La comunicación, la asignatura pendiente del mundo rural

La crisis económica que ha llevado al Periodismo al cierre de medios de comunicación tradicionales, expulsión de trabajadores de las redacciones de periódicos, televisiones y radios y a una mayor precariedad laboral, también ha afectado de lleno al periodista rural.

Los que trabajamos en esta profesión acogimos con agrado la iniciativa de muchos Grupos de Desarrollo Rural cuando incorporaron, hace unos años, en sus plantillas a profesionales del periodismo y la comunicación. Se tejió una magnífica red de corresponsales rurales que abrieron tímidamente un hueco en los grandes medios a las noticias del mundo rural. Informaciones rigurosas que hablaban de innovación, emprendimiento y autenticidad alejadas de los manidos clichés y estereotipos que siempre acompañan a lo rural.

Sin embargo, el recorte de fondos europeos y el consiguiente ajuste en los presupuestos del que dispone cada Grupo ha llevado a muchos compañeros de profesión a engrosar las listas del paro. Así que los primeros en caer han sido los técnicos de comunicación y periodistas que venían difundiendo en sus vastos territorios, no sin pocas dificultades, la realidad de sus comarcas y, sobre todo, nutriendo las redacciones de historias humanas, de gente corriente.

Aparte del componente social, el gran valor del periodista rural es, sin duda, su apego al territorio y su cercanía con la gente que hace que sus informaciones sean auténticas.

El mundo rural tiene una asignatura pendiente con la comunicación pues lejos de cubrir estos puestos, muchos Grupos de Desarrollo Rural han optado por asumir con personal propio la difusión y comunicación de la entidad. A pesar de la enorme voluntad y diligencia, les falta tiempo, medios y la formación necesaria para ejercer dichas funciones.

Sin embargo no todo son malas noticias para quienes desempeñan su labor en el medio rural, sobre todo gracias a la red de redes, que se ha convertido en una herramienta imprescindible para informar, intercambiar y compartir experiencias. El periodista rural no se ha quedado al margen y las redes sociales le han abierto un nuevo escenario de posibilidades llegando a igualarlo con el periodista que trabaja en la redacción y rompiendo la desigualdad mediática que siempre ha existido en el binomio ciudad-campo.

Las bondades de estos nuevos canales online van más allá y han democratizado el acceso de la ciudadanía a la información siempre y cuando contemos con una buena conexión a internet, algo que solemos dar por asumido pero de la que carecen aún muchos núcleos de población.

Aunque ahora con las nuevas herramientas on line cualquier empresa u organismo puede convertirse en un medio de comunicación con el que es posible interactuar, son necesarios profesionales del periodismo encargados de contrastar, canalizar, ordenar y ofrecer esa información con rigurosidad y contextualizada. Una información atractiva que compita por captar la atención del lector y en esas andamos.

Bien es cierto que las redes sociales amplifican la comunicación y son un excelente recurso para aquellos territorios e instituciones que no disponen de fondos para realizar inversiones publicitarias. Su uso y su capacidad por interactuar son también importantes para acercar el mundo rural a la sociedad y a los medios de comunicación ya que el espacio que ocupan las informaciones rurales no se corresponde con la imparable actividad que desarrollan sus ciudadanos.

Los Grupos de Desarrollo Rural han comenzado a tomar conciencia de las muchas ventajas de la comunicación online. Además de la rapidez, agilidad y feed-back, las redes sociales e internet no requieren de un excesivo desembolso económico, pero sí tiempo y dedicación, cualidad ésta última que sin duda alguna posee el periodista rural.

Yolanda Aguilera Delgado

Colegiada de la Demarcación de Granada del CPPA

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *