Entradas

Los colectivos de periodistas de Cádiz exigen a la UCA requerir la titulación específica en un puesto de Titulado Superior de Prensa e Información

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) y la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) rechazan una oferta de empleo publicada el martes seis de julio por la Universidad de Cádiz (UCA). Además, el CPPA, como garante de la profesión a nivel regional, presentará un recurso de reposición contra esta oferta en la que la entidad oferente convoca un proceso selectivo con objeto de cubrir una plaza de personal laboral fijo de administración y servicios de la categoría Titulado Superior de Prensa e Información. Ambas entidades muestran su indignación por que en las bases de dicha convocatoria se requiera cualquier titulación universitaria, obviando así las titulaciones universitarias específicas que ofrecen los conocimientos y habilidades necesarios para cubrir el puesto ofertado: Periodismo o Comunicación Audiovisual.

Desde ambos colectivos, consideran que se trata de un agravio hacia las personas que poseen estudios superiores en el sector de la Información. La indignación es aún mayor si se tiene en cuenta que la entidad oferente del empleo es una institución universitaria pública que, además, posee y oferta estudios oficiales relacionados con la Comunicación.

Por este motivo, exigen a la entidad oferente, a través del recurso de reposición presentado por el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, la reformulación de la convocatoria, de modo que se especifique como requisito indispensable la titulación universitaria en Periodismo y/o Comunicación Audiovisual. Además,  tal y como solicitan al conjunto de administraciones a través del Compromiso Público por el Empleo y la Profesión Periodística, consideran necesario que la UCA dé ejemplo a la hora de profesionalizar y exigir la titulación pertinente de cara a cubrir los puestos relativos a su gabinete de prensa, tanto para esta oferta como para otras futuras.

En opinión de estos colectivos profesionales, es prioritario dignificar la profesión. No obstante, creen que situaciones como la que denuncian suponen una enorme dificultad en su consecución, ya que implican un continuo menosprecio a los profesionales del sector del periodismo. 

Prensa y universidad, protagonistas de una mesa redonda en Jaén

La creación de la Universidad de Jaén hace 25 años fue el contexto elegido para celebrar la mesa redonda “Una universidad para Jaén. Antecedentes de la UJA”, en la que participaron profesores de la misma junto a profesionales del periodismo. El acto estuvo organizado por el Colegio de Periodistas de Andalucía, la Asociación de la Prensa de Jáen y la Universidad de Jaén. 

En su intervención durante la apertura del evento, la presidenta del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía en Jaén y la Asociación de la Prensa de Jaén, Fátima Jerez, pronunció unas palabras introductorias a la mesa, en las que destacó la labor del Colegio y agradeció la nueva línea de colaboración abierta entre la UJA y el colectivo de periodistas en la provincia. Por su parte, el rector de la UJA, Juan Gómez, recordo que durante este mes de noviembre todas las actividades de la UJA están dedicadas íntegramente a medios de comunicación. 

La mesa estuvo compuesta por Pedro Alejandro Ruiz Ortiz, catedrático de Estatigrafía de la UJA, Femín Aranda Haro, decano de laFacultad de Ciencias Experimentales, la periodista Lourdes Prieto, encargada de crear el primer Gabinete de Prensa de la institución pública) y Rafael Quintana, periodista de Radio Nacional de España (RNE). Moderó el acto Julio Ángel Olivares, director de Uniradio Jaén, que emitó en directo el debate

 

«El Colegio es vuestro instrumento para cambiar lo que no os guste del Periodismo hoy»

La decana del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, Eva Navarrete, ha acudido hoy a la Facultad de Comunicación de la Universidad de Málaga para explicar a los estudiantes de último curso del grado en Periodismo qué es el Colegio Profesional, cuáles son sus fines y cómo se desarrollan las competencias que ejercen en defensa de los profesionales de la información.

En total han sido más de medio centenar los estudiantes, en su mayoría mujeres, que han asistido a las charla que se ha celebrado durante la jornada lectiva, por invitación del profesor Pedro Farias, y en la que también ha estado presente el profesor y vocal de la demarcación del Colegio en Málaga, Francisco Javier Paniagua. Durante la intervención, los estudiantes han recibido información sobre las principales actuaciones que se están llevando a cabo desde el Colegio, con especial referencia a aquellas relacionadas directa o indirectamente con las condiciones en que los profesionales desempeñan su labor. Así por ejemplo, la decana les ha explicado los pormenores del Compromiso por el Empleo y la Profesión Periodística, respaldado ya por varias diputaciones provinciales y ayuntamientos andaluces, y que busca dar identidad propia al trabajo de los profesionales de la información en las administraciones públicas. Con este Compromiso las administraciones que lo suscriban deberán crear los puestos específicos de técnicos en comunicación y exigir la titulación universitaria de licenciatura o grado en Periodismo o Comunicación Audiovisual; o en caso de externalizar estas labores de comunicación, que quienes las desarrollen reúnan también ese requisito.

Igualmente, el alumnado ha podido conocer cuáles son las condiciones que deben reunir los medios digitales que quieran inscribirse en el ROMDA, una opción que conviene tener en cuenta a los futuros profesionales que decidan desarrollar su carrera profesional en este sector de actividad, poniendo en marcha proyectos de autoempleo o emprendimiento que algunos estudiantes comienzan incluso a definir como trabajos prácticos durante sus estudios.

Las alumnas y alumnos han mostrado su preocupación por el intrusismo, tanto en el sector público como en el privado, y por la figura cada vez más habitual del trabajador autónomo o por cuenta propia y las complicaciones que esto conlleva en los comienzos. La decana ha destacado cómo el escenario al que se habrán de enfrentar los futuros profesionales es un «escenario de incertidumbre pero también y sobre todo de oportunidades» y que el Colegio es «un magnífico instrumento que tienen a su alcance para cambiar aquellos aspectos que no les gusta del actual Periodismo». 

El CPPA considera una «estafa» que las universidades públicas andaluzas oferten a los periodistas un máster que no les servirá para nada

El colectivo exige a la Junta de Andalucía y al Gobierno Central que vuelvan a permitir a los periodistas impartir clases de Lengua Española y Literatura

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) exige a la Dirección General de Universidades que explique por qué continúa ofertando a licenciados y graduados en Periodismo y Comunicación Audiovisual el Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas (MAES) en la especialidad en Lengua Española y Literatura, a sabiendas que la normativa estatal y regional no permiten desde el curso pasado ejercer la docencia para la que dicho máster supuestamente capacita.

En ese sentido, el CPPA pide a la Dirección General de Universidades que “deje de estafar” a los egresados de Periodismo y Comunicación ofertándoles un máster de los llamados ‘profesionalizantes’ que “obliga” a los periodistas a cursarlo por la especialidad de Lengua y Literatura “si después se les niega el ejercicio de la docencia como ha ocurrido en la última convocatoria de las bolsas extraordinarias de los cuerpos de profesores de la Junta al no contemplar las titulaciones de Comunicación, Periodismo y Comunicación Audiovisual como habilitantes para la docencia en Lengua y Literatura” dice la decana, Eva Navarrete.

“Se demuestra, con este tipo de acciones, que la Junta de Andalucía, y más concretamente la Dirección General de Universidades, no piensa en el bien general ni en el servicio público sino única y exclusivamente en un afán recaudatorio que acaba en frustración y desolación para muchos profesionales que se sienten engañados tras invertir un dinero en formación”, apostilla la decana del CPPA.

Asimismo, el CPPA exige a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que vuelva a permitir que los periodistas en posesión de dicho Máster o del Curso de Adaptación Pedagógica (CAP) impartir clases de Lengua y Literatura en los centros privados y concertados, así como que puedan participar en las convocatorias de bolsas ordinarias y extraordinarias abiertas por la Junta de Andalucía. Igualmente, el CPPA solicita al Ministerio de Educación que modifique el Real Decreto 665/2015 que impide a los periodistas dar clases de Lengua y Literatura, algo que se hacía con normalidad antes de 2010 en todo el territorio español.

La no aplicación de la normativa estatal por parte de la Junta de Andalucía hasta el curso 2016-2017 hizo que los periodistas que tuvieran el CAP o el MAES pudieran impartir clases de Lengua Española y Literatura, tanto en los centros privados y concertados como en los públicos, estos últimos tras superar las oposiciones. Sin embargo, y aunque se ha respetado a aquellos periodistas que ya llevaban años dando clases antes de 2015, tras un compromiso público adquirido por la propia consejera, son numerosos los licenciados o graduados en Periodismo que han cursado el CAP o el MAES y ven ahora cómo son despedidos, cómo se les impide participar en las bolsas abiertas por la Consejería o cómo se les rechaza en los centros privados y concertados al no cumplir con la normativa.

El CPPA considera que estos periodistas sufren una triple traición: por parte de las universidades públicas andaluzas, que les ofertan un máster con el consiguiente “gasto inútil de dinero, esfuerzo, tiempo y frustración”; por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, “que aplica ahora una norma estatal que antes no cumplía y con la que dice no estar de acuerdo”; y por parte del actual Gobierno de España “que en su Real Decreto 665/2015 no incluye la licenciatura o grado de Periodismo como titulación necesaria para dar clases de Lengua española y Literatura”. Y todo ello a pesar de que el propio Gobierno central, apoyándose en la ley europea, la Directiva 2005/36/CE, permitió a una periodista ejercer en la Unión Europea la docencia en Lengua Española y Literatura creando así un precedente que ahora no aplica en al ámbito nacional.

“Por todo ello, desde el Colegio de Periodistas de Andalucía solicitamos que los periodistas en posesión del MAES en la especialidad de Lengua Española y Literatura o el CAP puedan volver a ejercer la labor docente para la que dicho máster y curso de adaptación pedagógica les capacita”, ha señalado Eva Navarrete.

La encrucijada del periodismo y el relato ilusionante del periodista Jon Sistiaga protagonizan la apertura del curso en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla

Ilusionante, dramática y conmovedora. Así ha sido la intervención del periodista Jon Sistiaga hoy en la apertura del nuevo curso académico de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. El periodista ha narrado a los estudiantes y al profesorado sus experiencias como reportero a través de una muy ilustrativa y gráfica presentación de su trayectoria profesional, donde el miedo y la empatía han sido palabras clave de un discurso motivador en el que no han faltado alusiones a los conflictos más destacados de la historia reciente, incluyendo el de Cataluña.

El acto de inauguración ha estado presidido por la vicerrectora de los Servicios Sociales y Comunitarios de la Universidad de Sevilla, Ana López, que ha estado acompañada por Manuel Garrido, secretario de la Facultad de Comunicación, Mar Ramírez, decana de la Facultad, y el profesor catedrático del mismo centro, Francisco Sierra, que ha sido el responsable de presentar al ponente. En sus intervenciones, los representantes universitarios han hecho referencia, un año más, a la difícil situación del Periodismo y a sus ya conocidos males, –precariedad, límites de la libertad de expresión, mercantilización de la información, Internet–, a la vez que se han referido a los recortes que afectan al desarrollo profesional de los investigadores y profesores universitarios y que acaban revirtiendo en la calidad de la docencia.

Por su parte, Sistiaga, licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco, ha centrado su discurso en la descripción de su propio trabajo que ha definido como más cercano al «periodismo romántico» que al reporterismo de guerra por el que es conocido. En su intervención, ha facilitado al auditorio las que considera herramientadas básicas para un periodista que trabaje en zonas de conflicto, como son la honestidad y la neutralidad junto a la ética o la propia supervivencia del profesional para poder contar la realidad de los más débiles o los testimonios de los personajes más controvertidos. También se ha referido a la curiosidad que ha de mover a los aspirantes que inician el curso o la habilidad que han de desarrollar, a través de la formación que van a adquirir en la Universidad. El miedo y la empatía se han convertido en el centro de una conferencia inaugural muy motivadora que seguro habrá despertado la vocación de los presentes.