Entradas

El Colegio de Periodistas de Andalucía reclama formación obligatoria en igualdad para estudiantes y profesionales de la comunicación

Este viernes 8 de marzo, la ciudadanía está llamada a participar en las movilizaciones enmarcadas en el Día Internacional de las Mujeres, incluida una huelga que este 2019 se plantea sobre la base de  los ‘1000 motivos’ que existen para que las mujeres –sobre todo- se sumen a las acciones de protesta que se producirán en toda España.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) comparte los objetivos que motivan estas reivindicaciones y participará de forma activa en las acciones de protesta que se desarrollarán en las diversas provincias andaluzas, a través de sus demarcaciones. Al respecto, expresa su apoyo a las periodistas y comunicadoras y a todos los profesionales de la comunicación que decidan ejercer su derecho a sumarse a la jornada de huelga. En este sentido, recuerda que las personas colegiadas cuentan con un servicio de asesoramiento jurídico al que pueden acudir si lo consideran oportuno.

La tarea que se realiza cada día desde el periodismo debe ir encaminada a no fomentar lo que la periodista Ana Isabel Bernal-Triviño acuña como “violencia mediática”. Por eso, es importante que el periodismo actual avance hacia una comunicación feminista en la que sus profesionales se formen específicamente en género. Una formación que debe implantarse de forma obligatoria tanto  en las facultades de Periodismo como entre quienes desarrollan esta tarea comunicativa de forma profesional en medios y gabinetes, considera el CPPA.

Teniendo en cuenta la importancia del periodismo y la comunicación audiovisual en la consecución de sociedades en las que mujeres y hombres tengan los mismos derechos, el Colegio de Periodistas de Andalucía reclama además a la Junta de Andalucía y al Parlamento participar en el desarrollo de iniciativas legislativas y políticas igualitarias, dado que en todas ellas hay una permanente referencia al papel de los medios de comunicación y los periodistas en la consecución de los objetivos de igualdad. El Colegio de Periodistas de Andalucía, recuerda, es la corporación que ostenta por ley la representación del periodismo y el derecho a la información de la ciudadanía, por lo que ninguna medida que incluya la difusión periodística de mensajes debería ser válida sin contar con la opinión de la organización que representa estos intereses. Igualmente, reclama la posibilidad de tener representación en los consejos de administración de radio televisiones públicas -incluida la autonómica- para garantizar que los contenidos informativos se ajusten a criterios periodísticos y no políticos.

Para coordinar todas estas propuestas y canalizar la representación y participación de la organización en los ámbitos referidos, el Colegio de Periodistas de Andalucía pondrá en marcha una Comisión de de Igualdad que dará a conocer en su próxima Asamblea General, a celebrar este mes de marzo en Cádiz. Su misión será la de abordar, de la mano de expertas y expertos y en colaboración con otras agrupaciones ya creadas, los principales retos a los que se enfrentan las mujeres periodistas y comunicadoras andaluzas, como la brecha salarial, el techo de cristal, la invisibilización de las fuentes femeninas, redacciones comprometidas con la igualdad tanto en el tratamiento de la información como en la configuración y desarrollo de las relaciones de trabajo, entre otras.

La periodista María José Gómez Biedma analiza en su tesis la imagen del mundo que ofrecen las televisiones españolas a los espectadores

presentación tesis María José Gómez Biedma

Los recortes presupuestarios de las televisiones públicas y privadas han hecho mella en la calidad y la cantidad de información que se ofrece. El bloque internacional no es una excepción como se ha demostrado en la tesis doctoral presentada, la semana pasada, por la periodistas de Canal Sur, María José Gómez Biedma.

En las conclusiones de la tesis queda claro que “la información internacional es casi testimonial en los espacios informativos, especialmente en las televisiones privadas y autonómicas”, a pesar de que probablemente es más fácil la elaboración y la producción de las noticias internacionales, gracias al desarrollo de la tecnología digital y a la sociedad en red que “ha permitido la irrupción de nuevas fuentes y actores de la comunicación global que permite, por otra parte, vislumbrar un nuevo panorama basado en un caudal de información más plural y diversa”.

Las conclusiones también confirman que persiste una unidireccionalidad del flujo de noticias por parte de un selecto grupo de multinacionales de la comunicación e importantes organismos internacionales dispuestos a influir en los mass media. “Un desequilibrio en la circulación de las noticias que provoca una homogenización y una descontextualización o contextualización interesada de la información que es trasladada a los espectadores por las televisiones generalistas españolas, incluida Canal Sur TV”.

La investigación también muestra una nueva configuración de la agenda de contenidos donde el interés por los asuntos sociales está restando protagonismo a la política y la economía, los temas tradicionalmente vinculados a las relaciones internacionales. Lo que no ha cambiado es el importante papel que juegan las noticias negativas, aquellas que se ocupan de los actos violentos, las catástrofes o los conflictos armados. Por último, también queda patente la fragmentación de los relatos internacionales a través del uso excesivo de los formatos cortos (colas y breves).

El trabajo, dirigido por Antonio Checa y José Antonio Navarro, ha analizado la información internacional que se ha emitido en la televisión de nuestro país, en concreto en TVE, Telecinco y Canal Sur TV, las tres cadenas con representatividad en el sector audiovisual español y andaluz. Su objetivo final ha sido conocer cuál es el mensaje y la visión del mundo que ofrecen a los espectadores y al público en general.