Entradas

Los periodistas podrán solicitar la ayuda de 1.000 euros para trabajo autónomo

La Consejería de Empleo rectifica y atiende la demanda del Colegio para que los periodistas autónomos puedan acceder a estas ayudas pensadas para profesionales que se han visto especialmente afectados por la crisis sanitaria

Tras las demandas continuadas del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) para que la Junta de Andalucía tuviera en consideración a los periodistas y comunicadores autónomos como colectivos destinatarios de las ayudas para paliar los efectos del COVID19, la Consejería de Empleo ha rectificado y ha incluido a estos profesionales en su última convocatoria.

Rectificación en BOJA extraordinario

Mediante la publicación de un BOJA extraordinario, se ha incorporado en el artículo 1 a) aquellos profesionales que se encuentren dados de alta en el epígrafe 861, sección 2, que da cobertura al grupo de actividades de “Pintores, Escultores, Ceramistas, Artesanos, Grabadores y artistas similares”, donde, a falta de un epígrafe propio, se incluyen por el momento a los periodistas. Tal y como ha anunciado en su perfil de Twitter la Consejería,  se incorporan 85 nuevas actividades profesionales, entre las que destacan periodismo, fotografía y artes escénicas.

Esta convocatoria contempla la posibilidad de solicitar una ayuda a tanto alzado de 1.000 euros, por una única vez, siempre que la persona solicitante reúna los requisitos previstos en la norma, y son compatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos, que se concedan para la misma finalidad, procedentes de cualesquiera Administraciones o entes públicos o privados, nacionales o internacionales, de la Unión Europea o de otros Organismos Internacionales, siempre que el importe de las mismas, aisladamente o en concurrencia con otras subvenciones o ayudas no supere el importe de la subvención.

Solicitud de ayudas de forma telemática

Las ayudas solo se pueden solicitar telemáticamente, a través del enlace publicado en la web de la Consejería de Empleo y con certificado digital (https://www.juntadeandalucia.es/empleoempresaycomercio/ovorion/auth/loginjs?procedimiento=292&conCertificado=1). El plazo, que no parece haberse ampliado, finaliza el 29 de noviembre. 

Asimismo, el Colegio recuerda que mantiene su solicitud de reunión con la Consejera de Empleo, Rocío Blanco, para abordar la situación del sector y definir posibles medidas que ayuden a la recuperación del periodismo y el audiovisual, que tan necesarios son tanto para la ciudadanía como para la economía andaluza.

Epígrafe propio en el IAE

El Colegio, en colaboración con la Red de Colegios de Periodistas, continúa trabajando para que se modifique la actual clasificación de las actividades propias de los periodistas y comunicadores que han evolucionado sin duda desde la última actualización, en 2011. Obtener un epígrafe propio que permita identificar adecuadamente este sector y sus actividades profesionales es una denuncia histórica  ya que su carencia tiene consecuencias directas sobre quienes ejercen como trabajadores autónomos o por cuenta propia en este sector.

Estas dificultades se han visto acrecentadas durante la pandemia, al afectar al sector de forma drástica la caída de la actividad económica en general y publicitaria en particular, con sus inevitables efectos sobre el empleo, con despidos y ERTEs en los medios que han aumentado la precariedad laboral ya existente.

La Consejería de Empleo vuelve a dejar fuera de sus ayudas a los periodistas y al sector de la comunicación

Las nuevas ayudas de 1.000 euros solo se dirigen a trabajadores autónomos de los sectores de la hostelería, pequeño comercio, servicios de peluquería de señora y caballero, transporte por taxi y feriantes para el mantenimiento de su actividad como consecuencia de la situación ocasionada por el Covid-19

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) vuelve a reclamar a la Junta de Andalucía ayudas para el sector de la comunicación y los periodistas autónomos ante el endurecimiento de la precariedad y las condiciones de trabajo a causa de la crisis sanitaria por COVID19. 

El periodista autónomo y el trabajador por cuenta ajena

El CPPA recuerda que ya reclamó durante la primera fase del estado de alarma que se recogieran las actividades profesionales del sector periodístico. En este sentido, tanto los periodistas que trabajan como autónomos, como los que trabajan para medios de comunicación. Y los que también trabajan para empresas del sector audiovisual y de la comunicación, entre las beneficiarias de la ayudas diseñadas por la Consejería de Empleo para paliar los efectos de la crisis. 

Sin embargo, por segunda vez, en esta nueva línea de ayudas que acaba de publicar la Junta en su página web (https://www.juntadeandalucia.es/organismos/empleoformacionytrabajoautonomo/areas/medidas-covid19/pymes-autonomos/paginas/ayudas-1000euros-autonomos.html) no quedan recogidos estos profesionales ni las actividades que desempeñan. 

Nuevamente el CPPA reitera su demanda y que la administración autonómica atienda la dificilísima situación de estos profesionales y vuelve a poner de manifiesto la necesidad de contar con un epígrafe específico del IAE, adecuado a la actividad que realizan los periodistas, para que las administraciones identifiquen claramente al sector y por tanto lo incluyan entre sus planes y programas. Insiste el Colegio que aún siendo el periodismo una actividad esencial durante la crisis sanitaria, no se ha previsto ninguna forma de establecer ayudas directas a este colectivo.

Epígrafe propio en el IAE

La falta de epígrafe propio es una denuncia histórica de nuestro colectivo. De hecho, esta nula identidad entre la actividad profesional del periodista, en cualquiera de sus facetas de comunicación (periodista freelance para medios, asesoramiento de comunicación,…), y su encaje en el IAE, tiene consecuencias directas sobre quienes ejercen como trabajadores autónomos o por cuenta propia en este sector; consecuencias negativas que alcanzan a un amplísimo número de profesionales que desarrollan su trabajo en esta modalidad laboral y que en 2019, según el Informe de la Profesión Periodística editado por la APM, suponían al menos  el 50% de quienes se dedicaron al periodismo o la comunicación en España; y estos datos son posiblemente extrapolables a Andalucía o incluso superiores.

Caída publicitaria y económica, efecto sobre el periodista autónomo y asalariado

Estas dificultades se han visto acrecentadas durante la pandemia, al afectar al sector de forma drástica la caída de la actividad económica en general y publicitaria en particular, con sus inevitables efectos sobre el empleo, con despidos y ERTEs en los medios que han aumentado la precariedad laboral ya existente. Y así se puso de manifiesto en la Asamblea General del Colegio celebrada este sábado. Por ejemplo, un medio digital local no puede sostenerse si no hay publicidad de sus anunciantes habituales, que suelen ser negocios locales que, ante la paralización económica, se ven obligados a retirar sus anuncios y esto repercute directamente sobre el empleo de los periodistas que sostienen el medio.

Lo que no está definido no es objeto de atención. Lo que se ha reconocido como un servicio esencial para la ciudadanía en tiempos de pandemia ni siquiera se reconoce como una actividad profesional por parte de las administraciones y no se protege. De ahí que nuevamente, solicitemos esa definición y asignación de epígrafe propio en el IAE y a la Consejería de Empleo, que atienda la petición del Colegio de contemplar como posibles beneficiarios a los periodistas autónomos.

Recomendaciones sobre cobertura de ruedas y actos públicos durante la crisis sanitaria

Ante las dudas relacionadas con el ejercicio periodístico durante la crisis sanitaria y, en especial, durante el Estado de Alarma y las nuevas medidas implantadas en Andalucía, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) recuerda estas recomendaciones:

  • Desde el Colegio de Periodistas de Andalucía se desaconsejan las ruedas de prensa presenciales. En su lugar, apostamos por las ruedas de prensa virtuales, realizadas a través de cualquiera de las plataformas existentes, siempre y cuando se dé la posibilidad a los periodistas de efectuar preguntas.
  • En el caso de que la convocatoria presencial se considere imprescindible, se deben tener en cuenta los siguientes factores:
    • Distancia de seguridad y ventilación. Es necesario que la organización convocante garantice la distancia de seguridad tanto entre profesionales de los medios como entre estos y quienes realizarán las declaraciones. Se desaconsejan las conferencias de prensa en espacios cerrados y sin ventilar. En su defecto, la comparecencia se hará en un local lo suficientemente grande y ventilado para garantizar la seguridad de quienes asistan. Como siempre, para facilitar su labor, los medios tendrán sitio para sentarse, tomar notas, grabar y hacer su labor.
    • Fórmulas como los ‘canutazos’ (comparecencias o declaraciones informales sin mesa de sonido) están totalmente desaconsejadas porque es imposible mantener esas distancias y salvaguardar las medidas de seguridad.
    • Para asegurarse de que se pueden cumplir esas distancias de seguridad es necesario establecer un aforo. Los medios interesados deberán confirmar a la organización su asistencia, con un máximo de dos personas por medio. Si fuera imposible dar cabida a todas las personas interesadas en acudir, deberá celebrarse la comparecencia en un local más amplio, o bien optar por una rueda de prensa virtual.
    • Limpieza y desinfección. Mesas y sillas, pomos, pasamanos, superficies de uso común, etc., se deberán desinfectar antes de cada comparecencia.
    • Dispositivos de grabación. Debería evitarse la cercanía entre la persona que está ofreciendo la rueda de prensa y los dispositivos de grabación. Para ello, se aconseja sistemas de sonido de mesa, con clavijas individuales para cada periodista ubicados en sus mesas.
    • Estas recomendaciones son extrapolables a la convocatoria a la cobertura de otros actos (visitas, eventos públicos, firmas…).
  • Al objeto de circular en horas con movilidad restringida en el ejercicio de labores periodísticas, es necesario portar documento de identificación y el carné de colegiado/a, según recomendación de la Delegación del Gobierno en Andalucía. Quienes lo soliciten pueden comprobar de forma instantánea la veracidad de ese documento en el Registro Público de Colegiados (https://periodistasandalucia.es/consulta_colegiados/), que la ley nos obliga a facilitar como Colegio Profesional.
    • En el caso de trabajadores por cuenta ajena, tanto para quienes tengan carné como para quienes no, es necesario portar un certificado actualizado del medio o gabinete para el que trabaja. Deberá constar datos de la persona que certifica, datos del trabajador/a, el medio o gabinete, la labor que desempeña y contacto con el departamento o persona responsable.
    • En el caso de trabajadores autónomos o por cuenta propia, pueden solicitar al Colegio un certificado que acredite tal condición.
    • Para los medios digitales incluidos en el Registro Oficial de Medios Digitales de Andalucía (ROMDA) sugerimos indicar en la acreditación el número de inscripción. Con introducirla en el buscador de la web, podrán comprobar que el dato es correcto. Recordamos que el enlace de medios inscritos en el ROMDA es  https://periodistasandalucia.es/registro-medios-digitales-andalucia-romda/medios-inscritos

En general, y de acuerdo a sus funciones de representación de la profesión en nuestro ámbito territorial, el Colegio se pone a disposición de cualquier periodista, sea o no miembro de la organización colegial, así como de gabinetes y medios de comunicación para resolver dudas. Estas pueden dirigirse a la sede de canal (administracion@periodistasandalucia.es) o a las diferentes directivas territoriales https://periodistasandalucia.es/colegio/demarcaciones-territoriales/

Recordamos que corresponde a las empresas periodísticas proporcionar a sus empleados y empleadas los medios necesarios para realizar estas coberturas con garantías para su salud, así como el resto de su labor diaria.

A las organizaciones convocantes corresponde cumplir con las medidas de seguridad y salud laboral obligatorias marcadas por la normativa.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía es la institución que representa los intereses profesionales del periodismo en la comunidad, según reconoce la normativa actual. De acuerdo a esta función, el CPPA está remitiendo este documento tanto a las organizaciones como a las empresas periodísticas.

Premios de Periodismo Beatriz Cienfuegos a las buenas prácticas en igualdad

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía colabora con la Asociación de la Prensa de Cádiz en la convocatoria de los  Premios de Periodismo ‘Beatriz Cienfuegos, patrocinados por la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz y los artistas plásticos Antoni Gabarre y Mar Gabarre. Pretenden fomentar prácticas igualitarias en el sector de la comunicación con dos categorías: premiar trabajos periodísticos que destaquen por su contribución a la consecución de la igualdad de género y reconocer a empresas de comunicación que desarrollen iniciativas igualitarias entre sus plantillas o receptores.

En la categoría ‘Al Mejor Trabajo Periodístico otorgado por Mancomunidad de Municipios Bahía de Cádiz’ se concederán premios a los mejores trabajos publicados en medios de comunicación de la Bahía de Cádiz y Jerez. Existirán las modalidades escrito -en soporte impreso o digital- y audiovisual– en soporte radio, televisión o internet-. Cada modalidad está dotada con 1.000 euros.

En la categoría ‘A la Mejor Iniciativa Igualitaria, patrocinada por Antoni y Mar Gabarre’, se otorgará a medios de comunicación, empresas periodísticas, grupos de comunicación, cooperativas de trabajo periodístico o plantillas laborales relacionadas con el trabajo periodístico que hayan puesto en marcha iniciativas a favor de la igualdad, planes de igualdad, guías de estilo, medidas de conciliación laboral, compromisos periodísticos, planes de formación específicos, etc.

Los premios llevan el nombre de ‘Beatriz Cienfuegos’ en reconocimiento al primer nombre femenino que firmó una publicación periódica en España. ‘La pensadora gaditana’ comenzó a publicarse en Cádiz en 1763. Al no existir otro precedente en la historia de la literatura y el periodismo español, Beatriz Cienfuegos es por tanto el primer nombre de mujer periodista de nuestra historia. Y aunque persisten las dudas sobre la verdadera autoría e incluso género, ‘La Pensadora Gaditana’ es de forma indiscutible la primera publicación periódica que promueve valores feministas en la historia de nuestro periodismo.

Desde la APC y el Colegio Profesional de Periodistas animamos a profesionales y a las empresas periodísticas a presentar sus trabajos a esta convocatoria.

Premiadas en la I Convocatoria (2018)

Premiadas en la II Concocatoria (2019)

Bases III Premio de Periodismo Beatriz Cienfuegos

En 1763, fue editada en Cádiz la primera publicación periódica firmada con nombre de mujer. No hay otro precedente en la historia de la literatura y el periodismo español. Beatriz Cienfuegos es, por tanto, el primer nombre de mujer periodista de nuestra historia. Y aunque persisten las dudas sobre la verdadera autoría, ‘La Pensadora Gaditana’ es, de forma indiscutible, la primera publicación periódica que promueve valores feministas en la historia de nuestro periodismo.

Sin embargo, su nombre, como el de tantas otras mujeres pioneras y con carreras exitosas en su sector, ha sido prácticamente olvidado más allá de los círculos relacionados con el estudio de las primeras manifestaciones periodísticas.
Con la convocatoria de los premios ‘Beatriz Cienfuegos’, la Asociación de la Prensa de Cádiz, con la colaboración del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, se propone recuperar el nombre de la autora y su mérito como mujer pionera en el ámbito del periodismo y la literatura española; resaltar la relación intrínseca entre el ejercicio periodístico y el desarrollo de sociedades más justas, a través de la información y formación en Igualdad de género; fomentar prácticas empresariales igualitarias en el sector profesional periodístico; premiar, mediante dotación económica, trabajos periodísticos que destaquen por su contribución a la consecución de la igualdad de género, así como reconocer, mediante mención pública, a empresas del sector mediático y/o servicios de la información y comunicación que desarrollen iniciativas igualitarias cuyas beneficiarias sean sus plantillas laborales o el público al que va dirigido. Los premios, que cuentan con dotación económica y menciones honoríficas según la categoría, son asumidos en esta primera convocatoria por instituciones y personas físicas que actúan como coorganizadores y/o patrocinadores del certamen.

La convocatoria se ajustará a las siguientes bases:

1.- Se establecen dos categorías:

CATEGORÍA ‘Premio Beatriz Cienfuegos de Periodismo y Comunicación Audiovisual’, otorgado por Mancomunidad de Municipios Bahía de Cádiz. Con dotación económica.

CATEGORÍA ‘Premio Nacional Beatriz Cienfuegos A la Mejor Iniciativa Igualitaria’ en empresas de medios y comunicación’, patrocinado por Antoni Gabarre y Mar Gabarre. Con mención y estatuilla conmemorativa.

2.-El ‘Premio Beatriz Cienfuegos de Periodismo y Comunicación Audiovisual’ otorgado por Mancomunidad de Municipios Bahía de Cádiz, se otorgará a los mejores trabajos publicados en medios de comunicación, bien porque tengan sede en el territorio mancomunado, bien porque la temática del trabajo se refiera al territorio mancomunado o porque la autoría sea de una persona/s originaria/s de alguno de los municipios que conforman la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz. Existirán dos modalidades: escrito (en soporte impreso o digital) y audiovisual (en soporte radio, tv, Internet, cine…). Cada modalidad está dotada con 1.000 euros.

2.1. Los trabajos que se presenten deberán ser originales, publicados o emitidos en medios de comunicación, cualquiera que sea su soporte, en las fechas comprendidas entre el 2 de noviembre de 2019 y el 9 de diciembre de 2020.

2.2. Podrán presentarse a este premio reportajes, artículos, crónicas, entrevistas, documentales, fotografías o artículos de opinión publicados o emitidos en las fechas indicadas.

2.3. La temática de los trabajos versará sobre Igualdad, perspectiva de género y/o feminismo en cualquiera de sus manifestaciones.

2.4 El/Los trabajo/s será/n remitido/s o presentado/s a este premio por el autor o autora del mismo, o bien a través de una tercera persona que presente el/los trabajo/s candidato/s de forma justificada. En caso de trabajos colectivos, deberán remitirse acompañados de un escrito firmado por los miembros del equipo.

2.5. Los trabajos podrán presentarse desde la publicación de estas bases hasta las 14 horas del 9 de diciembre de 2020, mediante correo electrónico dirigido a apc@prensacadiz.org. En el asunto, deberá poner PREMIO BEATRIZ CIENFUEGOS. Y en el cuerpo de texto, la categoría y modalidad a la que se concurre. Tanto los trabajos como la información complementaria serán alojados en una carpeta virtual compartida con acceso a edición, de cuyo enlace se informará en el cuerpo de texto. La carpeta contendrá:

En el caso de trabajos escritos, publicados en medios de comunicación en soporte impreso o digital, se presentará copia del trabajo en formato digital visible con los programas de lectura habituales. Se admitirán tanto las versiones digitales de los medios impresos, así como los inscritos en el Registro Oficial de Medios Digitales de Andalucía, ROMDA, y otras plataformas de difusión de comunicación de masas, siempre que la autoría del trabajo periodístico proceda de profesionales del periodismo o la comunicación audiovisual.

En el caso de trabajos audiovisuales, emitidos en radio, TV, medio digital, etc. – se admitirán tanto las versiones digitales de los medios impresos como los inscritos en el Registro Oficial de Medios Digitales de Andalucía, ROMDA y otras plataformas válidas según lo expuesto en puntos anteriores de estas bases -, se presentará copia en formato digital .mp4 o .mpg, acompañada de un certificado de la dirección que incluya la fecha, lugar y programa de emisión o estreno.

Breve reseña profesional y académica de la persona o personas que concurre/n.

En caso de trabajos colectivos, se remitirá un escrito firmado por todas las personas que forman el equipo.

3.- El ‘Premio Nacional Beatriz Cienfuegos a la Mejor Iniciativa Igualitaria patrocinada por Antoni y Mar Gabarre’, se otorgará a medios de comunicación, empresas periodísticas, grupos de comunicación, cooperativas de trabajo periodístico, plantillas laborales relacionadas con el trabajo periodístico, etc. que hayan puesto en marcha iniciativas a favor de la igualdad (planes de igualdad, guías de estilo, medidas de conciliación laboral, compromisos periodísticos en materia de igualdad, planes de formación específicos, etc…).

3.1 Podrán optar al premio empresas de medios de comunicación, empresas de comunicación, plantillas laborales, etc.  que hayan puesto en marcha iniciativas relacionadas con las arriba detalladas y que tengan sede en el territorio nacional.

3.2 La candidatura (modalidad auto-candidatura o planteada por un tercero) se remitirá vía electrónica a la Asociación de la Prensa de Cádiz, apc@prensacadiz.org. Deberá incluir una breve descripción de la iniciativa, desarrollo e impacto generado en el ámbito laboral, así como cuanta información considere relevante.

3.3 El ‘Premio Nacional Beatriz Cienfuegos a la Mejor Iniciativa Igualitaria patrocinada por sus autores Antoni Gabarre y Mar Gabarre’ está dotado con una mención honorífica y una estatuilla obra de los artistas patrocinadores.

4.- El jurado estará constituido por representantes de la Asociación de la Prensa de Cádiz, el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía y la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz y Jerez, designados por sus respectivos órganos.

5.- El jurado se reunirá para tomar su decisión en alguna de las sedes de las entidades organizadoras y colaboradoras. Su decisión deberá estar motivada y será inapelable.

6.- En caso de que la calidad de los trabajos así lo requiera, el jurado podrá conceder los dos premios ‘Beatriz Cienfuegos de Periodismo y Comunicación Audiovisual’ en la misma modalidad, así como conceder un máximo de un accésit por modalidad, consistente en mención certificada.

7.- La presentación de candidaturas implica la aceptación de estas bases.

8.- Los trabajos no premiados serán destruidos transcurridos dos meses del anuncio de los premios.

9.-Los premios serán entregados en fecha y lugar debidamente anunciados a tal efecto.

El Colegio de Periodistas de Andalucía alerta sobre los peligros de una regulación penal de las fake news

La Comisión de Deontología del Colegio señala en su informe que “mediante la imposición de una verdad de Estado este se acabe convirtiendo en un Estado censor” y aboga por otros mecanismos para la lucha contra los bulos y la desinformación

La Comisión de Deontología y Garantías del Colegio de Periodistas de Andalucía, CPPA, ha emitido un informe a petición la corporación profesional acerca de la posibilidad de que el Gobierno llegue a legislar sobre las fake news, tal y como anunciara en rueda de prensa durante el estado de alarma, el Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, a raíz de “utilización criminal” de las redes sociales durante la pandemia. Esta semana se ha conocido además que la Fiscalía considera que no hay delito en la difusión de bulos sobre la acción de gobierno durante la pandemia, tal y como denunciaban desde el grupo parlamentario Unidas Podemos. Según la noticia de El País, “La Fiscalía recalca que, si bien es consciente de los aspectos reprobables de esos tuits, “estima el imperativo constitucional de respeto a la libertad de expresión que impide extraer conclusiones penales”. Por tanto, nos enfrentamos nuevamente a la tesitura de regular o no los contenidos y los peligros que de ello se pueden derivar.

Para la Comisión, órgano independiente formado por distintos profesionales del periodismo, la ética y las ciencias jurídicas y sociales, “la libertad de información es esencial para la formación de una opinión pública libre y plural, a su vez elemento indispensable para el correcto funcionamiento de un sistema verdaderamente democrático” pero ello no significa que su ejercicio no pueda ser limitado, “efectuándose un adecuado proceso de ponderación, para que pueda prevalecer otro derecho, bien o valor con relevancia constitucional. Esta limitación puede venir dada por el legislador, con carácter más general, o por el juez en un asunto concreto, cuando se produce un conflicto entre la libertad de información y otro interés (frecuentemente, entre otros, el derecho a la intimidad o el derecho al honor)”.

En su informe, la Comisión analiza distintas opciones a la hora de enfrentar el uso torticero de las redes sociales, distinguiendo muy bien entre libertad de información y libertad de expresión. Durante la pandemia, “En España el problema ha alcanzado dimensiones alarmantes en el contexto de la crisis del coronavirus, durante la que se ha multiplicado la difusión de noticias falsas, relacionadas sobre todo con cuestiones sanitarias (que versan, por ejemplo, sobre un supuesto tratamiento de la enfermedad) y también de contenido político (que aluden esencialmente a supuestas medidas adoptadas por el Gobierno durante la crisis)”.

Una opción como la regulación legal mediante la creación de un tipo penal específico, más allá de los mecanismos que ya se recogen en el ordenamiento, podría derivar en “un indeseable efecto desaliento en el ejercicio de las libertades de expresión e información, teniendo en cuenta que es el Estado, a través del Poder Judicial, quien determina qué es cierto y qué no. Una verdad institucional a la que no debe recurrirse en exceso si se quiere evitar la censura, constitucionalmente prohibida en toda circunstancia”.

Una segunda opción sería la creación de un órgano administrativo para controlar la difusión de bulos si bien, aclara la Comisión, debería estar “integrado por personas designadas mediante procedimientos caracterizados por su transparencia, elegidos democráticamente en su caso, entre, por ejemplo, profesionales de reconocido prestigio y funcionarios con una determinada formación, y en ningún caso personas sospechosas de “decantar la veracidad de la información” en función de lo que coyunturalmente interese al poder público”. Sin embargo, según la Comisión y así lo asume el Colegio, esta fórmula acabaría enfrentándose al mismo escollo “que mediante la imposición de una verdad de Estado este se acabe convirtiendo en un Estado censor”.

Por último, la Comisión plantea la posibilidad de que el legislador delimite “de manera precisa los patrones utilizados para efectuar este tipo de engaño masivo en las redes sociales, tales como el anonimato o la simulación de identidad. Esto permitiría identificar el bulo y actuar en consecuencia en los distintos ámbitos.” Para ello las plataformas deberían regirse únicamente por el principio de veracidad evitando nuevamente la utilización sesgada de estos mecanismos.

Como conclusión, si bien las falsas noticias no es algo nuevo en el mundo de la información y la comunicación de masas, está claro que la opciones de penetración y manipulación de la opinión pública se han multiplicado con las redes sociales y nos encontramos ante una fenómeno de “contaminación masiva” o infoxicación de la ciudadanía que hay que afrontar desde todos los órdenes, incluido el legislativo. Por ello, es importante que todos los actores, propietarios de medios, plataformas, periodistas, universidades y también las personas consumidoras y usuarias de los medios sociales y de información, se comprometan con el freno de los bulos y la desinformación.

La Comisión y el Colegio estarían de acuerdo en que el Legislador adopte medidas contra quienes se escudan tras unos perfiles inexistentes o bots con el afán de generar opiniones falsas en la opinión pública pero duda y desaconseja la creación de tipos penales y órganos administrativos que vigilen la difusión de los contenidos por los inevitables riesgos de censura que suponen las injerencias políticas que suelen impregnar este tipo de órganos.

La decisión de qué es verdad y qué no lo es y su traslado a la opinión pública debe quedar en el ámbito de un ejercicio profesional y ético del periodismo y la comunicación para lo cual, concluye el Colegio, se debe seguir apostando por el fortalecimiento y la profesionalización de la comunicación, con una formación universitaria adecuada y adaptada a la realidad, donde la ética y la deontología permanezcan alejadas de los intereses económicos y políticos y su único compromiso sea con la verdad y el interés general de la ciudadanía.

(Enlace al informe completo de la Comisión).