El CPPA se adhiere al manifiesto de la UNESCO para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas

Durante la última década, más de 800 periodistas han sido asesinados por cumplir con su tarea de informar al público. Es preocupante que tan sólo el 10 por ciento de estos crímenes haya concluido con una condena. La impunidad envalentona a los criminales y al mismo tiempo tiene un efecto aterrador sobre toda la sociedad, en particular, sobre los propios periodistas. La impunidad conduce a más violencia, y se establece así un círculo vicioso.

El 18 de diciembre de 2013, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó su primera resolución relativa a la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad, en la que condena todo tipo de ataques contra los trabajadores de los medios de comunicación, y proclama el 2 de noviembre como el «Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas». La fecha se eligió en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Malí en 2013.

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía se adhiere al mensaje lanzado por la UNESCO en la que se reclama más acción por parte de los gobiernos para que no queden impugne estos crímenes pero también más prevención a los medios de comunicación para mejorar la protección de estos periodistas que arriesgan su vida diariamente.

Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas

La impunidad engendra impunidad. Es una injusticia generalizada.

Desde 2006, la UNESCO ha condenado el asesinato de más de 800 periodistas. Menos del 7 % de estos crímenes se han resuelto.

Martin Luther King Jr. escribió en 1963: «La injusticia en cualquier parte es una amenaza para la justicia en todas partes. Estamos atrapados en una red ineludible de reciprocidad, unidos en un único tejido del destino. Lo que afecta a uno directamente, afecta a todos indirectamente.»

La impunidad es un crimen contra el ejercicio de la libertad de expresión y los derechos humanos en general. Envalentona a los criminales, constituye una amenaza para el estado de derecho, y conduce al miedo y la autocensura. Toda la sociedad la sufre.

Hoy es preciso que todos se comprometan de nuevo a crear un entorno libre y seguro para los periodistas. Necesitamos una nueva movilización para ejecutar el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad, liderado por la UNESCO. Ahora más que nunca, debemos hacer todo lo posible para proteger a los periodistas y luchar contra la impunidad. Ello es esencial para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16.10, que está destinado a garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales.

Debemos acelerar el ritmo. Las Naciones Unidas han aprobado varias resoluciones emblemáticas para promover la seguridad de los periodistas y poner fin a la impunidad de los ataques contra ellos. En todo el mundo, la UNESCO está fortaleciendo la capacidad de las instituciones judiciales y las fuerzas de seguridad en relación con las cuestiones de seguridad y el estado de derecho, en colaboración con los gobiernos, las ONG, las asociaciones profesionales y los periodistas. Cada vez más gobiernos integran las normas internacionales sobre la seguridad de los periodistas en su legislación nacional y las leyes relativas a los medios de comunicación.

Todos tenemos que hacer más.

En este Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, insto a todos los Estados Miembros a que hagan todo lo posible para llevar a los autores de estos hechos ante la justicia, mediante la elaboración y el fortalecimiento de leyes y mecanismos de conformidad con el derecho internacional humanitario y las resoluciones existentes de las Naciones Unidas.

Exhorto a los medios de comunicación, la sociedad civil, la policía y el poder judicial a intensificar sus esfuerzos para prevenir la violencia ejercida contra los periodistas, mejorar la protección de los periodistas en peligro y enjuiciar a los autores de los ataques.

Aliento a todos a unirse a la UNESCO para condenar todos los ataques mortales contra periodistas, pedir una investigación completa de estos crímenes y exigir un castigo adecuado para los que cometen estas violaciones. Todos debemos redoblar nuestros esfuerzos para sensibilizar a la opinión pública acerca de la importancia de la libertad de expresión, que incluye el derecho a expresarse sin miedo a una represalia violenta.

Este es el mensaje de la UNESCO en el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas.

FIP organiza una conferencia en Bruselas

Como parte de la campaña mundial para poner fin a la impunidad, la FIP organizará el 7 de noviembre una importante conferencia en Bruselas titulada: Transformar las palabras en acción. La conferencia reunirá a periodistas, académicos y representantes de organizaciones internacionales, así como a familiares de periodistas que perdieron la vida, para analizar estrategias a la hora de aplicar la ley local, nacional e internacional con el fin de asegurar que se haga justicia con las víctimas.

La lista de países elaborada por la FIP con el mayor número de muertes en 2016 incluye zonas de guerra como Afganistán (11), Iraq (7), Siria (5), Yemen (5) y Pakistán (5). La violencia también se ha cobrado la vida de aquellos periodistas que investigan delitos y abuso de poder en México (8), India (5), Guatemala (5) y Brasil (3).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *