Menú de Categorías

Objetivos y fines

La ley establece que el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía es  “una corporación de derecho público como órgano que garantiza la defensa de los intereses de los profesionales, su representación y el correcto ejercicio de la profesión, a la que puedan adscribirse los profesionales que disponiendo de los conocimientos y titulaciones oportunas ejerzan la profesión periodística”. Su principal diferencia y, por tanto, su principal fuerza, es que se trata de una entidad de derecho público que puede ejercer ante la Administración y las empresas periodísticas la petición de derechos y la exigencia de su restitución con mayores armas legales que las actuales Asociaciones de la Prensa, cuyo ámbito de actuación se limita al derecho estrictamente privado.

Una de las principales funciones del Colegio, como recoge la propia ley, será la “defensa de la observancia de las reglas y código deontológico de la profesión, esto es, el conjunto de normas específicas de la profesión, y que redundará en un mejor servicio a la ciudadanía en general, en un mayor nivel de exi­gencia de competencia y de calidad en el desempeño del trabajo por parte de los profesionales”. Esta función obliga a la redacción y aprobación de un Código Deontológico de obligado cumplimiento por sus colegiados.

Aunque la ley establece que el Colegio es un objeto único de ámbito autonómico y el ámbito territorial de actuación es el de la Comunidad Autónoma de Andalucía, su definitiva estructura profesional se marcará en los Estatutos que a partir de ahora empezará a elaborar la Comisión Gestora recién nombrada.

Tras la aprobación de la Ley 10/2011, de 5 de diciembre, reguladora de los Colegios Profesionales de Andalucía, la adscripción al colegio es voluntaria.