Logo CPPA

Carta al presidente del Gobierno

Estimado Presidente,

desde hace unos meses, recibimos por distintos canales, de forma directa o indirecta, una especie de “llamada de auxilio” desde su partido y en su nombre propio, para luchar contra los “pseudomedios” y “pseudoperiodistas” que de forma recurrente “boicotean” las ruedas de prensa del Gobierno o luego tergiversan la información, creando falsas realidades y manipulando a la opinión pública, en pro de una posición ideológica u otra.

Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, queremos trasladarle nuestra honda y profunda preocupación por la lamentable e indigna situación que atraviesa el periodismo en nuestro país y los nulos o escasos apoyos que corporaciones de derecho público como la nuestra reciben por parte de quienes ejercen el poder legislativo y tienen la competencia y la capacidad para paliar esta situación.

Los ejemplos son tan numerosos y evidentes que seguro que los conoce; tanto, que esto ha provocado su reciente carta a la ciudadanía motivada, en parte, por una denuncia basada supuestamente en una información falsa difundida por esos que ustedes llaman “pseudomedios” y “pseudoperiodistas”. Le rogamos, en primer lugar, que no utilice la palabra periodista para referirse a estas personas. Y le invitamos, en segundo lugar, a que avance en los pasos necesarios para la aprobación de la Ley de Creación del Consejo General de Colegios de Periodistas. Le explicamos por qué.

En el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, tenemos claro lo que significa nuestra profesión; la Ley de Creación, aprobada por unanimidad por el Parlamento de Andalucía en el año 2012, declara expresamente que “Con la creación del Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía, que responde al modelo de adscripción voluntaria, se contribuirá a una mejor defensa de la observancia de las reglas y código deontológico de la profesión, esto es, el conjunto de normas específicas de la profesión, y que redundará en un mejor servicio a la ciudadanía en general, en un mayor nivel de exigencia de competencia y de calidad en el desempeño del trabajo por parte de los profesionales”. También dicen nuestros Estatutos que entre los fines de la institución está “La defensa, de acuerdo con el artículo 20.1 de la Constitución Española, de los derechos a la libertad de información y de expresión garantizados a todos los ciudadanos (…) así como “ Controlar que la actividad de las personas colegiadas se sometan a las normas deontológicas del periodismo”.

Las falsas noticias, no son noticias, simplemente son mentiras; no todas las publicaciones digitales, son medios periodísticos (le invitamos a revisar el Registro Oficial de Medios Digitales de Andalucía, ROMDA y los criterios para ser incluidos); un periodista ha de regirse en el ejercicio de su profesión por el Código Europeo de Deontología del Periodismo-Consejo Europa y el Código Deontológico de la Profesión Periodística. La veracidad, la comprobación de las fuentes, la honestidad, el respeto a los principios constitucionales, la Carta de los Derechos Fundamentales de Unión Europea o la propia Declaración Universal de los Derechos Humanos, junto con la formación que los estudios universitarios de Periodismo y Comunicación transmiten a los futuros periodistas, han de conducir el Periodismo. La libertad de expresión no es lo mismo que el derecho a la información, no están reñidos, pero no debemos confundirla. El Periodismo es un servicio público esencial para la democracia, pero para que esto continúe siendo así, los periodistas necesitamos instrumentos para hacer valer los principios que nos definen y garantizar un derecho que nos pertenece a toda la ciudadanía.

Finalizamos con un recordatorio y una nueva solicitud. Lo primero, hemos solicitado en incontables ocasiones la aprobación de la Ley de creación del Consejo General de Colegios Profesionales; su ministro de la Presidencia, Félix Bolaños se reunió con nuestra Junta de Gobierno hace poco más de un año y se comprometió a dar pasos en este sentido: pedía unidad en la profesión pero saben ustedes bien que esta profesión no se reconoce ni a ella misma, gracias al intrusismo y al uso dañino y polarizante dado por algunos a las redes sociales y a las publicaciones digitales; pero los Colegios estamos de acuerdo en lo esencial y sabemos cuáles son nuestros fines. Lo segundo, la petición: inicie el proceso para la creación del Consejo General de Colegios de Periodistas. En España hay 11 Colegios Profesionales de Periodistas, Andalucía (da cobertura a Ceuta y Melilla), Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Castilla y León, Galicia, País Vasco, La Rioja, Murcia y Navarra; todos tienen el respaldo de una Ley aprobada por sus parlamentos autonómicos. Sin este instrumento difícilmente podremos revertir la situación y recuperar el periodismo en nuestro país y la garantía que supone para toda la ciudadanía.

LA JUNTA DE GOBIERNO DEL COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA