El CPPA insta a los medios a redoblar esfuerzos para trasladar a la sociedad el por qué de todas las formas de violencia hacia las mujeres

El Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía insta a los medios de comunicación a redoblar esfuerzos para trasladar a la sociedad el por qué de todas las formas de violencia contra las mujeres. Si queremos ofrecer un periodismo de calidad no es suficiente con informar sobre los asesinatos que produce el terrorismo machista, debemos indagar en sus orígenes, sus motivos y sus consecuencias como generadores que somos de opinión pública.

El periodismo ejercido desde el rigor y el compromiso con los valores constitucionales y con los Derechos Humanos, no puede ser neutral frente a las violencias que sufren las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Este grave problema estructural que atañe a la sociedad entera exige de los y las profesionales del periodismo formación suficiente como para trasladar que el sujeto de la noticia en un asesinato machista es el agresor y no la víctima cuya intimidad debe estar protegida tal y como dicta el articulo 63 de la ley contra la violencia de género.

Aunque se ha avanzado bastante en el tratamiento informativo de la violencia sexista debemos seguir mejorando, dedicando una mayor atención a las sentencias que dictan los tribunales de justicia sacando a la luz los delitos cometidos por los agresores, por los maltratadores.

Son muchas las distintas formas de violencia contra las mujeres, una de ellas es el acoso sexual o profesional, que también sufren muchas periodistas. Según un informe publicado por la Unesco en el marco de la Conferencia Mundial Mundial de la Libertad de Prensa de este año, el 73 por ciento de las mujeres periodistas encuestadas dijeron haber experimentado violencia a través de internet en el curso de su trabajo. El 25 por ciento recibieron amenazas de violencia física. El 18 por ciento experimentaron violencia sexual. El Colegio de Periodistas urge a las empresas a implantar las medidas necesarias para evitar este tipo de abusos contra sus trabajadoras, apelando a la normativa sobre Igualdad y Prevención de Riesgos Laborales.

Tambien nos adherimos a la petición de ONU Mujeres que insta a los gobiernos, sociedad civil y medios de comunicación a unir fuerzas para abordar la pandemia mundial de violencia contra las mujeres y las niñas.