La Demarcación de Almería del CPPA condena la expulsión de una periodista del pleno del Ayuntamiento de Albox ordenada por su alcalde

La Demarcación de Almería del Colegio de Periodistas de Andalucía (CPPA) ha condenado la actuación del alcalde de Albox (Almería), Francisco Torrecillas, que en el pleno de la corporación celebrado el pasado lunes, ordenó la expulsión de la periodista, Francisca Martínez, del salón de sesiones municipal siendo escoltada por la Policía Local hasta fuera del recinto.

Los hechos se sucedieron en el desarrollo de un pleno extraordinario, donde el alcalde, cuando se estaba refiriendo al tema del parque de bomberos de la comarca, se dedicó a criticar duramente la labor del medio para el que trabaja Francisca Martínez. Concluido este punto, la periodista retiró su grabadora de la mesa presidencial diciéndole al alcalde: “Quiero que sepa que es usted un mal educado”. El primer edil respondió a este mensaje, ordenando la expulsión de la sala de la periodista que salió escoltada por la policía municipal, quien tomó y anotó los datos personales de la periodista para abrir denuncia.

Desde la Demarcación de Almería del CPPA junto con la Asociación de la Prensa de Almería rechazamos firmemente la actitud del alcalde con esta periodista, que estaba en el ejercicio de su profesión, mientras que el alcalde criticaba duramente al medio donde trabaja la periodista.

De igual manera nos solidarizamos con Francisca Martínez, una periodista íntegra y rigurosa, que desarrolla su labor en el Grupo La Comarca y como corresponsal del Diario de Almería. En este sentido, animamos a la periodista a plantear una queja formal ante el CPPA con el objeto de abrir expediente y analizar la situación vivida.

Por otra parte, hay que recordarle al primer edil que cuando un político o cualquier persona no estén de acuerdo con la información de un profesional o medio, en lugar de usar tribunas públicas, tienen otras herramientas a su alcance como puede ser la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE, o, incluso, los tribunales de justicia.

De igual manera, condenamos ciertos comentarios del alcalde Torrecillas en redes sociales. Con frases como: “Dejen de dar lecciones de funcionamiento democrático y preocúpense de los problemas de los vecinos. Tienen ustedes y la periodista la ‘piel muy fina’, me reitero, ese medio es un folletín”. O, esta otra: “Lo que le tiene que preocupar a Paqui es el informe de la Policía por si se le puede aplicar la ley y le puede caer una buena desde la Subdelegación del Gobierno”.

Con total firmeza también condenamos las declaraciones de otros políticos poniendo en tela de juicio informaciones veraces de periodistas, como ha ocurrido recientemente en la zona del Levante almeriense. Los políticos de forma especial están obligados a respetar y facilitar la labor profesional de los informadores.

Esperamos y deseamos que el alcalde albojense rectifique, se atenga a razones y no protagonice más actos, desde el punto de vista de esta Demarcación, «deplorables» como el sucedido en el último plenario.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] ‘periodismo ciudadano’. Con ejemplos tan graves como los acaecidos la semana pasada durante un Pleno municipal del Ayuntamiento de Albox, cuando una compañera ha sido expulsada del mismo escoltada por la policía municipal, y así lo […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *