Entradas

No al silencio

COMUNICADO CONJUNTO DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES DE CATALUÑA, GALICIA, MURCIA, ANDALUCÍA, PAÍS VASCO, RIOJA, CASTILLA Y LEÓN, NAVARRA Y ASTURIAS TRAS LOS ASESINATOS DE PERIODISTAS EN MÉXICO

Este pasado 15 de mayo, asesinaron al periodista mexicano Javier Valdez Cárdenas, fundador y reportero del semanario RíoDoce. Lo tirotearon en Culiacán (Sinaloa) a plena luz del día. Valdez era uno de los veteranos en la cobertura de temas de violencia y narcotráfico. Su libro Narcoperiodismo es ya una obra de referencia sobre el tema.

Valdez ha sido el sexto en lo que va de año.

En marzo asesinaron a otros tres periodistas a balazos en México: Cecilio Pineda, en Guerrero, Ricardo Monlui, en Veracruz, y Miroslava Breach, en Chihuahua. El 14 de abril ajusticiaron a Maximino Rodríguez, en la ciudad de La Paz, y el 2 de mayo, a Filiberto Álvarez, cronista de Morelos. El mismo día 15 de este mes, solo horas después del asesinato de Valdez, tirotearon en Jalisco a la subdirectora comercial del semanario El Costeño y esposa de su propietario, Sonia Córdova, y a su hijo, Jonathan Rodríguez Córdova, que murió en el acto. A f finales de marzo, dejaron malherido a balazos a Julio Omar Gómez y mataron a su guardaespaldas en el Distrito Federal, y el mismo mes, el periodista Armando Arrieta recibió un tiro en Veracruz.

En 2016, México se convirtió en el tercer país del mundo con más comunicadores asesinados, 11, solo superado por Irak (15) y Afganistán (13), según datos de la Federación Internacional de Periodistas. La violencia contra los informadores en México es un crimen que nos afecta a todos. Denunciar la impunidad que la ampara es una responsabilidad ineludible. Los Colegios Profesionales de Periodistas, como representantes legales de la profesión, condenamos rotundamente esta situación y exigimos a las autoridades mexicanas que actúen para ponerle freno.

Asesinar al periodista no mata la verdad. El pasado 25 de marzo, tras el asesinato de su colega Miroslava Breach, Javier Valdez escribía en tuiter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio.” Junto a Valdez, nosotros también queremos gritar: NO AL SILENCIO.

Colegios Profesionales de Periodistas de Cataluña, Galicia, Murcia, Andalucía, País Vasco, Rioja, Castilla y León, Navarra y Asturias.

Descarga el PDF del comunicado.

El Colegio exige que la ley electoral andaluza proteja la independencia de los periodistas, ponga fin a los bloques electorales e incorpore el criterio de estos profesionales a las decisiones de la Junta Electoral

La decana (en funciones) del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, Eva Navarrete fue la responsable de exponer ayer en el Grupo de Trabajo para la Reforma de la Ley Electoral Andaluza las propuestas que desde la institución se han elaborado, con vistas a su incorporación en el texto que finalmente se consensue en el Parlamento para regular los procesos electorales en la Comunidad Autónoma.

En su exposición, Navarrete trasladó a los representantes de los distintos grupos políticos, Ciudadanos (impulsor de la iniciativa de reforma), PODEMOS, PSOE y PP, las principales preocupaciones del colectivo y las propuestas de mejora de la vigente norma, la Ley 1/1986, de 2 de enero, Electoral de Andalucía.

La decana puso en primer lugar de manifiesto la legitimidad del Colegio para representar al colectivo conforme a lo establecido en su ley de creación y sus estatutos, “que nos atribuyen la función de garantizar la independencia y la libertad informativas en beneficio de una sociedad libre y democrática así como la defensa, de acuerdo con el artículo 20.1 de la Constitución Española, de los derechos a la libertad de información y de expresión garantizados a todos los ciudadanos”

El Colegio, expresó la decana, tras el análisis del regulación actual y la comparada respecto a otros países de la Unión Europea, concluyó que la norma vigente y más concretamente su aplicación y uso por parte de los grupos en campaña, tanto a nivel estatal como andaluz, son contrarias a los principios establecidos por la Constitución y el propio el Estatuto de Autonomía de Andalucía.

Las propuestas del Colegio

La decana trasladó al Grupo de Trabajo las propuestas concretas de reforma que giran sobre la articulación de mecanismos de autorregulación internos, (como es el caso tanto del Consejo Profesional de Canal Sur TV y Canal Sur Radio, como del Consejo de RTVE en Andalucía, junto con otros instrumentos externos, como el propio Colegio Profesional de Periodistas); la eliminación de los bloques de información electoral y la inclusión del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía como órgano asesor de consulta preceptiva de la Junta Electoral; la supresión de los espacios de propaganda, por ser un foco de desprestigio para los medios públicos;  la eliminación del criterio de proporcionalidad sobre la representación parlamentaria aplicado en la distribución de los espacios, para no perpetuar a las grandes mayorías en detrimento de otras expresiones del pluralismo social; la incorporación de mecanismos y procedimientos que salvaguarden el trabajo independiente de los profesionales; y la inclusión de los debates durante los períodos electorales bajo criterios periodísticos y con respeto a la pluralidad social.

Navarrete planteó que la pregunta que deben hacerse es “si regulando en los medios de titularidad pública la presencia de las formaciones políticas que concurren a unas elecciones y estableciendo cuotas y controles sobre el trabajo de los periodistas, se incrementa el acceso a la información y la libertad de expresión de la ciudadanía y se respeta el pluralismo o por el contrario son medidas que limitan estos derechos fundamentales”.

Desde el punto de vista del Colegio, existe una clara “falta de coherencia entre las llamadas a la independencia, al pluralismo, la objetividad o la neutralidad informativas de las distintas normas, con las injerencias que suponen la creación de una figura de control y supervisión externa ajena a todos estos principios en el tratamiento de una información tan crucial como es la que rodea a un proceso electoral en una sociedad democrática.”

La norma, explicó, establece quién determina el uso de los medios públicos; cómo se determina ese uso y quién controla el cumplimiento y observación de lo que está legalmente establecido… pero en ninguna de estas instancias o competencias se incorpora la figura del profesional de la información o de sus representantes, con lo que los criterios periodísticos e informativos están totalmente ausentes del tratamiento de la información electoral de interés para la ciudadanía.

“Hay un claro desequilibrio que hay que corregir” pero desde la autorregulación, protegiendo a los profesionales e incorporando órganos de asesoramiento que aporten criterios periodísticos, como puede ser el Colegio Profesional, a la Comisión o a la Junta Electoral.

Visualiza el vídeo de la intervención

Descarga el texto completo de la ponencia

Todos los Colegios de Periodistas de España respaldan el Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística presentado por el Colegio de Periodistas de Andalucía

Esta iniciativa persigue que las administraciones locales, provinciales y autonómicas contraten a titulados en Periodismo y Comunicación Audiovisual para la gestión de la comunicación y creen puestos específicos para la realización de estas funciones.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha presentado este sábado 4 de marzo en Sevilla, el acuerdo Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística, una iniciativa que pretende comprometer con el periodismo a todas las administraciones, en todos los territorios y en los distintos niveles de organización, tanto local como provincial y autonómico, dando ejemplo al resto de la sociedad.

La decana del Colegio andaluz, Eva Navarrete, junto con el vicedecano del Colegio de Cataluña, Marc Vidal, y la decana del Colegio de Asturias, Lucía Fraga, –estos últimos como representantes del Colegio más antiguo y más joven, respectivamente–, han destacado en sus intervenciones cómo “desde hace décadas, las universidades españolas imparten las titulaciones que confieren la formación necesaria para el desempeño de las funciones propias del periodismo y la comunicación audiovisual” y por tanto “estas titulaciones han de ser reconocidas y exigidas por las administraciones para la ocupación de puestos específicos para estos perfiles profesionales”. De ahí y de la preocupación por el empleo y su precarización en el sector nace este Compromiso que han respaldado y asumido todos los Colegios profesionales de periodistas de España. La decana señaló en su intervención que “resulta imposible ofrecer datos acerca de cuántos periodistas están trabajando en el sector público, ya que en la mayoría de las administraciones públicas no existen, salvo contadas excepciones, puestos específicos para estos perfiles profesionales y, cuando existen, suelen ser ocupados por personal de confianza y no se requiere titulación específica para realizar funciones”.

De izquierda a derecha, Lucía Fraga, Eva Navarrete y Marc Vidal durante la presentación del Compromiso,

De izquierda a derecha, Lucía Fraga, Eva Navarrete y Marc Vidal durante la presentación del Compromiso.

Igualmente, Navarrete destacó el papel que deben jugar los periodistas y profesionales del sector de la comunicación en el desarrollo de la ley de transparencia y aprovechó para “sugerir a nuestros gobernantes que valoren la posibilidad de incorporar a los distintos consejos autonómicos de transparencia una representación del sector del información y la comunicación” dado el papel que el periodismo juega en el desarrollo de la democracia.

El documento pretende no solo que las administraciones tomen conciencia del papel fundamental que juegan los profesionales de la comunicación en el Gobierno de la cosa pública sino también que se comprometan a dar los siguientes pasos:

  • creación y dotación de puestos de estructura claramente definidos para el desarrollo de las funciones propias del periodismo en el ámbito de la comunicación social e institucional;
  • que para realizar estas funciones sea criterio de selección y acceso al puesto estar en posesión del título universitario correspondiente en periodismo, comunicación audiovisual o equivalente;
  • que las administraciones apliquen los mismos principios en la contratación a terceros de estos servicios cuando se opte por la externalización de estas actividades.

Esta presentación se ha enmarcado dentro del primer Encuentro de Colegios Profesionales de Periodistas de España que se ha celebrado este fin de semana en Sevilla con la intención de que, a partir de esta presentación y a través de las demarcaciones del Colegio en Andalucía y los distintos Colegios Profesionales y Asociaciones de la Prensa que hasta el momento lo han respaldado, se trabaje en cada territorio para que los objetivos propuestos se traduzcan en hechos: “Empezaremos por las administraciones públicas para después continuar con las empresas privadas de comunicación. Sólo en Andalucía, anualmente salen de las facultades de comunicación más de 500 egresados de Periodismo y Comunicación Audiovisual y debemos favorecer su integración en el mercado laboral, evitando que no haya más intrusismo en un sector tan castigado como el nuestro”.

Foto tras la presentación con los representantes de las entidades que ya han respaldado el compromiso

Foto tras la presentación con los representantes de las entidades que ya han respaldado el compromiso

Este acuerdo cuenta ya con el respaldo oficial de todos los colegios profesionales de periodistas como son Asturias, Cataluña, Castilla y León, Galicia, Murcia, País Vasco y La Rioja así como asociaciones de la prensa de Cantabria y Navarra, ambos territorios que están en vías de creación de su colegio profesional. Igualmente, han mostrado su apoyo y respaldo a esta iniciativa las organizaciones sindicales CCOO Andalucía, UGT Andalucía,  CSI-F, el SPA y UITA; la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, FAPE y las Asociaciones de la Prensa  de Huelva, Cádiz, Jerez, Campo de Gibraltar, Almería, Granada, Córdoba, Jaén, Málaga y La Rioja; junto con la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla y los centros universitarios EUSA, Loyola y CEADE.

Descarga el texto íntegro del Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística.

El Colegio de Periodistas considera desafortunada e inoportuna la Medalla de Andalucía para Antonio Caño

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) quiere manifestar su contrariedad por la concesión de una de las trece Medallas de Andalucía al periodista jiennense Antonio Caño por parte del Gobierno de la Junta de Andalucía.

El CPPA entiende que se trata de una decisión desafortunada e inoportuna. Sin entrar a valorar, ni poner en duda los méritos y valía profesional del actual director de El País en su carrera periodística, siempre sometidos a diferentes opiniones y puntos de vista, lo que está fuera de discusión es que Antonio Caño ha sido una de las cabezas visibles de una empresa que ha desmantelado hace apenas dos años la edición regional de su periódico. Por ello, parece a todas luces inapropiado que se premie a quien ha eliminado su aportación más diferenciada a la Comunidad Autónoma.

El Colegio Profesional no hace más que  hacerse eco del descontento que han manifestado muchos de sus miembros y otros colegas de profesión ante una decisión que no está suficientemente justificada. Para muchos de ellos esta medalla en la actual situación de precariedad es una manera de respaldar una política empresarial de cierres, despidos y recortes.

La cabecera de El País es historia del periodismo a nivel nacional e internacional y su contribución le ha convertido en un referente innegable para quienes lo ejercemos. Precisamente por ello, esta Medalla, en la coyuntura actual, y particularmente tras llevar al paro en 2015 en Andalucía a gran parte de su plantilla, llega en un momento inoportuno y avala una política, desgraciadamente generalizada en los Medios, de despidos y recortes.

El CPPA es consciente de que las empresas de comunicación han de mirar por su propio beneficio y no es tan ingenuo como para pensar que el periodismo de calidad va a primar en las decisiones empresariales por encima del rendimiento económico. Pero defendemos que la apuesta por contar con profesionales sobre el terreno termina siendo rentable además de reportar un beneficio social. Concesiones como ésta por parte de administraciones públicas contradicen nuestras tesis y perjudican a uno de los colectivos que, no olvidemos, ha sido de los que más empleo ha visto destruido en los últimos años.

Con anterioridad, desde el CPPA ya hemos advertido de las nefastas consecuencias que acarrea la deslocalización a la hora de informar. En este sentido compartimos y hacemos nuestras las palabras de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en la entrega de los Premios Andalucía de Periodismo el pasado mes de diciembre, que abogaba porque “lo que pase en esta tierra se cuente desde aquí”. Una afirmación poco congruente con lo que representa esta concesión.

Editorial: Defensa de la infancia

Escribo estas palabras el 20 de noviembre, una fecha para no olvidar nunca, porque es la que Naciones Unidas designó como Día Universal de los Derechos del Niño. Voy directo al grano. Los periodistas caemos con cierta frecuencia en tres errores a la hora de publicar sobre asuntos de Infancia: el uso de la imagen infantil como recurrente de una tercera; la invisibilidad de los problemas diarios que viven los niños y, por último, pensar que son adultos con menos edad, simplemente. Nótese que lo fácil para mí sería decir que “los medios caen con cierta frecuencia en tres errores” y con eso salvaría un tanto la responsabilidad de los profesionales. Pues, reconociendo obviamente que puede ser así, prefiero pensar que cada periodista, a la hora de ponerse al teclado, puede hacer algo siempre por mejorar esta situación. Y a esta posibilidad me remito siempre. Cada uno en su sitio, en su día a día, siempre puede hacer algo.

Digo que se usa la imagen infantil como recurrente de una tercera porque a menudo el niño aparece como gancho de alguna acción, normalmente de carácter comercial. Esta Navidad lo vamos a ver. Me produce cierto desánimo ver a niños presionados para que digan, con su mirada y boquita feliz, lo que les van a traer los Reyes, con imágenes de colas y carritos llenos de artículos.

Afirmo que hay invisibilidad de los problemas diarios que viven los niños porque sencillamente no los tenemos en nuestras agendas de trabajo. Fuera del mundo de la violencia en sus distintas formas y los momentos estelares, como el inicio del curso; los niños están fuera de nuestras opciones. Tenemos que superar esa idea de que la Infancia no puede ofrecer una temática adecuada para el día a día de los medios. Nos sorprenderíamos de sus muchas posibilidades y el tirón de audiencia que supondrían.

Y la tercera afirmación es que tendemos a pensar que los niños son adultos con menos edad, con lo que nos adentramos peligrosamente contra sus derechos a la intimidad y buen nombre y a veces los presionamos para que sus respuestas sean tan coherentes como las de una fuente autorizada. Eso es imposible, porque son niños. Se están formando como personas y necesitan tiempo, intimidad y mucho apoyo.

No tendremos una sociedad mejor sin una infancia “blindada” en el mejor sentido de la palabra. Como periodistas estamos obligados a ser receptivos con un sector de la población que es, precisamente, el que más nos necesita y al que menos miramos, salvo que la violencia les destruya o la economía consumista los demande como imagen de atracción. Este 20 de noviembre es más necesario que nunca. No otros 20 de noviembre, que ya son historia, por mucho que algunos periodistas deslicen ideas contrarias.

Antonio Manfredi

ex decano del CPPA

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.