las realidades digitales. Hoy, cualquiera puede hacer cualquier noticia, y colgarla en cualquier red social. La tecnología ha influido en la ética profesional y la ha llevado a una situación cercana al caos. Por eso, los periodistas, “para diferenciarnos, sólo tenemos el rigor”,aseguró Carlos Martos, director de Coordinación y Fin de Semana de la Agencia EFE, que ha participado en el debate previo a la Asamblea General que celebra este sábado la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) en Cartagena.

Ante el periodismo digital, los retos son múltiples y afectan no sólo al periodista, sino también a la empresa informativa y al conjunto de los ciudadanos. Para Manuel Núñez Encabo, catedrático de Filosofía y Moral de Derecho y de Ciencias Jurídicas en la Universidad Complutense de Madrid, la ética es lo único que garantiza la veracidad en la información, y eso ocurre igual ante la reflexión que ofrece el papel  que en la inmediatez que ha impuesto la tecnología digital. “Formación por sus estudios  y compromiso por su sentido ético son dos condiciones que nadie tiene salvo el periodista”, afirmó.

Sin embargo, es fácil caer en la tentación de pensar que existe una libertad de expresión que sólo tiene un límite en los tribunales. “Y yo creo que no –ha señalado Marisa Ciriza, vicepresidenta de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo-. Debemos defender la libertad de expresión, pero adoptando un código deontológico que nos autorregule” y ese código hay que introducirlo también en la información que circula por internet.

De izquierda a derecha: Jesús Díaz del Campo Lozano, Carlos Martos, Juan Antonio De Heras, Marisa Ciriza y Manuel Núñez Encabo

De izquierda a derecha: Jesús Díaz del Campo Lozano, Carlos Martos, Juan Antonio De Heras, Marisa Ciriza y Manuel Núñez Encabo

Por eso, es necesaria la adaptación de la normativa deontológica existente a una nueva era digital que ha cambiado la propia esencia del periodismo y lo ha transformado en un trabajo diferente. Hay que actualizar el código ético que ha regido hasta ahora la profesión, pero hay que hacerlo teniendo como base los mismos principios, aseguró Jesús Díaz del Campo Lozano, profesor de Ética y Deontología de Comunicación de la Universidad Internacional de La Rioja.

El debate “Deontología del periodista en la era digital”, que estuvo moderado por Juan Antonio De Heras, presidente de la Asociación de la Prensa de Murcia y decano de su Colegio de Periodistas, ha sido el preámbulo de la LXXV Asamblea General de la FAPE, en la que participan más de 150 periodistas de toda España pertenecientes a las 49 asociaciones federadas y 16 vinculadas a la Federación.

En su inauguración, ha participado el presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, quien ha asegurado que la labor que llevan a cabo los periodistas hace que la nuestra sea, cada vez, “una sociedad más justa, más libre y más desarrollada”. Por su parte, la presidenta de la FAPE, Elsa González, ha mostrado su firme voluntad de actualizar el código deontológico de la Federación tras la entrada en el mundo digital, aunque “el periodismo de la linotipia y el de internet son iguales en lo moral y están asentados en los mismos criterios: rigor y ética”.

Los presidentes de la Región de Murcia y de la FAPE han estado acompañados en el acto inaugural por el rector electo de la Universidad Politécnica de Cartagena, Alejandro Díaz Morcillo, por la vicealcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón y por Juan Antonio De Heras, que ha ejercido de anfitrión en un acto que coincide con el 110 aniversario de la Asociación de la Prensa de la Región de Murcia y con el centenario de la muerte de su presidente-fundador, José Martínez Tornel.

Las comunidades apuestan por los Colegios para representar a la profesión periodística

Instantes de la reunión de la mesa COFAPE, celebrada en el Centro Internacional de Prensa, en Madrid

Instantes de la reunión de la mesa COFAPE, celebrada en el Centro Internacional de Prensa, en Madrid

La decana del CPPA, Eva B. Navarrete y la vocal de la Junta de Gobierno, María José Pachecho, han acudido esta semana a la reunión de la mesa COFAPE (Colegios Profesionales de Periodistas y Federación de Asociaciones de Periodistas de España) para una puesta en común de los avances que se están produciendo en el territorio nacional, conocer la situación de las distintas organizaciones y trazar una hoja de ruta común en las relaciones entre los miembros de la actual mesa.

Desde Andalucía se ha hecho especial hincapié en la necesidad de avanzar en la constitución de los colegios autonómicos aún pendientes, — nueve del total de diecisiete comunidades– con la vista puesta en la conformación del posible consejo nacional de colegios y se ha mostrado un apoyo total en esa andadura, desde la experiencia andaluza a quienes como Navarra o Canarias se encuentran muy cercanos a su creación. Como destacó la presidenta de FAPE, Elsa González, debemos “seguir avanzando por la unidad de la profesión” en la senda ya iniciada por Andalucía, Murcia, País Vasco, Castilla y León, Asturias, Cataluña y Galicia, y que poco a poco van dibujando el mapa de quienes podrían, en un futuro, formar parte del consejo de colegios.

La evolución de las asociaciones provinciales o autonómicas que han impulsado desde la FAPE la constitución de los colegios hacia entidades de otra naturaleza ya se ha producido en el caso de Murcia, cuya Asociación de la Prensa se ha transformado en Fundación, sumando así las acciones y recursos de ambas entidade,s de manera que juntas puedan contribuir más y mejor a la defensa de la profesión.

La FAPE y los Colegios de Periodistas forman un frente común para la defensa de la profesión

Asistentes a la Mesa Colegios-FAPE (COFAPE), entre ellos el decano del CPPA, Antonio Manfredi (derecha).

Asistentes a la Mesa Colegios-FAPE (COFAPE), entre ellos el decano del CPPA, Antonio Manfredi (derecha).

La Federación de Asociaciones de Periodistas (FAPE) ha creado un frente común con los Colegios de Periodistas que han ido surgiendo de las asociaciones federadas, para la defensa de los asuntos relacionados con la profesión, en unos momentos en los que la unidad se considera básica para trabajar por este objetivo fundamental y por el desarrollo de actividades comunes.

A la llamada Mesa Colegios-FAPE (COFAPE), creada en noviembre de 2013, en la que participan los Colegios de Andalucía, Castilla y León y Murcia, se han unido ahora los de La Rioja y País Vasco, permaneciendo como observadores los representantes de las gestoras que están impulsando los de Asturias, Navarra y Castilla-La Mancha, algunos en avanzado estado de tramitación.

Con la profesión no regulada en España, cuando conviven asociaciones profesionales de periodistas provinciales y colegios autonómicos, tanto la FAPE como las organizaciones colegiales han entendido que este órgano de encuentro es el idóneo para seguir manteniendo la unidad ante los retos y las dificultades por las que atraviesa la profesión, donde pueda aparecer una sola voz, en las ocasiones que se requiera, cuando sea preciso fijar reivindicaciones del colectivo periodístico a nivel estatal.

Este lugar de encuentro respeta las decisiones que adopten autónomamente los diferentes miembros, a través de sus diferentes órganos de participación democrática, y para pertenecer a él es preciso aceptar el Código Deontológico de la FAPE. En este sentido, hay Colegios que han optado por que el punto de atención a las quejas de los ciudadanos se realice a través de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la FAPE, cuyo funcionamiento es totalmente independiente, abierto a las demandas de los ciudadanos.

En un horizonte que supera ya los ocho años, y ante las iniciativas surgidas en otros puntos de España, la FAPE recomendó a sus organizaciones que promovieran la creación de colegios en sus diferentes ámbitos autonómicos. Fruto de aquello ya se han creado un total de cinco colegios, con sus correspondientes leyes publicadas en los diarios oficiales, y existen varios en tramitación. Tal y como contempla la resolución aprobada en la Asamblea Extraordinaria de la FAPE, celebrada en Cáceres, en 2013, una de las funciones de la Mesa Colegios-FAPE será el establecimiento de estrategias coordinadas en materias profesionales.

En un encuentro celebrado el pasado fin de semana entre representantes de la FAPE y de varios Colegios de Periodistas, se ha acordado además trabajar coordinadamente con la Asociación Española de Universidades con Titulaciones de Información y Comunicación (ATIC), que promueve los estudios universitarios de Ciencias de la Comunicación y de la Información, tanto de grado como de postgrado, fomenta la calidad de los mismos, y establece vínculos con las instituciones, organismos y asociaciones de carácter nacional e internacional, que trabajan directa o indirectamente en el campo de la Comunicación.

Los miembros de la Mesa se comprometen a colaborar en el proceso impulsado por la FAPE, para fomentar los Colegios de Periodistas por las asociaciones federadas, avanzarán en la necesaria armonización y homogeneidad de los Colegios existentes y futuros, en tanto se constituye el Consejo General de Colegios de Periodistas de España, y promoverán la regulación de la profesión, teniendo como fin último que, con el periodo o medidas transitorias y excepcionales que sean precisas, la misma sólo se desarrolle por quien cuente con la correspondiente titulación.

Junto con la presidenta de FAPE, Elsa González, se encontraban el secretario general y el vicepresidente de esta organización, Jesús Picatoste y Aurelio Martín, respectivamente, así como los decanos de los colegios de Andalucía, Antonio Manfredi, y Murcia, Juan Antonio de Heras; y representantes de las juntas de gobierno de los de Castilla y León, Ignacio Coll, y de La Rioja, César Álvarez; y el de la gestora del de Navarra, Patxi Pérez.

Como representantes de las partes, para llevar a cabo un seguimiento permanente de las iniciativas que se realicen, en representación de la FAPE, actuará su vicepresidente Aurelio Martín, mientras que por los Colegios, intervendrán los decanos Manfredi y De Heras.

Junto a los representantes de la FAPE -la primera organización profesional de periodistas de España, con 48 organizaciones federadas y 16 vinculadas-, son miembros de la Mesa los decanos o sus representantes de los Colegios de Andalucía, Castilla y León, Murcia, La Rioja y País Vasco. Serán convocados en calidad de observadores, sin voto, los representantes de las gestoras de Asturias, Navarra y Castilla-La Mancha.

Además de estos colegios, se encuentran los de Cataluña y Galicia, que forman parte del Foro de Organizaciones de Periodistas con las Agrupaciones de Periodistas de UGT y CCOO, la Federación de Sindicatos de Periodistas, el Sindicat de la Imatge UPIFC y la Asociación Nacional de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión, vinculada a la FAPE.

En noviembre de 2013, los Colegios Profesionales de Periodistas de Galicia, Murcia, Andalucía y Castilla y León solicitaron que se incluya en el anteproyecto de ley de Servicios y Colegios Profesionales, que elabora el Ministerio de Economía, la colegiación obligatoria para el ejercicio del periodismo y defendieron la titulación para su desarrollo. También solicitaron la creación de un Consejo Estatal de Colegios. La FAPE cerró la vía de la experiencia profesional, en el año 2006, para admitir el acceso al Registro Profesional de Periodistas, ahora solo para licenciados en Periodismo o Comunicación Audiovisual. No obstante, para casos excepcionales, está creada la Comisión de Garantías y Auditoría.